CRUZANDO EL DELTA DEL NILO

Con forma de abanico , la región del Delta de Egipto abarca el área de El Cairo al Mediterráneo. El río Nilo se divide en dos ramas en Qanater y luego fluye a las ciudades costeras de Rashid (Rosetta) y Damietta. La totalidad de las tierras del Delta están irrigadas por una red de afluentes y canales y se dice que es una de las más fértiles regiones agrícolas del mundo.

La ciudad de Qanater, a unos 16 kilometros al norte de El Cairo, es famosa por sus presas construidas en el siglo XIX, que dividen y controlan los canales del delta del Nilo por una serie de esclusas y canales que producen la fértil región que vemos hoy. La ciudad costera más importante, y que más a menudo es visitada por los turistas, es Alejandría, al oeste de la desembocadura del Nilo. De fácil acceso por carretera o ferrocarril desde El Cairo, las playas de la ciudad son un paraíso de vacaciones para los egipcios durante los calurosos meses de verano.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Los registros antiguos hablan de muchas ciudades y puertos importantes que florecieron en la región durante la larga historia de Egipto , aunque quedan pocos monumentos  para contar su historia. En el clima seco del Egipto superior los monumentos están en su mayor parte bien conservados, pero el clima húmedo y alto nivel freático del Delta ha hecho que en la tierra más cultivada de Egipto , el efecto de hacer que muchas de las antiguas estructuras desaparecieran bajo el arado. Grandes monumentos fueron saqueados una y otra vez por su riqueza de productos básicos de construcción y los edificios de piedra y adobe han desaparecido hace mucho tiempo en el clima húmedo del Delta. En las últimas décadas, sin embargo, la región del Delta se ha convertido en un foco para el trabajo arqueológico. Los sitios que se pensaba que eran de poco interés están comenzando a producir hallazgos y los monumentos que se cree que desaparecieron , ahora se están redescubriendo debajo de la superficie con la ayuda de los más modernos métodos tecnológicos.

Durante el Segundo Período Intermedio los gobernantes hicsos extranjeros trajeron el Delta a la fama mediante el establecimiento de su capital en Avaris en el delta del noreste. Estas personas, que eran originalmente inmigrantes asiáticos de Canaán, poco a poco se hicieron más y más fuerte hasta que dominaron el Bajo Egipto alrededor del siglo XVII aC, gobernando a través de señores vasallos. Ellos controlaban muchas de las rutas comerciales por tierra y mar desde su ciudad estratégicamente ubicada en el norte y pasaron a formar una alianza con los poderosos reyes de Kush (Nubia), hasta que la totalidad de Egipto cayó bajo su dominio. Durante más de un siglo los hicsos gobernaron por medio de una tecnología militar superior, posiblemente incluyendo la introducción del 'arco compuesto', el caballo y el carro de guerra - hasta ahora desconocido en Egipto. Los hicsos fueron finalmente expulsados por el rey tebano Kamosis al final del Segundo Período Intermedio, un acontecimiento que habría de conducir a la edad de oro de la dinastía XVIII y una nueva era en la historia de Egipto.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Durante muchos siglos, la capital de los hicsos de Avaris fue una ciudad perdida y sus antiguas murallas sólo se han descubierto en las últimas dos décadas por una expedición austríaca dirigida por el profesor Manfred Bietak, cerca del pueblo moderno de Tell el-Daba. Otras ciudades importantes del Delta también han sido re-excavadas más a fondo en los últimos años con la ayuda de la tecnología moderna. Hacia el norte-este de Tell el-Daba, más allá de la ciudad de Qantir, está el sitio de Per-Ramsés (Piramesse). Este fue el estado Delta de Ramsés II y la capital de la región durante la dinastía XIX y principios de la dinastía XX, después de lo cual fue abandonado, quedando poco en el lugar hoy. Más al noreste, cerca de la aldea de Sa el-Agar, está el antiguo sitio  de Tanis, famosa por los ricos enterramientos de reyes del Tercer Período Intermedio , capital del nomo 24 y una vez fué una de las mayores ciudades del Delta.

Cerca del pueblo de Zagazig en el Delta oriental está el sitio de Bubastis, el montículo de Tell Basta, que era el hogar de la diosa-gato Bastet y capital del nomo egipcio 18a. Su gran templo, que hoy en día no es más que un montón de escombros, se remonta al Imperio Antiguo y estuvo en los reinados de muchos faraones hasta el Tercer Período Intermedio. También hay un cementerio de gatos en Bubastis donde se encontraron muchas estatuillas de gatos de bronce en las galerías subterráneas.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Muchos sitios en el centro de Delta pueden ser visitados desde Zagazig (el-Zaqaziq), o de Tanta, que es la mayor de las ciudades del Delta. Extensos restos de un templo ptolemaico de Isis se pueden ver en Behbeit el-Agar, cerca de la ciudad de Mansura. Mansura jugó un papel importante en la historia temprana Islámica de Egipto en la época de las Cruzadas en el siglo XIII. No lejos de aquí, aunque difícil de encontrar, está el pueblo de Tell el-Rub'a, lugar de la antigua Mendes , donde los restos de un recinto del templo de la dinastía XXVI están todavía intactos. En el camino de regreso a El Cairo desde Zagazig o Tanta está la ciudad de Benha, y hacia el norte-este de aquí está el antiguo montículo de Tell Atrib (Atribis), donde algunas de las calles y las ruinas del templo se pueden ver. Hacia el noreste de Tanta está la aldea de Samannud y los restos de la antigua Sebennytos, mientras que hacia el noroeste, cerca de la localidad de Sa el-Agar está la antigua Sais, pero hay pocos restos en estos sitios.

La carretera principal de El Cairo a Alejandría atraviesa la superficie cultivada del delta occidental en el que la ciudad griega de Naucaratis yace. Los Colonos griegos utilizaban esta ciudad como un puesto comercial y centro de comercio durante el siglo VII antes de Cristo, aunque no hay mucho que ver en la actualidad.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Viajando hacia el noroeste, hacia Alejandría, llegamos a la ciudad de Damanhur, en el este de la cual está el antiguo emplazamiento de Buto en Tell el-Fara'in. Dedicado al culto de la cobra diosa Wadjet, este importante sitio consistió en tres montículos de ciudades y templos, ocupados desde el predinástico hasta la época romana.

También hay un camino del desierto hasta Alejandría que conduce a ella desde la carretera de las Pirámides de Giza. Esta es una ruta un poco más larga de la costa, pero los visitantes pueden desear ver el Wadi Natrun, con sus monasterios coptos establecidos en lo que fue un oasis cultivado. Cuatro de los monasterios que se pueden visitar están en Deir el-Amba Bishoi, Deir es-Suriani, Deir Abu Makar (St Makarios) y Deir el-Baramus. El natrón, la sal natural que se utilizaba en el proceso de momificación, vino de este valle en la antigüedad.

