"LAS TUMBAS PRIVADAS DE TEBAS OESTE"

El sitio de Tebas Oeste se desarrolló relativamente tarde en la historia: recién a partir de la Dinastía XII (circa 2000 a. de J.C.), aunque se han hallado unas pocas tumbas del Reino Antiguo y la “ciudad de las Cien Puertas” – como la llamó Homero en su inmortal La Ilíada – es mencionada en los Textos de las Pirámides de la Dinastía VI. Cientos de tumbas se encuentran diseminadas en las faldas de las colinas que bordean el límite oriental del Desierto Líbico. La importancia superlativa de la ciudad está atestiguada por más de cincuenta sepulcros pertenecientes a los faraones, ubicados en el internacionalmente famoso Uadi Biban el-Moluk o Valle de los Reyes, que están fechados entre las dinastías XI y XX, cubriendo casi quinientos años de Historia. Frente a ellos, y a lo largo de la zona cultivable sobre el río Nilo, se encuentran sus templos funerarios o conmemorativos, sus “casas de millones de años”, como gustaban llamarlos; y, sumados a ellos, también hay incontables templetes privados. Por otro lado, el palacio de Amenofis III (Dinastía XVIII), está localizado al final de la zona sur del área, en Malqatta.

Existen más de seiscientas tumbas rocosas en Tebas Oeste, incluyendo las sepulturas reales, que han sido descubiertas y admiradas a través del tiempo, aunque muchas se han perdido completamente, tanto su decoración como su locación misma.

La cordillera occidental tebana se consideraba antiguamente el umbral entre esta vida y el más allá, y no solo sirvió de lugar de reposo eterno para los soberanos del Imperio Nuevo y sus familias sino también para muchos funcionarios de la administración , militares y sacerdotes. Las más de 500 tumbas privadas descubiertas hasta el momento  conforman, de norte a sur, las necrópolis de Dra Abu el-Naga, Asasif, Joja, Sheij Abd-el-Gurna, Gurnet Murrai y Deir el-Medina . Cada tumba tenía una parte accesible dedicada al culto funerario y otra no accesible y subterránea  para la momia y el ajuar funerario. El área de culto constaba de un patio y al menos una cámara excavada en la roca, a menudo en forma de T invertida con una sala transversal y otra longitudinal, ,un nicho para la estatua del difunto y una pequeña pirámide sobre la entrada. si la piedra caliza de las inmediaciones era de calidad , la decoración se realizaba en relieve, pero en casi todos los casos se limita a pinturas aplicadas sobre una capa de revoque aligerado con paja . El tamaño de la tumba indica la posición social de su propietario.

TUMBA DE REJMIRA

Rejmira fue un prominente cortesano que vivió durante la décimo octava dinastía del Antiguo Egipto. Fue Gobernador de la ciudad (Tebas), y llegó a ser chaty al final del reinado de Tutmosis III, entre los años 28 y 32, continuando en el puesto durante los primeros años de Amenhotep II.

Era miembro de una importante familia tebana, hijo del chaty del Alto Egipto Neferuben y de Bet. Su abuelo Ahmose Ametu y su tío Useramon fueron también chatys y gobernadores de Tebas. Estaba casado con Merit y tuvo varias hijas y un hijo.

Se describe a sí mismo como:

«El noble, el príncipe, el intendente de los intendentes, el hombre de los secretos, el que penetra en los santuarios, no hay puerta entre su dios y él. No ignora nada de lo que hay en el cielo, sobre la tierra o en cualquier parte de la Duat. Es el sacerdote Sem en Per-neser, el grande de los videntes en Per-Our, el más poderoso de todos los hombres.»

Su tumba es la TT100 de la necrópolis tebana de Abd el-Qurna, frente a Luxor. Se trata de un templo funerario pero no hay cámara funeraria: la tumba definitiva de Rejmira está en algún otro lugar.

La capilla, de unos 25 m, está excavada en la roca y tiene un atrio. El vestíbulo tiene 20 m de ancho, y de él parte un pasillo ascendente que lleva a la cámara principal. La decoración está bien conservada y constituye una importante fuente de información sobre el arte de este periodo. Poco después de su muerte algunas pinturas fueron destruidas, y otras lo fueron durante el periodo de Amarna.

