"MENFIS Y SUS NECRÓPOLIS"

Sic transit gloria mundi (así pasa la gloria de este mundo). Ninguna otra afirmación podría describir con mayor acierto la situación actual de la antigua capital de Egipto, ya que queda muy poco del antiguo esplendor de esta metrópolis. En medio de un palmeral no muy alejado de la aldea de Mitrahina (a unos 20 Km al sur de El Cairo), se puede visitar algunas estatuas reales colosales, la gran esfinge de alabastro, los talleres de embalsamamiento de los toros Apis y los restos del gran templo de Ptah. Menfis se fundó en el periodo predinástico como fortaleza real, y fue el centro indiscutible del país durante el Imperio Antiguo. Era la capital del primer nomo del Bajo Egipto y estaba situada en la convergencia entre el Alto y el Bajo Egipto, por lo que también se la conocía como "la balanza de los dos paises". El nombre griego de Menfis proviene de Mennefer-Pepi (VI dinastía) . La turbulenta historia de la ciudad se prolongó hasta los siglos XII/XIII, cuando decayó definitivamente por el persistente robo de piedras para las construcciones de El Cairo. Las excavaciones modernas en el núcleo antiguo están amenazadas por el fuerte incremento del nivel freático y por la creciente urbanización.

El Templo de Ptah-XIX dinastía- Hacia 1250 a.C.

Relieve del dios Ptah

El dios creador Ptah era venerado como divinidad principal de Menfis y formaba parte de la triada sagrada de la ciudad junto con la diosa con cabeza de león Sejmet y el dios de la flor de loto Nefertem. El santuario de Ptah fue uno de los mayores templos de Egipto, pero quedó deestruido por completo y ni siquiera es posible adivinar su planta. Hasta el momento, tan solo se ha podido reconstruir de forma aproximada la enorme sala occidental de Ramsés II, que daba acceso al recinto del templo. Detrás de un pilono de 74 m de anchura se habría una sala hipóstila con 16 columnas papiriformes, dispuestas en cuatro hileras en el centro y rodeadas de columnas más bajas. En dirección este se levantaba el verdadero templo, de más de 300 m de longitud, que fue admirado por todos los soberanos importantes desde los tiempos del Imperio Antiguo. Durante la época ptolemaica se rodeó todo el recinto con una colosal muralla de forma trapezoidal(630 x 480 m como máximo).

LA ESFINGE DE ALABASTRO - XVIII dinatía- hacia 1420 a.C.

Las formidables dimensiones del templo de Ptah requerían una ornamentación escultórica de idéntica magnitud, tanto en los pilonos como en los patios. En el jardín monumental de Menfis se encuentra la colosal esfinge de alabastro descubierta en 1912 por el famoso arqueólogo W.M. Flinders Petrie no muy lejos del emplazamiento que ocupa actualmente. El intenso deterioro del costado derecho de la esfinge es consecuencia de la acción prolongada de las aguas subterráneas. La cabeza del faraón está envuelta en un tocado real con uraeus, mientras que su barbilla se adorna con una barba divina trenzada. La datación de la esfinge se basa exclusivamente en criterios estilísticos, debido a que ésta carece de inscripciones en el pecho o en el pedestal. Se supone que su propietario fue Amenofis II (monarca perteneciente a la XVIII dinastía) . Es probable que esta esfinge tuviera una pareja y que ambas flanquearan el eje del templo en el patio o en la entrada.

REFERENCIA DIDÁCTICA

William Matthew Flinders Petrie

Sir William Matthew Flinders Petrie, FRS (Charlton, 3 de junio de 1853 – Jerusalén, 28 de julio de 1942) fue un importante egiptólogo británico, pionero en la utilización de un método sistemático en el estudio arqueológico. Ocupó la primera cátedra de Egiptología en el Reino Unido, y realizó excavaciones en las zonas más importantes de interés arqueológico de Egipto, como Naucratis, Tanis, Abidos y Amarna. Algunos consideran que su descubrimiento más famoso es la estela de Merenptah,una opinión con la que el propio Petrie estaba de acuerdo.