La ciudad y el puerto de Alejandría fueron  fundados en el sitio de una fortaleza egipcia, Rhakotis, en el año 331 aC por Alejandro, que lo convirtió en una parte vital del mundo helenístico. Posteriormente se convirtió en una de las ciudades más importantes del Imperio Romano, famoso por ser el hogar de Cleopatra VII y una gran ciudad de la cultura y el aprendizaje. En el siglo IV de nuestra era, Alejandría era un centro del cristianismo, más tarde fue conquistada por los musulmanes, y entró en declive con el establecimiento de una nueva capital en El Cairo. Hoy en día, la mayoría de sus estructuras antiguas se han perdido en el puerto o  debajo de los edificios de la ciudad moderna, a pesar de la gran cantidad de excavaciones que se ha producido en las últimas décadas, tanto en la ciudad como en el área bajo el agua de la bahía. Es larga la historia de conquistas extranjeras y su ubicación en la costa mediterránea ha dado a la ciudad un sabor cosmopolita, aún más europeo que egipcio.

La región del Delta ha estado siempre un poco aislada del resto de Egipto y el valle del Nilo. La gente del pueblo son diferentes, vestidas con ropa de colores brillantes y sombreros cónicos de ala ancha que rara vez se han visto influenciados por los visitantes extranjeros. Hasta hace pocos años los viajes heran restringidos y difíciles, pero los caminos ahora están todos abiertos.

DELTA CENTRAL

Tell el-Balamun

REFERENCIA DIDÁCTICA

La localidad de Tell el-Balamun se encuentra en el lado occidental del ramal de Damietta del Nilo en el centro del Delta, hacia la costa. Esta es la ubicación de un montículo enorme y relativamente intacto, que cubre la antigua ciudad de Sma-Behdet, la ciudad más septentrional del Egipto faraónico, llamado Paiuenamon durante el Imperio Nuevo y Diospolis Inferior por los griegos.

Howard Carter comenzó a trabajar en Tell el-Balamun en 1913, creyendo que era el sitio de una ciudad perdida, cuando se encontró evidencia de estructuras similares a los planes de otros templos en el Bajo Egipto. Su trabajo fue interrumpido y se fue a buscar tumbas importantes en el Valle de los Reyes, que culminó con su famoso descubrimiento de la tumba de Tutankamón. Carter dejó mapas y un informe de sus excavaciones en Tell el-Balamun y un tesoro de joyas de plata de Ptolomeo, que se encuentra en el castillo de Highclere, el hogar de Lord Carnarvon. No fue sino hasta la primavera de 1991 que las investigaciones de Tell el-Balamun fueron reiniciadas, lo que resultó en el descubrimiento de tres templos destruidos dentro de una enorme muralla de adobe. La expedición para encontrar la ciudad perdida fue dirigido por Jeffrey Spencer, quien con un equipo del Museo Británico hizo muchos descubrimientos emocionantes en el sitio durante varias temporadas de excavación.

Tell el-Balamun está en una zona inhóspita de terreno pantanoso y es por esta razón que el montículo se ha mantenido intacto,  protegido de los ladrones. En las primeras temporadas de excavación del equipo del Museo Británico se descubrieron las bases llenas de arena de los templos, encontrando varios nombres reales de los inicios de la fundación, con la datación más antigua de Shoshenq III Usermaatra Setepenre de la dinastía XXII y dedicado a un templo de Amón. El templo había sido desmantelado en la antigüedad y gran parte de la piedra reutilizada en otro lugar o quemado para hacer cal en el sitio. La evidencia de un segundo templo construido por Psamtek Wahibre durante la dinastía XXVI y un tercero por Nakhtnebef o Nectanebo I Kheperkare de la dinastía XXX fue encontrado en depósitos adicionales de la fundación. Los templos fueron encerrados dentro de enormes muros con puertas anchas y altas. El descubrimiento de una estatua de cuarcita dañada representa Ramsés II con Amón y Mut e inscrita con el nombre de la ciudad, Sma-Behdet, sugiere que también hubo templos anteriores en la zona.

El equipo ha puesto al descubierto más partes de la planta del recinto del templo, la localización de torres y avenidas de esfinges, patios y edificios auxiliares en este gran sitio. Partes de la zona de asentamiento que rodea el recinto que han sido investigados revelan restos de estructuras domésticas y cerámica que datan de los períodos tardíos y de Ptolomeo. Una estructura de adobe grande, que se cree que fué una fortaleza, está relativamente bien conservada.

Un trabajo reciente incluye la excavación de parte de un cementerio de la dinastía XXII y de las tumbas de albañileria al norte del recinto del templo, que han puesto de manifiesto algunos enterramientos conservados incluyendo ataúdes con cabeza de halcón.

Los informes de las excavaciones en Tell el-Balamun por Jeffrey Spencer fueron publicados en 1996 y 1999.

Tell el-Balamun se encuentra al oeste de la carretera principal entre Shirbin y Damietta en el centro de Delta.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Tell el-Fara'in (Buto)

Tell el-Fara'in ('Montículo de los Faraones') es el nombre de la aldea moderna, donde tres montículos cubren el sitio de la antigua Buto, capital del sexto Nomo del Bajo Egipto. Se encuentra ubicado en el centro de Delta hacia el noroeste de Kafr el-Sheikh.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Ha habido un gran interés arqueológico en Buto durante la última parte del siglo XX. Aunque Petrie había identificado los montículos en Tell el-Fara'in como Buto en el año 1888, los montículos no fueron debidamente evaluados o excavados hasta que Veronica Seton-Williams y Dorothy Charlesworth trabajaron allí para la Sociedad de Exploración de Egipto durante la década de 1960. Sus excavaciones se concentraron en los sitios de la ciudad y el templo, donde se revelaron muchos restos del Período Tardío, ptolemaico y romano, hasta que el trabajo se vio interrumpido por la guerra de Oriente Medio en 1967. El interés en el sitio se reanudó en 1983 con las excavaciones realizadas por el Instituto Alemán de Arqueología en El Cairo, cuando Thomas von der Way reveló un nivel de estratigrafía predinástico. Excavaciones alemanas continuaron hasta la década de 1990 bajo la dirección de Dina Faltings y más recientemente por Ulrich Hartung.

Buto era una ciudad muy antigua que fue ocupada continuamente en tiempos predinásticos por más de 500 años. En aquellos tiempos, cuando Buto estuvo probablemente mucho más cerca de la costa norte, la población se habría refugiado de la inundación de la planicie en la cima de las dunas de arena que han sido desde hace mucho tiempo enterrados por el aumento de sedimentos del Delta. El primer asentamiento en Buto, descubierto a 7m  por debajo del nivel del suelo moderno, se tradujo en una tarea difícil y peligrosa para los excavadores ya que el agua tenía que ser bombeada continuamente fuera del área.