La tumba da informaciones precisas sobre la función del chaty en las instituciones, las llamadas Instrucciones de Rejmira, uno de los principales textos sobre la administración egipcia, bien conocido por su presencia en otras tumbas. También hay pinturas sobre el pago de tributos en el Alto Egipto, sobre los ritos funerarios de la apertura de la boca y sobre la vida diaria. Rejmira está representado tanto en el ejercicio de su cargo, supervisando las obras de construcción y los talleres, y en escenas de ocio o familiares, al lado de su esposa Merit (La Amada) y de sus hijos. Una de las representaciones lo muestra ofreciéndole un ramo de flores al nuevo faraón Amenhotep II, en el momento de su acceso al trono de Egipto.

Champollion copió un dibujo de la tumba que representaba a semitas, en compañía de otros obreros egipcios, fabricando ladrillos y construyendo una pared.

TUMBA DE RAMOSE

Ramose (Nacido de Ra) fue un chaty del Alto Egipto que sirvió bajo Amenhotep III y Ajenatón. Miembro de una influyente familia, se conocen por inscripciones en su tumba los nombres de algunos familiares:

Su madre: Ipuia,

Al ser su hermano el hombre de confianza de Amenhotep III, éste le nombró Jefe de los divinos profetas del Alto y Bajo Egpto, cargo que antes ocupaba el Sumo sacerdote de Amón, como parte de su política de quitar el poder al clero de Amón. A pesar de ello, y de seguir en el cargo durante el reinado de Ajenatón, Ramose no fue objeto de damnatio memoriae tras la caída del atonismo, quizá porque abandonó Amarna a tiempo. De hecho, es uno de los pocos funcionarios de alto rango del que se conoce su tumba.

TUMBA DE SENNEFER

Sennefer era alcalde de Tebas durante el reinado de Amenophis II.

Su tumba está situada en Sheikh Abd el-Qurna bajo la denominación TT 96,en la necrópolis tebana, en la orilla oeste del Nilo, frente a Luxor. Su vida se conoce principalmente por su notable tumba pintada en la orilla oeste de Luxor.

El lugar de enterramiento de Sennefer es conocido como la Tumba de las Viñas por tener el techo decorado con parras y racimos de uva. Esto se debe a su rasgo más distintivo - el techo de la cámara principal está íntegramente pintado con racimos de uvas. El efecto hace que los espectadores sientan que están mirando hacia arriba bajo el dosel de un viñedo fresco. No es de extrañar que más orgulloso título Sennefer es el de supervisor de los jardines de Amón. También hay una relación entre el dios Osiris representado en la tumba y el vino.

Se entra a la tumba por medio de un túnel que se abre en una cámara bajo cubierta con decoración pintada. Esta pequeña cámara muestra a Sennefer entrando en el inframundo, con sirvientes que llevaban cajas y una cama para su tumba. A la cámara funeraria principal se llega a través de una puerta custodiada por chacales. Sennefer, se muestra en los pilares de su tumba con un amuleto en forma de un corazón doble, inscripto con el nombre de su soberano. Esto indica su lealtad a su rey, y su posición como uno de los favoritos. Algunas veces aparece con el amuleto de plata y otras veces de oro. Casi siempre aparece acompañado por su esposa Merit o por alguna de sus hijas como Muttuy, la mayor, que era cantora de Amon

La pared del sur muestra el cortejo fúnebre. La pared norte muestra Sennefer y su esposa adorando a Osiris y Anubis, además la cámara de embalsamamiento, y la purificación de Sennefer y su esposa Merit por un sacerdote del templo funerario de Tutmosis III.

El techo tiene tres líneas de jeroglíficos , dos entre los pilares, y otras líneas de texto en la parte superior de tres de los pilares.

Los pilares muestran escenas de ofrendas de Merit , con mirra , comida, y flores de loto a Sennefer.

Hay escenas que muestran a Sennefer sentado a la sombra de los árboles frente a una mesa.


En la siguiente escena vemos referencias al libro de los muertos. Sennefer aparece sentado y bajo el trono hay un sennet con un texto en honor a Amon Ra. En este contexto el juego adquiere un valor ritual funerario. A la derecha de la escena hay una parte restaurada en la que antiguos ladrones excavaron en la pared en busca de otra cámara.

TUMBA DE MENENA

El escriba Menena aparece en esta pintura de su tumba -num. 67 de Tebas- junto a su familia cazando patos, unos animales que representan en la simbología egipcia a los demonios vencidos. Dos peces colocados vertical y paralelamente simbolizan las almas de los difuntos ascendiendo, mientras que la hija del escriba, también en la barca, recoge nenúfares del agua. Segadores y espigadores también forma parte de la decoración.

