El sistema oriental de los 6 sonidos curativos

Los 6 sonidos curativos (en chino, Liu Zi Jue) son 6 sonidos: Xu, He, Hu, Si, Chui y Xi cuya frecuencia de onda consigue una resonancia con cada uno de los diferentes órganos del cuerpo y equilibra así la energía vital (Qi) y del cuerpo entero. Es un sistema originario de las primeras culturas chamánicas que utilizaban el sonido, los cantos, las danzas y la música con fines curativos.

Sonido

Órgano

Color

SHIIII
como indicando silencio
labios en suave sonrisa
(pinyin: XU)


Hígado / Vesícula Biliar

Intención en los ojos
(abiertos como platos)

 

Verde

JAAAA
como Jarrón
labios entreabiertos
(pinyin: HE)

 

Corazón / Int. delgado
Intención en la lengua

 

 

Rojo

JUUUU

como Julio
labios redondeados en “o”

(pinyin: HU)

 

Bazo/Estómago
Intención en los labios y boca

 

Amarillo

ZZZZZ

como el zumbido de mosquito
suave sonrisa

(pinyin: SI)

 

Pulmones / Int. grueso
Intención en la nariz

 

Gris

CHUEIIII

como Chulo
forzar sonrisa hasta orejas

(pinyin: CHUI)

 

Riñón / Vejiga
Intención en las orejas

 

Azul

SIIIII

como Silla
labios suavemente hacia atrás

(pinyin: XI)

 

San Jiao / Pericardio
Intención en todo el cuerpo vibrando

 

 

Todos a la vez

 

 

El Qi Gong de los seis sonidos es un ejercicio para la curación, mejora la energía, (Qi), la sangre y la mente; es antiquísimo, y se utiliza para sanar las enfermedades de los órganos y para aumentar la longevidad; es un Qi Gong en el que confían los grandes maestros de la medicina tradicional china.

Consejos comunes a todos ellos; el ejercicio, a pesar de lo que pueda parecer comienza con la expiración, que sirve para sacar del cuerpo la energía negativa o perversa, entendiendo por tal, la que se suscita por una mala alimentación, o por condiciones climáticas adversas o extremas o por emociones que nos alteran. Una vez expulsada esta energía se inspira para recoger energía fresca, limpia (recordemos que el Qi Gong idealmente ha de ser practicado en la naturaleza). Se dice: si no se quita primero lo sucio no puede entrar lo bueno;

Al expirar meter el vientre, para sacar todo el Qi sucio, al inspirar hinchar el vientre, sin forzar, para introducir el Qi renovado.