Fue en estos niveles que se encontró que la cerámica indígena del Delta había sido sustituida gradualmente por la cerámica del Alto Egipto. Esto parece confirmar la ubicación semi-mítica de las ciudades gemelas Pe y Dep, la contraparte norteña de Hieracómpolis y el hogar de la cobra-diosa Wadjet que fue documentada en muchos textos antiguos como la deidad tutelar del Bajo Egipto. También sugiere vínculos con el período de formación del Estado, la unificación del Alto y Bajo Egipto, que parece coincidir con los edificios de adobe más tempranos del sitio. Al menos uno de estos edificios fue sugerido por von der Way de haber tenido un propósito de culto y un gran cuenco cerámico inciso con dos figuras de toros se encontró hundido en la tierra. Se cree que las "Almas de Pe 'pueden haber representado reyes predinásticos de la zona e impresiones del sello de arcilla  han sido encontrados dentro de los niveles protodinásticos.

Entre los dos montículos de asentamiento se encuentran restos de un templo de Wadjet que daban al sur dentro de las paredes del recinto, y se mencionan como de la dinastía XII. Los restos existentes del templo parecen tener su origen en el período Saita, pero este fue destruido por los persas y más tarde reconstruido por los primeros Ptolomeos. Se menciona en las "historias" de Herodoto que contaba con una naos monolítica con un techo lleno de estrellas. Otras  estructuras Saitas del Período Tardío y cementerios han sido descubiertos en las excavaciones recientes.

Buto parece haber desempeñado un papel importante en toda la historia de Egipto, por lo menos como un centro de culto simbólico. Durante finales del Imperio Nuevo la ciudad era conocida como Per-Wadjet, que significa "Casa de la diosa Wadjet" y fragmentos de estatuas de este período han sido encontradas . Los pocos restos visibles hoy, en su mayoría, datan de la época ptolemaica y romana e incluyen edificios residenciales, edificios de culto y cementerios.

Buto se revela poco a poco como un sitio enorme y complejo. Las investigaciones en curso de muchos de los niveles están proporcionando más información en cada temporada, con el objetivo de aclarar las preguntas importantes acerca de la cronología temprana de Egipto y la cultura, así como las posibles relaciones comerciales con otras zonas del Oriente Medio.

Kafr el-Sheikh

El sitio de la antigua ciudad de Xois, una vez capital del sexto Nomo del Bajo Egipto, se encuentra en la aldea moderna de Saja en la gobernación de Kafr el-Sheikh.

Xois estaba en una zona pantanosa de la zona central del Delta y fue un centro de culto al dios Amón-Ra. Debe haber sido importante desde los primeros tiempos pués la ciudad se menciona en la tumba de Saqqara de un funcionario de la dinastía III, Metjen, cuya carrera está documentada en su capilla de la tumba. Administrador del Distrito del sext Nomo del Bajo Egipto  fue uno de los muchos cargos que ocupara Metjen, cuya tumba proporciona información valiosa sobre el proceso administrativo del período dinástico temprano.

De acuerdo con el historiador egipcio Manetón, Xois se convirtió en una base de poder y en la ciudad capital de los reyes de la dinastía XIV durante el turbulento Segundo Período Intermedio. Es probable que los reyes de la dinastía XIV (un total de 76 según Manetón) fueran los gobernantes locales, los reyes sólo de nombre. Probablemente rindieron homenaje a los hicsos que se infiltraron en el delta desde la frontera norte-este y llegó a tener una gran influencia en Egipto hasta la dinastía XVII, debido a la ciudad del Delta Avaris.

Aún no se ha llevado a cabo una investigación arqueológica exhaustiva de Xois. El pueblo de Saja, sin embargo, tiene otro llamado a la fama. El Santuario de la Iglesia de la Virgen María se dice que conserva una huella del Niño Jesús como un bajorrelieve que se hizo en una roca , según la tradición cristiana de Egipto, durante un viaje por el Delta por la Sagrada Familia. La roca se mantuvo oculta durante muchos siglos para protegerla contra el robo y sólo se desenterró otra vez hacia el final del siglo 20.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Sa el-Agar (Sais)

El nombre árabe de la aldea, Sa el-Agar, se deriva probablemente del sitio importante de la antigua Sa (Zau), que es más conocido por su nombre griego, Sais, el hogar de los reyes de las dinastías XXIV y XXVI (período Saita) . El pueblo moderno se encuentra en el lado oriental de la rama Rosetta del Nilo, al oeste de Samannud.

Con los años los edificios de moderna Sa el-Agar se han extendido por gran parte del sitio arqueológico, que puede haber sido un importante centro de culto de la diosa Neith a partir de la Dinastía I. Prácticamente no queda nada en el sitio hoy. Herodoto, que escribió en el siglo quinto antes de Cristo, lo describió con grandes obeliscos, un lago sagrado y una enorme naos de granito de Ahmose II en Sais. Ha habido poco estudio arqueológico del sitio hasta hace poco, cuando Penny Wilson comenzó el trabajo topográfico allí para la excavación de la Sociedad Egipto en 1997.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Sais, capital del quinto Nomo del Bajo Egipto , saltó a la fama durante el turbulento tercer período intermedio y no hay nada sobreviviente que permanezca desde antes del Imperio Nuevo. El gobernante local semi-independiente, Tefnakht Shepsesre, quien se declaró faraón, es tradicionalmente considerado como el fundador de la dinastía XXIV. Basó su casa en Sais y amplió su autoridad sobre el delta central y occidental. Fue sucedido por Bakenenref Wahkare (Bochchoris de Manetón), que se proclamó rey de todo el norte de Egipto y está atestiguado por el entierro de un toro Apis en el Serapaeum durante su sexto año reinante. Después de un breve intermedio durante la dinastía XXV (cuando los reyes nubios llegaron al poder en Egipto), durante los próximos 150 años más o menos, los descendientes de Tefnakht bajo Psamtek Wahibre, gobernaron sobre todo Egipto desde su residencia real en Sais hasta la invasión persa en 525 aC y probablemente fueron enterrados allí.

La diosa Neith cuyo emblema era un escudo con dos flechas cruzadas, parece haber tenido un centro de culto en Sais a partir del período dinástico temprano y hay alguna evidencia de que una etiqueta de madera que data de la Dinastía I Rey Aha, de Abydos, describe su visita a un santuario de culto en Sais. Al menos dos reinas protodinásticas tenían nombres compuestos con el elemento Neith (Neithhotep y Mernieth). Neith era una diosa de la guerra formidable, una diosa creadora que se representa llevando la corona roja del Bajo Egipto, lo que sugiere que estaba estrechamente asociada con esa región. Los griegos identificaron Neith con Atenea, otra diosa guerrera.

