PRÓLOGO

Es mi deber advertirles : ¡Cuidado con Egipto! , es un áspid para el espíritu que muerde dulcemente con sus afilados colmillos envenenados por una pócima que hace que los venturosos hombres y mujeres que pisan sus ardientes arenas, inadvertidos de tal peligro, queden prendados de un encantamiento (Que en ningún caso puede curarse completamente) que cuenta con un solo antídoto,  : Conocer y aprender más y más sobre esta portentosa Civilización.

Cuando pisé por primera vez sus arenas como un alegre y confiado turista, desconocía este latente peligro. Estaba aliviado porque había conseguido convencer a mi esposa para realizar aquel largo viaje. Apoyado astutamente por el cebo encubierto de un crucero fluvial y a sabiendas de que del último crucero que realizamos por el Mediterráneo había quedado totalmente satisfecha y encantada.

No las tuve todas conmigo hasta que pisé el asfalto del aeropuerto de Asuán después de cuatro horas de vuelo desde Madrid, pero, ya estaba allí respirando el aire cálido del desierto a todo pulmón, cuando fuimos llevados en un buen autobús hasta la veterana motonave que sería nuestro centro de operaciones durante los próximos días...El sabor de las especias de la cena me envenenó ya con los primeros síntomas, el olor a madera del camarote y el electrizante ambiente que se respiraba de estar a punto de empezar una maravillosa aventura, no nos abandonó durante todo el tiempo en que recibimos el detalle de (Todas) las excursiones en las que íbamos a participar....

...Dadas las altas horas de la noche en que estábamos y el poco tiempo de descanso (dos horas) que nos quedaban antes de iniciar el viaje,  pasamos al camarote a descansar, todo ello, sin ser plenamente conscientes de las maravillas que el futuro depararía a nuestros cansados ojos... (Sigue...)

Y aquí estoy, intentando poner orden en lo que pude contemplar , recordando y aprendiendo, más y más, sobre lo que admiré maravillado y abrumado bajo aquel ardiente sol egipcio. Ahora,  inevitablemente embrujado por la pócima del áspid, me encuentro compulsivamente extasiado en el recuerdo de su vibrante cultura, historia y elegante belleza... Pensando, obsesivamente, en volver, una vez más, a navegar río abajo por el Nilo infinito..."bordeando la Eternidad" ...

Deseo señalar que el relato contenido en esta Web tiene únicamente el fin de ser un humilde testimonio de esta antigua y portentosa Civilización, sin ningun oculto deseo de índole lucrativo , que no tiene ninguna intención de vender nada a nadie y que no incluye ninguna clase de publicidad ni ningún tipo de archivos informáticos intrusivos, al tiempo que alberga y es altamente portador de un fuerte sentimiento de solidaridad con esta gran Nación que, en estos momentos de la historia, es victima económica del temor que causa en los visitantes la convulsión de los últimos acontecimientos en toda la zona oriental mediterránea, y que por ello, se resiente profundamente. En la certeza absoluta de los inmensos beneficios que reporta el turismo al necesario desarrollo de esta Nación, me siento plenamente consciente del sufrimiento que inflige esta gran merma económica en el bienestar de aquellos herederos de la grandeza de los Faraones...Es en este escenario de conflicto que nace esta Web y por sentirme motivado por la inmensa deuda cultural que contraje con ellos al  haber tenido el enorme privilegio de gozar en persona de su infinitamente bella herencia cultural.

Construida, para no abrumar, en progresivos niveles de profundidad informativa y visual, sostiene paralelamente, la esperanza de poder ayudar en lo posible, a la imprescindible recuperación de sus merecidos niveles de paz y prosperidad para disfrute de las futuras generaciones, al tiempo de dar una amplia y suficiente visión de lo que ofrece este bello país a sus futuros visitantes  interesados en profundizar en el conocimiento de sus tesoros culturales.

