LOS 72 NOMBRES DE DIOS - FUNDAMENTOS

Los 72 nombres de Dios no son palabras propiamente dichas, sino combinaciones de tres letras arameas que te conectan con una corriente espiritual infinita que funciona a nivel del ADN del alma. Los nombres te ayudan a liberar tus poderes divinos y lograr el control de tu realidad física.

De acuerdo con la Kabbalah, es en el relato bíblico del Mar Rojo, en el capítulo 14 del libro del Éxodo, donde los versículos 19, 20 y 21 relatan esta historia. Cada uno de ellos contiene 72 letras. Aquí se encuentra codificada y oculta una tecnología tremendamente poderosa, que se forma tomando una letra de cada versículo y armando así las 72 combinaciones únicas de las letras hebreas que crean una vibración espiritual que sirve como antídoto poderoso en contra de la energía negativa del ego humano y actúan como índice a unas frecuencias específicas espirituales.

Cada una de las tres letras tiene una función particular. La primera es una carga positiva, la segunda es una carga negativa y la tercera es un cable a tierra. Juntas forman un circuito de energía que se transmite directamente a tu alma. Simplemente mirando las letras, así como cerrando tus ojos y visualizándolas, puedes conectarte con esas frecuencias. Esta revelación es un paso hacia delante crucial en el trabajo de los eruditos kabbalistas a través de miles de años.