El templo de Neith parece haber sido destruido durante el siglo 14 dC, cuando las partes de las grandes naos fueron trasladadas a El Cairo y Rosetta. El Egiptólogo Labib Habachi, escribiendo en 1942, sugiere que muchos de los bloques que se encontraron en Rosetta, como la famosa " Piedra de Rosetta ", que proporcionó la clave para el desciframiento de los jeroglíficos, vinieron originalmente de Sais.

 

Behbeit el-Agar

Behbeit el-Agar, es un pueblo situado a pocos kilómetros al norte de Samannud (Sebennytos) en el centro del delta, marca el sitio de un importante templo, aunque ahora está destruido , se cree que fue conocida por los griegos como la Iseum. El templo fue probablemente vinculado a la ciudad y el templo de Sebennytos, sede de los reyes de la dinastía XXX hacia el final del último período, así como a la cercana capital del Nomo de Busiris.

REFERENCIA DIDÁCTICA

La aldea moderna deriva su nombre de la antigua 'Per-Hebit', que significa "El dominio de la Diosa festiva  'y el templo,' Hebit", parece referirse a un pabellón festival dedicado a la diosa Isis y los ritos funerarios con que que se asoció. El sitio cubre un área de alrededor de 7,6 hectáreas y está rodeado por el cultivo por todos los lados. Las ruinas de un enorme muro de adobe recinto construido alrededor del perímetro del templo aún se pueden ver en los lados norte y sur, pero en el interior del recinto sólo una masa derrumbada de bloques de granito yacen en la superficie y se mantienen para definir la posición del templo, una área que mide alrededor de 80m por 55m. La gran atracción para los visitantes de hoy en día al sitio está en los relieves muy finamente tallados en bloques de granito rotos, mucho más delicados que el estilo de los relieves de Ptolomeo en los templos del Alto Egipto.

Poco se sabe de la historia temprana del sitio, aunque la evidencia textural sugiere que puede haber habido una estructura aquí desde finales del período  Saita. Los nombres de los constructores  del templo ptolemaico se han recuperado de bloques existentes, comienzan con Nectanebo II Senedjemibre de la dinastía XXX. Aunque su nombre no aparece en las inscripciones del templo, Nectanebo I Kheperkare es nombrado en una inscripción de una estatua de Harsiesis (visir de Nectanebo II), que menciona el trabajo llevado a cabo en un canal cerca del lugar por el gobernante anterior.

Nectanebo II parece haber construido una "capilla de Osiris-Hemag 'en el extremo norte de la estructura posterior. Este aspecto del dios Osiris, coronado con las plumas Atef, también se asoció con Nectanebo I, a quien se le dio el epíteto «Amado de Osiris-Hemag 'en la estatua Harsiesis. Nectanebo II fue, probablemente, también después responsable de la construcción de un dromos, bordeado de esfinges, en el centro de la entrada principal .

La parte principal del templo fue bien construido o, al menos, decorado por Ptolomeo II Filadelfo, cuyos nombres aparecen en las inscripciones en los bloques de la fachada de un santuario de Isis. En la fachada el Rey se representa al ser introducido a  Isis, que se denomina como "Isis la Grande, la Madre Divina 'junto a los propios cartuchos del rey y un enorme dintel decorado con un disco alado describe la dedicación de la fachada a varios dioses . Hay evidencia de un vestíbulo con columnas detrás de la fachada de Isis, pero los restos de columnas de granito rojo fueron esparcidas sobre el sitio y muchas fueron reutilizadas más tarde. El santuario de Isis fue el mayor elemento del templo y la diosa es representada en los bloques, junto con su hijo Horus, en muchos aspectos de la realeza. El santuario estaba rodeado de capillas a los lados norte, este y sur, mientras que el techo parece haber contenido más capillas asociadas con el rejuvenecimiento y la adoración de los aspectos de Osiris.

Ptolomeo III, probablemente construió la entrada principal al templo y una inscripción dedicatoria que contiene cartuchos del gobernante y de su esposa y hermana de la reina Berenice II se puede ver en los bloques del ala norte. La fachada de entrada parece que se ha dedicado a Osiris-Andjety por el Rey y por la Reina Isis.

No está claro cuando se derrumbó el templo . Su destrucción puede haber sido debido a un terremoto en la antigüedad o a alguna otra causa, y gran parte de la piedra fue extraída posteriorment. Uno de los bloques se reutilizó en un importante templo de Isis y Serapis fundada en Roma.

Ninguna excavación metódica se ha llevado todavía a cabo en Behbeit. Fue visitada y descrita por los primeros viajeros en el siglo 18 y algunas de las inscripciones copiadas durante el siglo 19 por Montet, Naville y otros en el siglo de mid-20th. En 1991, el egiptólogo francés Christine Favard-Meeks, publicó una propuesta de plan de reconstrucción del sitio en función de las inscripciones de los bloques de la superficie.

Samannud (Sebennytos)

La ciudad central de Delta Samannud se encuentra en la rama de Damietta del Nilo a unos 6 km al este de El-Mahalla el-Khubra. La ciudad es quizás mejor conocida por su nombre griego, Sebennytos, por ser el hogar del historiador egipcio Manetón, que escribió la 'Aegyptiaca' alrededor de 290 aC. En su historia Manetón describe Sebennytos como la ciudad desde la que Nectanebo I Kheperkare (dinastía XXX) lanzó su ofensiva contra los invasores persas del Delta.

REFERENCIA DIDÁCTICA

El nombre egipcio antiguo de la ciudad era Djebnetjer, capital del 12 ª  Nomo del Bajo Egipto durante el Período Tardío. Hay pocos restos de Sebennytos hoy, a pesar de que un montículo todavía marca el sitio de la ciudad y cubre los restos de un templo iniciado por Nectanebo I - un importante santuario dedicado al dios del cielo Onuris-Shu quien fue identificado con el dios griego de la guerra Ares durante el periodo ptolemaico. El culto de Onuris fue atestiguado por primera vez en el Nomo Tinita  cerca de Abydos, desde el Imperio Antiguo y Onuris-Shu y su consorte Mehyt tenía centros de culto, tanto en Samannud y Este.

El templo en Sebennytos fue decorado por Nectanebo II Senedjemibre, el último verdadero gobernante de Egipto hasta los tiempos modernos, con inscripciones posteriores de Philip Arrideo, Alejandro IV y Ptolomeo II Filadelfo. Aunque el templo fue documentado durante el siglo 15 dC, y fue desmantelado poco después, dejando sólo una colección dispersa de bloques de granito, piedra caliza y basalto como los únicos restos visibles que marcan su presencia.