La tumba de Menena (núm 97 de la necrópolis de Tebas) aparece decorada con temas de trabajos agrícolas. En este caso, observamos a hombres de tez oscura portando el trigo ya maduro, en una escena en la que los escasez cromática permite centrar la atención en la estudiada composición del dibujo.

TUMBA DE NADJT

Se puede decir sin miedo a exagerar que, pese a su pequeño tamaño, la Tumba de Nadjt (TT 52) -o Nakht en ingles- es uno de los mejores ejemplos de diseño y de decoración pictórica de un hipogeo del Imperio Nuevo. Fue descubierta en 1899 cerca de la aldea de Sheik ´Abd el Qurna, metida en la falda de las montañas del oeste de Tebas, más abajo de la ladera en la que se enterraron los grandes dignatarios de la Dinastía XVIII. Ello sugiere que Najt era un funcionario de rango medio. De hecho los únicos títulos que se le atribuyen en los pocos textos que aparecen en la tumba son los cargos no muy significativos de escriba y de "sacerdote horario de Amón". Ninguna otra fuente lo menciona. Por tanto, ha tenido que ser el estilo de las delicadas pinturas que la decoran lo que ha llevado a los egiptólogos a fechar la tumba alrededor del reinado de Tutmosis IV (1400-1390 a. C.).

Planta de la Tumba de Nadjt . Resumen iconográfico.

La tipología de la tumba es la paradigmática para un funcionario de la Dinastía XVIII. Había una parte accesible, dedicada al culto funerario y otra sepultada para la momia y el ajuar funerario. El área de culto constaba de un patio delantero abierto que lleva a una sala transversal excavada en la roca de 5 metros de ancho por 1,5 metros de profundidad, donde se encuentran las pinturas. Transversalmente sale una sala longitudinal, sin pintura, donde se ubicaba un nicho para la estatua del difunto y un pozo cegado que llevaba a la cripta o zona de enterramiento propiamente dicha. Parecida disposición tienen otras conocidas tumbas de las necrópolis de Tebas como la de Nebamun (pinturas en el museo Británico), Rejmire (TT100), Ramose (TT55), Sennefer (TT96), Menena (TT 69) o Userhat (TT56).

Las pinturas que encontramos en el hipogeo son de las más bellas y mejor conservadas de Egipto, como podemos ver en el vídeo que reconstruye el monumento. Son imágenes rituales, arquetípicas de cualquier tumba, pero de una calidad excepcional. Sólo se echan en falta las escenas de momificación y del libro de los muertos, tal vez porque serían las que irían en la sala que no llegó a decorarse. Este es el resumen iconográfico de las mismas.

Tumba de Nadj. El funcionario Nadj y su esposa Tawi.

Tumba de Nadj. Tareas agrarias y ofrendas de la tierra.

Nadjt cazando y pescando en los juncales del Nilo.

La mujer de Nadjt con un patito en la mano.

Tumba de Najt. Fiesta del valle. Señoras con perfumes y flores y una sirvienta.

Tumba de Nadjt. Músicas y bailarina.

Es la representación del disfrute de la vida incluso más allá de la muerte.

 

TUMBA DE USERHAT

Userhat fue un escriba en el Antiguo Egipto que vivió y trabajó en Tebas durante el reinado de Amenhotep II. Durante su infancia, se había criado como niño de la guardería real (niño de Kep), por lo que es probable que llegase a ser un amigo cercano del rey.

Contaba con los títulos de "gran confidente del señor de las dos tierras", "supervisor de los rebaños de Amón" y "sustituto del primer heraldo" y su función más importante era la de "contable del pan", en concreto, "escriba del censo del pan del Alto y Bajo Egipto", pero, sin embargo, la mayoría de las veces se refería a sí mismo sólo como "escriba".

Estaba casado con Mutneferet que llevaba el título de "ornamento real", que se correspondía con "dama de honor".

Tuvo un hijo, Usi, que aparece representado como sacerdote sem en su tumba y dos hijas, Henut-Neferet y Nebet-Tauy.

Su tumba, la TT56 está situada a los pies de la colina de Sheij Abd el-Qurna, formando parte de la necrópolis tebana, en la orilla oeste del Nilo. Por la calidad, composición y colorido de sus pinturas, está considerada como una de las mejores tumbas no reales del Imperio Nuevo.

Userhat llevaba el mismo nombre que la barca procesional del dios Amón