Esta Web inacabable e inacaba, en perpetua expansión de contenido, presenta intencionadamente un aspecto inocentemente superficial, sin embargo, pronto se darán cuenta de que, a modo de excitante excavación arqueológica, profundiza y conecta, a través de sus distintos niveles con los múltiples aspectos y facetas relacionadas con el Antiguo Egipto y su anscentral sabiduría milenaria. (Sólo podrán desentrañarla provechosamente aplicando pacientemente su intuitivo talante explorador).

Esta Web mantiene una estructura que aspira a ser ligera y ampliamente versatil, lo cual le permitirá, desde el principio, permanecer alegre y voluntariamente en la superficie del conocimiento, e incluso, ¿Porque nó?, del entretenimiento (Tal como yo mismo a mi primera llegada a Egipto)... Pero, no lo dude, esto durará sólo hasta que, inevitablemente herido y embrujado por la mordedura del aspid, aspire "necesariamente" a mucha más información que, a no dudar encontrará, esperándole pacientemente agazapada, cual pócima redentora, en alguno de sus múltiples campos en permanente actualización ...

En otro orden de cosas deseo señalar que Egipto es el país más saqueado del planeta Tierra. A los antiguos ladrones de tumbas les sigue en la actualidad una moderna plaga en forma de expoliadores de imágenes, quienes, despues de disparar sus cámaras sobre cualquier bien cultural egipcio (Creyendo que  les asiste un divino derécho ¿? ) corren apresuradamente a la oficina de patentes de la propiedad artística para registrar en su personal beneficio material las imagenes fotográficas de un bien que es patrimonio, en primer lugar de los egipcios y por natural extensión Patrimonio de toda la humanidad... Esta indigna fórmula de apropiación es altamente censurable al tiempo que obviamente inutil, ya que, a través de los años, va en franco crecimiento exponencial el número de "ciudadanos del mundo" que han dejado de medirlo todo desde la métrica del propio beneficio visitando Egipto. Encuadran sus cámaras pacientemente, desde el mismo ángulo que el ansioso expoliador, (o quizas mejor) y disparan sus objetivos sobre el mismo bien cultural (Que les está esperando desde hace miles de años),  y lo hacen con instrumentos de cada vez mayor definición y detalle...Después suben las imágenes a la red para uso y disfrute de todos...Mi  más efusiva felicitación para ellos.

Hay algunos famosos foros sobre el tema que no han tenido continuidad de intercambios desde hace unos años. Viendo la disminución estadísitica del interés sobre el Antiguo Egipto, puede aparentar para muchos que solo fué una moda que está hoy en franca recesión. Mi punto de vista es totalmente opuesto: Observen que la actividad de este tipo de expoliador ha descendido progresivamente en intensidad depredadora a medida que aumenta la inseguridad por los ultimos acontecimientos desestabilizadores de esta zona geográfica que va haciendo gradualmente mas dificil la posibilidad de conseguir facilmente un lucro personal a medida que desciende en picado la posibilidad de comercializar algo relacionado con Egipto, y sostengo, sin ánimo de equivocarme, que volverán progresivamente a sus andadas a medida que el orden, la paz y la prosperidad vuelvan a hacer acto de presencia en este maravilloso pais....¡ Este es el gran amor que le profesan!...Por todo ello, esta Web ocupará su espacio virtual únicamente hasta la hora de ver cumplida la esperanza de un nuevo renacer de la prosperidad de Egipto y su merecida estabilización social...Despues, esta Web desaparecerá con la satisfacción de haber ayudado un poquito a ello.

Aunque las páginas que les presento tienen los fines antes descritos, les confieso secretamente, que su primordial objetivo encubre la misión de aliviar la maldición de los Faraones que "enfermó" mi intelecto, y las dejo como "incompleto" antídoto para los que, tras de mí... ¡ Felices dolientes !... caigan en las mismas redes...

 ¡ Cuidado con Egipto! ...