Edward Naville visitó el sitio en 1887 y publicó una serie de dibujos que ilustran algunos de los relieves que se encuentra en los bloques allí. Dos naoi (una fragmentaria y probablemente inacabada) del templo en Sebennytos se retiraron a El Cairo Museo de Antigüedades en el siglo 19. Mientras que muchos de los bloques decorados fueron retirados a los museos de todo el mundo, algunos bloques con inscripciones restantes, así como otros fragmentos arquitectónicos recientemente se han puesto en exhibición en un depósito de almacenamiento al aire libre en el lugar por el Consejo Supremo de Antigüedades.

Un estudio epigráfico de Samannud fue dirigida por Neal A Spencer para la Sociedad de Exploración de Egipto en 1998 y muchos restos fragmentarios se registraron y se publicaron. Gran parte de este sitio ha sido invadido por la ciudad moderna y hay restos suficientes para reconstruir el templo de Onuris-Shu, pero los bloques restantes sugieren que el templo de la dinastía XXX se había construido en una escala comparable a otros sitios contemporáneos. Al parecer, algunas de las piedras fueron reutilizadas o removidas a lugares cercanos, como el templo de Behbeit el-Agar al norte, lo que puede haber tenido un vínculo con Sebennytos, o Abu Sir Bana (Busiris) al sur. Bloques adicionales se han encontrado en la ciudad moderna de Samannud y pueblos cercanos.

Se cree posible que los reyes de la dinastía XXX fueron enterrados en el recinto del templo, pero no se ha llevado a cabo hasta el momento ninguna investigación arqueológica de los entierros. Futuras excavaciones de la EEE y la SCA se esperan en lo que que queda de la ciudad y el templo para revelar más información acerca de la epoca tardía y periodo ptolemaico.

 

Abu Sir Bana

La ciudad de Abu Sir Bana está en el centro de Delta y se encuentra en la rama de Damietta del Nilo, al sur de Samannud. Cerca de la ciudad está el sitio antiguo de Djedu (más tarde Per-Wsir) - uno de los centros de culto más antiguos del dios Osiris, que los griegos han llamado Busiris.

El fetiche prehistórico del pilar Djed se convirtió en el símbolo del centro de culto y su deidad original, probablemente Andjety, que más tarde fue sustituido por Osiris. En la leyenda de Osiris, cuando las partes del cuerpo del dios, se dispersaron por Egipto, Busiris reclamó el entierro de la columna vertebral del dios (representado por el pilar Djed). Como Abydos, que se conoció como el principal centro de culto de Osiris, Busiris era también un lugar de peregrinación y se menciona en muchos textos del Reino Antiguo, como en la tumba de Ti en Saqqara, así como en las tumbas del Reino Medio de Beni Hasan.

Busiris era la capital del noveno Nomo del Bajo Egipto , un pueblo mencionado en la Estela de la Victoria de Piye y en los anales del rey asirio Asurbanipal. Contiene un cementerio de finales del Reino Antiguo, incluyendo una tumba decorada.

Ausim

La moderna ciudad de Ausim (pronunciado Ashim) se encuentra en el borde occidental del cultivado delta a unos 12 km al noroeste de El Cairo, entre las ramas de Rosetta y Damietta del Nilo. No quedan restos de la antigua ciudad de Khem, llamado Letópolis por los griegos, que se encuentra en esta área.

La ciudad de Khem es conocida a partir de textos del Imperio Antiguo, y también se menciona en los Textos de los Sarcófagos del Imperio Medio como un centro de adoración del dios Horus Khenty-irty o Horus Khenty-Khem, uno de los muchos aspectos locales de Horus. El dios es mencionado en un panel de la tumba al sur de la pirámide escalonada de Saqqara como "Horus de Khem 'en una inscripción que utiliza el arquetipo Bajo Santuario egipcio como el determinante para el lugar de culto de Horus en Letópolis. Es interesante que este es el único panel en la Tumba del Sur, donde el rey Zoser-Netjerikhet lleva la corona roja del Bajo Egipto.

Durante el período grecorromano, Letópolis  fue la capital del segundo Nomo del Bajo Egipto cuyo símbolo incluió el halcón Horus. Sólo los fragmentos de monumentos han sido hasta ahora recuperados desde el sitio, incluidos los tacos con los nombres de los Reyes Necao II Wehemibre, Psamtek II Neferibre, Hakor Khnemmaatre y Nectanebo I Kheperkare. No se encontró nada de los períodos anteriores, cuando debe haber habido aquí un importante centro de culto.

DELTA ORIENTAL

El-Baqliya

El-Baqliya es un pequeño pueblo al sur de el-Mansura en el Delta oriental al oeste de Tell el-Rub'a (Mendes). Esta vez fue la antigua ciudad de Ba'h, conocida por los griegos como Hermópolis Parva y capital del 15 Nomo del Bajo Egipto . Esta ciudad no debe ser confundida con otra Hermópolis Parva (Damanhur moderna) en el delta occidental, que fue capital del tercer Nomo del Bajo Egipto . Hermópolis fue el nombre dado a las ciudades asociadas con el dios Thoth (Hermes griego) el antiguo dios egipcio de la sabiduría y la escritura. El-Baqliya era conocido como un importante centro de culto de Thoth durante los períodos tardíos y grecorromanas.

Nada queda de la ciudad de hoy, que fue nivelada por completo durante el siglo 20. Había tres montículos bajos que marcaron los sitios en todo el-Baqliya. Uno de los montículos, llamado Tell el-Naqus, probablemente cubriendo la ciudad de Hermópolis Parva y el templo de Thoth. Su nombre árabe "Montículo de la Campana 'se deriva de la columna de capitel en forma de campana que se encontró allí con algunos otros restos dispersos. Aunque nunca excavado adecuadamente el montículo contiene las líneas generales de un gran recinto que mide 350m por 384m. Bloques que se encuentran en las inmediaciones contienen los nombres de los reyes de la dinastía XXVI Psamtek I Wahibre y Apries, quien presumiblemente ha contribuido a la decoración de los monumentos, así como fragmentos de una estatua de Ahmose II Khnemibre. No hay hasta ahora ninguna evidencia de estructuras en el-Baqliya antes del Imperio Nuevo.

Un montículo cercano en Tell el-Zereiki probablemente cubre la necrópolis de Hermópolis Parva que incluía un cementerio de ibis que data del Período Tardío.

Tell el-Rub'a (Mendes)

Cerca de la aldea moderna de el-Simbellawin, al sur-este de el-Mansura, están las ruinas de una ciudad doble conocida por los griegos como Mendes y Thmuis y hoy se llama Tell el-Rub'a y Tell el-Timai. Mendes fue la capital del nomo 16 del Bajo Egipto , conocido en el antiguo Egipto como Per-Banebdjedet. La ciudad era el centro del culto del carnero-dios Banebdjedet, (literalmente, 'Ram [o manifestación], Señor de Djedet') y se dice que es el hogar de los reyes de la dinastía XXIX, que pueden haber tenido su residencia real allí. Hoy en día los sitios están representados por dos montículos, a varios cientos de metros de distancia, el montículo sur y más ruinas que cubren la ciudad de Thmuis que sustituyó Mendes como capital del nomo en tiempos greco-romanos.