Flinders Petrie era nieto del capitán Matthew Flinders, explorador de las costas de Australia. Su familia se encargó de sus primeros estudios.

Los primeros pasos en arqueología los dio en monumentos prehistóricos de su país, incluyendo a Stonehenge. Visitó Egipto en 1880, inspirado por el astrónomo escocés Charles Piazzi Smyth (que buscaba en las dimensiones de la Gran Pirámide una verdad divina desconocida), aunque pronto desechó esas fantasías.

En los años siguientes excavó en sitios como Abidos o Amarna. En noviembre de 1884 accedió a un puesto en el Egypt Exploration Found (actualmente Egypt Exploration Society), reemplazando a Édouard Naville.

Trabajó por su cuenta a partir de 1887 y estableció el Egyptian Research Account en 1894, vinculado a la British School of Archeology en Egipto. Volvió a colaborar con la Egypt Exploration Fund de 1896 a 1933.

De 1892 a 1933, Petrie fue el primer Edwards Professor of Egyptian Archaeology and Philology del University College de Londres, cátedra fundada por Amelia Edwards. En 1913 vendió al University College su colección personal de antigüedades egipcias, actualmente en el Petrie Museum of Egyptian Archaeology.

Desde 1926 sus estudios se centraron en Palestina, donde excavó varios lugares fronterizos entre Egipto y Canaán, como Tell el-Hesi, que identificó erróneamente con la antigua Laquís.

Escribió más de mil libros, artículos y reseñas, y fundó Ancient Egypt. Su colección de antigüedades egipcias se encuentra en el Museo Petrie del University College de Londres.

Entre sus triunfos destacan su sistema de datación por secuencias (datación relativa a partir de los estilos de alfarería hallados en diferentes sitios), el salvamento de las arcaicas tumbas reales de Abidos, los estudios de escritura protosinaítica y el hallazgo de las joyas de El-Lahun.

Examinó someramente la pirámide de Seila (cuarta dinastía), ubicada entre el gran oasis de El Fayum y la ribera occidental del Nilo.

Sir Flinders Petrie murió el 28 de julio de 1942 en Jerusalén y fue sepultado en el Cementerio Protestante.

ESTATUA COLOSAL DE RAMSÉS II - XIX dinastía- hacia 1250 a. C.

La intensa actividad constructora llevada a cabo en el recinto del templo de Ptah durante el reinado de Ramsés II se completó con la realización de toda una serie de estatuas colosales del monarca, hechas con distintos tipos de piedra. La existencia de esta estatua erguida del rey (con 13,50 m de altura original) se conocía desde el siglo XIX, pero no se desenterró por completo hasta 1888. Hoy se exhibe tendida sobre la espalda en un edificio moderno. Está labrada en una variedad de caliza compacta y se encuentra entre las mejores esculturas de bulto redondo de Ramsés II gracias a su gran calidad.

Conjunto escultórico de Ramses II con Ptah y Sejmet- XX dinastía-hacia 1250a.C.

Ramsés II representó la naturaleza divina de su condición de soberano en numerosos grupos escultóricos en los que el faraón tiene idénticas dimensiones que las divinidades que lo acompañan. Esta triada de granito rojo (aprox. 3,80 m de altura) le equipara a Ptah y Sejmet, las dos deidades principales de Menfis.

Casa de embalsamamiento de los toros Apis - Periodo tardío-Siglos VII-IV a. C.

Dentro del recinto del templo de Ptah estaba situado el santuario de los toros Apis, que albergaba al animal venerado como un dios. No se ha descubierto ningún resto arqueológico del santuario, pero si que se ha encontrado la casa de embalsamamiento anexa. Ésta consta de diversas estancias, con lechos de calcita para el embalsamamiento de animales de distintos tamaños; uno de ellos se ha datado en la XXVI dinastía por llevar grabado el nombre del rey Neco. Tras la muerte de un Apis, el cuerpo del animal se momificaba aquí y se enterraba en el Serapeum de Saqqara.