La capital del nomo de Per-Banebdjedet es mencionado ya en la dinastía IV en los textos antiguos - la deidad original, fué la diosa Hat-Mehit (madre de Horus en la tríada de Mendes), quien fue reemplazada, cada vez más durante el Imperio Antiguo, por su consorte Banebdjedet . Los monumentos más antiguos que se conservan datan de finales del Imperio Antiguo y consisten en los restos de un templo y una necrópolis de tumbas mastaba. Herodoto, el historiador griego que visitó Egipto alrededor del año 450 aC, menciona el sacrificio de cabras en Mendes, en contraste con el uso de ovejas en otros lugares de Egipto , aunque es posible que él confundiera el carnero sagrado con una cabra.

El recinto del templo del carnero-dios en Tell el-Rub'a fue grabado por un geógrafo árabe, Subh el-A'sha en el siglo 15 dC, que estába intacto hasta el techo, pero en la actualidad hay pocos restos. La única parte del templo para ser vista hoy en día data de Ahmose II (Amasis) de la dinastía XXVI. Ahora se sugiere que este puede haber sido construido sobre templos anteriores, como pozos de fundación de la dinastía XVIII y se han encontrado en todo el recinto algunos bloques aislados de granito con los nombres de Ramsés II, Merenptah y Ramsés III , así como sigue siendo posible, que daten del Reino Medio o primer período intermedio. Una fortaleza conocida como 'Rawaty' es conocida por haber sido construida en Mendes durante el reinado de Amenemhat I de la dinastía XII. El edificio principal del templo fue orientado de norte a sur y cubrió una superficie de 70m por 120m, donde una monolítica naos de granito rojo , de casi 8 metros de altura, sobrevive de pie encima de su pavimento circundante para conmemorar el sitio una vez sagrado. Este fue uno de los cuatro santuarios en el templo dedicado por Ahmose II a Re, Geb, Shu y Osiris, dioses con los que la Ram de Mendes llegó a ser asociada. El templo fue restaurado posteriormente por Ptolomeo II Filadelfo y capiteles de papiros de granito rojo y de capital Hathor de granito (ahora en el Museo de El Cairo), pertenecían a una casa de luz en el lado del templo. Un lago sagrado estaba situado al sur-este fuera del recinto principal del templo y también hay evidencia de un complejo portuario.

Poco más queda del templo, sus muros de cerramiento no están bien conservados y sólo se han encontrado unos pocos fragmentos. Las excavaciones durante los años 1970 y 1980 revelaron restos de asentamientos predinásticos y períodos protodinásticos y varias expediciones como la de la Universidad de Toronto (dirigido por el profesor Donald Redford) y la Universidad de Pennsylvania de América del Norte han continuado el trabajo en Mendes, con el descubrimiento de gran parte de la necrópolis del Imperio Antiguo . También han encontrado una serie de fragmentos del Imperio Nuevo que se encuentran en los alrededores - pero es posible que éstos se han usurpado de Per-Ramsés (Qantir) tras el abandono de esa ciudad.

En la esquina sur-este del recinto del templo están los restos de tumbas reales de la dinastía XXIX, incluyendo a Neferites I (Baenre Merynetjeru), que posteriormente fueron destruidos por los persas.

 Tebilla

Alrededor de 12 kilometros al norte de Tell el-Rub'a otro sitio arqueológico de la localidad de Tell Tebilla encuentra actualmente en excavación. El montículo se remonta a por lo menos el Imperio Antiguo, cuando la ciudad  puede haber proporcionado un puerto a Mendes con acceso a la costa, y parece haber sido ocupado como un asentamiento durante muchos períodos de la historia de Egipto. Las excavaciones realizadas por un equipo de la Universidad de Toronto, bajo la dirección del Dr. Gregory Mumford han descubierto zonas de asentamiento con un templo y varios cementerios. El templo parece haber sido dedicado a la tríada de Osiris, así como otras deidades.

San el-Agar (Tanis)

La ciudad del delta de Tanis, moderno San el-Agar, fue la capital del período tardío del 19 ª nomo del Bajo Egipto, después de haber reemplazado a Per-Ramsés (Qantir) como la residencia real de los reyes durante las dinastías XXI y XXII. La ciudad cuyo antiguo nombre era Djanet (la ciudad bíblica de Tanis también llamada Suan ), era conocida como Tanis por los griegos y representó una ciudad similar a la capital del sur, Tebas, pero en miniatura. Hoy la ciudad tiene la forma de un montículo de escombros, que cubre una superficie de casi 180 hectáreas, pero ha revelado lo que es sin duda el sitio más grande y más impresionante conocido en el Delta con una gran cantidad de monumentos muy importantes que todavía se están descubriendo.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Al menos algunos de los reyes de la dinastía XXI y XXII fueron enterrados en cámaras subterráneas de piedra en Tanis. En 1929, el egiptólogo francés Pierre Montet comenzó a excavar allí, siguiendo su interés por las conexiones entre el antiguo Egipto y el Cercano Oriente. Mariette ya había explorado la zona en 1859, a la búsqueda de una serie de esculturas que fueron erróneamente asignadas a la era de los hicsos y así se pensó originalmente que Tanis podría ser la antigua capital de los hicsos, Avaris.

Montet primero descubrió la necrópolis real en 1939, después de pasar algún tiempo  concentrandpse en el área del templo de Tanis . Los arqueólogos habían dado pistas por encontrar un amuleto de oro y tarros canopicos  de Osorkon en la zona, pero llegó como una gran sorpresa cuando el 27 de febrero 1939 Montet y su equipo encontraron su primera tumba (ahora llamado NRT I) cerca del sur ángulo occidental del templo. Entraron por el techo - una abertura hecha originalmente por ladrones de tumbas - en una cámara funeraria rica de Osorkon II. La construcción de la tumbas de Tanis es muy complicada por la arena blanda, y el hecho de que el área debe haber sido excavada y re-excavada para ampliar o desmantelar las tumbas durante el período. Ejes de acceso a por lo menos dos tumbas habían sido cubiertos a fin de crear escondites para otras momias.

Osorkon II parece ser el dueño de la tumba NRT I, aunque probablemente usurpada para sí mismo y su padre Takelot I, a Esmendes. Osorkon fue enterrado en un gigantesco sarcófago de granito con una tapa tallada en forma de una estatua del período Ramessida , pero sólo algunos restos de un ataúd y frascos canopicos  con cabeza de halcón permanecieron en la tumba robada para poder identificar el rey. Su joven hijo Harnakht que tenía el título de Sumo Sacerdote de Amón en Tanis cuando había ya fallecido su padre, compartió la cámara funeraria de Osorkon. Takelot I (antes identificado como Takelot II) fue enterrado en un sarcófago del Reino Medio en una cámara redecorada de la tumba con unos restos de ajuar funerario inscritos por Osorkon I. Otra cámara contenía los restos de un entierro de Shoshenq III. Existe la posibilidad de que Shoshenq V fue también posteriormente enterrado en la NRT I, e identificado por su equipo canopico.

NRT II, una tumba ubicada junto a la de Osorkon II y no identificada por Montet, ahora se cree que pertenece a la dinastía XXII del rey Pimay, quien también ha sido identificado por su equipo canopico.

La próxima tumba de Tanis  anotada por  Montet el 20 de marzo 1939 (NRT III) reveló un entierro aún más emocionante que los previamente descubiertos. Este fue el complejo funerario de Psusennes I de la dinastía XXI, y cuando el arqueólogo entró, de nuevo a través del techo, se encontró rodeado por "maravillas dignas de las Mil y Una Noches". Esta tumba contenía cinco cámaras y estaba el ataúd con cabeza de halcón de plata de un rey hasta entonces desconocido Shoshenq (II) que Montet vio primero, flanqueada por las momias re-enterradas más tarde identificadas como posiblemente de los reyes Siamón y Psusennes II. Oculto detrás de una pared decorada estaba la cámara funeraria del dueño de la tumba, el anciano Psusennes I, yacía imperturbable desde su entierro en un sarcófago de granito que había pertenecido a Merenptah. Dentro del sarcófago, había un ataúd de granito que a su vez contenía un ataúd de plata maciza, una momia forrada de oro y una máscara de oro sólido que cubría la cara de Psusennes.

Alrededor del sarcófago se amontonaban sus tarros canopicos, shabtis y otros artículos funerarios, de hecho un rico encuentro . Una cámara en el otro lado de la de Psusennes fue preparada para su madre, la reina Mutnodjmet, pero se encontró el sarcófago que contiene el cuerpo de rey Amenemope, encerrado en un ataúd de madera dorada. En la Sala 3 se encontró que contenía el ataúd vacío del general Ankhefenmut , pero no fue hasta que las excavaciones se reanudaron después de la guerra en 1946 (esta vez por Alexandre Lezine) que se encontró una quinta cámara  que reveló el entierro intacto de otro militar , Wendjebauendjed, junto con grandes cantidades de joyas y ajuar funerario.

Otras tumbas se han encontrado en Tanis. La NRT IV era la tumba original de Amenemope que no contenía más que un hermoso sarcófago con una inscripción que registra el nombre del rey. Shoshenq III construyó su propia tumba (NRT V), y probablemente fue durante su reinado que todo el complejo funerario estaba cubierto por una mastaba de adobe. El entierro de Shoshenq III en un sarcófago que era originalmente de la XIII Dinastía, fue presumiblemente realizada por Shoshenq IV, cuyo propio sarcófago  fue encontrado en la tumba junto al de su predecesor. También hay dos tumbas más no identificadas.

Los entierros de Tanis están aún muy confusos, aunque fué un descubrimiento muy importante,  y para los arqueólogos ha sido una tarea de enormes proporciones para tratar de interpretar los hallazgos. No sabemos con precisión cuándo las tumbas fueron reabiertas a fin de cambiar las sepulturas de los reyes, y nos quedamos con una masa confusa de diversos objetos y cachés incompletos de ajuares funerarios. Parece que ha habido un traslado apresurado de los cuerpos reales, tal vez por razones de seguridad, similar al que había tenido lugar en Tebas. Lo que sí nos dan es una gran cantidad de información sobre las costumbres funerarias de la época y una idea más clara de la genealogía de los gobernantes y de las relaciones políticas entre Tanis y Tebas y familiares. A los reyes de la dinastía XXI les gustaba reutilizar sarcófagos o usurpar piezas antiguas de los períodos Nuevo o del Imperio Medio. Sus tumbas fueron decoradas con una cantidad considerable de equipo en forma de vasos y de los metales preciosos, shabtis y canopic tarros, que tal vez se podría decir que fué para demostrar su apego a las tradiciones funerarias del pasado. Las capacidades técnicas de los artesanos y trabajadores del metal probablemente equivalían a la observada en la tumba de Tutankamón, aunque los bienes no estaban en la misma cantidad. En comparación, las tumbas de la dinastía XXI Tanitas son escasas y tenían una tendencia a eliminar los objetos de uso cotidiano en preferencia de los funerarios específicos y objetos mágicos. Lo más probable es que los entierros de Tanis revelan la pobreza de los reyes del norte, que parecían tener cantidades de metales preciosos a su disposición, pero tuvieron que volver a utilizar sarcófagos y vasos canopes de entierros anteriores.

La ciudad de Tanis contenía enormes estructuras de templos, construidos en gran parte a partir de material reutilizado de Per-Ramsés (que a su vez  se habían reutilizado de muchos monumentos antiguos) y otros sitios de Delta. El Templo de Amun fue excavado inicialmente por Auguste Mariette, por Petrie (1883-6) y luego por Pierre Montet que destapó más del templo y  de un templo menor de 'Anta', al sur-oeste del recinto de Amón. Más excavaciones científicas comenzaron en 1965 con una misión arqueológica francesa dirigida por Jean Yoyotte, que trabajó allí hasta 1985, cuando fue sucedido por PH Brissaud. La Misión Arqueológica Francesa de Tanis todavía están trabajando en el lugar.

Un camino procesional, una vez adornado con un mínimo de 15 obeliscos usurpados a los monumentos de Ramsés II, llevó a un muro de cerramiento grande construido por los reyes sucesivos, incluyendo a Nectanebo II y Ptolomeo II. Este había reemplazado un recinto anterior construido originalmente por Psusennes I, que es casi seguro que inició la construcción del Templo de Amón como es atestiguado por los depósitos de la fundación en la zona del santuario. Muchos otros reyes añaden a la estructura - Siamón y Osorkon III probablemente añadieron nuevas torres  y los tribunales, mientras que Shoshenq III construyó una enorme puerta de entrada  monumental de granito con bloques reutilizados de edificios anteriores, algunas de las cuales ya se habían reconstruido parcialmente. Dentro de la explanada del templo, cuatro columnas  palmeriformes altas de 11m fueron rodeadas por columnas de papiro más pequeñas y más allá del primer pilono, que ahora ya no existe, estaba un patio cerrado con un obelisco de Ramsés II. En el patio detrás del segundo pilono, se encontraron dos esfinges colosales de Amenemhat II, en otra intermedia  las esfinges 'hicsas " de Amenemhat III  y monumentos del Imperio Nuevo. Detrás de la fachada del templo había una sala de columnas con columnas de papiro de granito (posiblemente de origen del Imperio Medio). Adjunta a la parte trasera del templo está una pequeña capilla de culto, que contiene 10 columnas de palma de fecha del Imperio Antiguo y dos obeliscos. En total 23 obeliscos se han encontrado en Tanis.

Muchos bloques y fragmentos con inscripciones que datan de varios reyes están esparcidos hoy en todo el recinto, formando una especie de museo al aire libre, incluyendo parte de una estatua colosal de Ramsés II que debe, con muchos otros bloques ramésidas, haber venido de Per-Ramsés. Hay muchas otras estructuras dentro de la carcasa, que forma el centro de la ciudad. Nectanebo había dedicado un templo a Khonsu-Neferhotep en el lado norte del templo de Amón, con un lago sagrado cercano utilizando bloques de estructuras de  Psamético. Osorkon II construyó un pequeño templo más al este y Necatanebo II y Ptolomeo II construyeron un templo dedicado a Horus, al sur-este de la muralla interior.

Al sur-oeste de la muralla, un pequeño templo fue dedicado a la diosa siria Anta (que era el asiático Astarté y la diosa egipcia Mut) y Khonsu, que data de Siamón y Psametico I (Haibria), pero terminado por Ptolomeo IV. Poco queda de la estructura de este templo, aparte de un par de columnas de palma.

Los tesoros de la necrópolis de Tanis son considerados la fuente más importante de nuestro conocimiento de los bienes funerarios reales Tercer Período Intermedio. También, debido a que muchos de los bloques y fragmentos que se encuentran dentro del recinto del templo son de los primeros tiempos, los arqueólogos han descubierto mucho sobre la historia y el movimiento cultural en el Delta, a pesar de que cada estructura ha tenido que ser desentrañada dentro su  complicado contexto. Montet creía que había encontrado el sitio de Pi-Ramsés que identificó por todos los fragmentos ramésidas que él descubrió.

Qantir (Pi-Ramsés)

REFERENCIA DIDÁCTICA

Justo al sur-oeste de la aldea de Qantir, a 2 km al norte de Tell el-Daba, se encuentra el sitio de la gran capital del delta de los reyes ramésidas, conocida en la antigüedad como Pi-ramses o Per-Ramsés. El área de Qantir está surcada por pequeñas ramas del Nilo y cubierta de montículos de arena que los arqueólogos ahora creen que ocultan una serie de importantes monumentos que datan del Imperio Medio hasta el Período Tardío. Sería prácticamente imposible excavar toda la zona de Qantir debido a los asentamientos modernos que han invadido el sitio, pero con la ayuda de sensores magnéticos y equipo y los datos transmitidos a los equipos de medición, el plan de la inmensa ciudad de Ramsés está siendo lentamente revelado.

Cuando la rama oriental del Nilo comenzó a secarse, la ciudad fue abandonada durante la dinastía XXI, con todo lo portátil retirado a Tanis y Bubastis, incluyendo muchos de los monumentos de piedra. Durante la década de 1920 se encontraron pistas sobre la ubicación de la ciudad cuando las baldosas decoradas, algunas con los nombres de Seti I y Ramsés II empezaron a aparecer en la zona. Las excavaciones  del momento revelaron que los azulejos con diseños naturales de animales, aves y plantas (ahora en Museo de El Cairo) eran propensos a haber procedido de un palacio real del Imperio Nuevo.  También se descubrieron Estelas y fragmentos de estatuas y bloques de piedra de las puertas.

Varios grandes templos se registran como construidos en Per-Ramsés, el principal dedicado a Amón-Horakhty-Atum en el centro de la ciudad. Un templo de Seth también se ha localizado en el sur con pequeños templos dedicados a Astarté y Wadjet en el este y el norte. El área de la ciudad, que se extiende tan lejos como Tell el-Daba, a 2 km al sur, se ha investigado desde 1970 por el Instituto Arqueológico Austríaco de El Cairo bajo el Dr. Manfred Bietak y más recientemente ha habido expediciones por el Roemer-Pelizaeus Museo en Alemania, dirigida por el Dr. Edgar B Pusch. Ahmed Gouda Husain y su equipo del Centro de Investigación Geofísica que han sido capaces de proporcionar imágenes detalladas de la ciudad oculta, incluyendo calles de casas, palacios, templos y establos procedentes de los datos recientes que han recibido.

Hoy en día el sitio está parcialmente enterrado bajo tierra agrícola que rodea a los pueblos en expansión de Qantir, Samana, Ezbet Yasergi, Tell el-Daba and Tell Abu Shafi'a, divididos por el canal el-Samaná que cubre un área conocida de 1.500 hectáreas. Aunque el palacio fue fundado por su padre Seti I, la antigua ciudad es especialmente conocida como la residencia del Delta de Ramsés II, quien trasladó su capital desde Memphis para que pudiera estar más cerca de las fronteras de Libia y Siria - estados vasallos que se encontraban sometidos en ese tiempo todavía impredecible. Desde aquí también tenía un acceso rápido a la costa mediterránea y todo el centro económico y religioso parece haberse trasladado en este momento hacia la región del Delta.

Aunque en la actualidad hay poco para ver, este se ha convertido en uno de los descubrimientos más interesantes del siglo 20 con las zonas de asentamiento, lugares de culto y la necrópolis que ahora se asignan cuidadosamente. Los templos y palacios de Qantir pudieron haber sido despojados de sus monumentos, cuando la capital se trasladó durante el último período, pero muchas estatuas y bloques han sido recuperados en Tanis, que ahora se sabe que se originó aquí. Ante el principal templo de Amón había dos estatuas colosales de Ramsés II, que fueron reutilizadas en el templo de Tanis. También había una sala impresionante construida por Ramsés II para sus festivales del Sed, con obeliscos, estatuas y columnas, y probablemente también los complejos de ños festivales Sed de Ramsés III. Entre los descubrimientos más recientes están los talleres militares para la fabricación de armas y carros, y un gran complejo de establos que se estima que ha albergado hasta 460 caballos. Los establos, el más grande jamás encontrado, integrada por seis hileras de salones con suelos inclinados, que se dividieron en establos para los animales, y un amplio patio que probablemente fue utilizado para ejercicios o patio de prácticas . Alrededor de los talleres militares, los arqueólogos han encontrado varias partes de armas y armaduras.

La ciudad de Ramsés fue construida en parte sobre Avaris que era la capital de los hicsos 'durante casi 100 años, durante el Segundo Periodo Intermedio. También se cree por muchos que fué la ciudad desde la que Moisés dirigió el éxodo - el Pitón bíblico.

Qantir ha visto relativamente pocas excavaciones tradicionales. El proceso de descubrimiento se ha acelerado en gran medida por el uso de la tecnología moderna, el uso de sensores magnéticos para medir los impulsos eléctricos en los diferentes niveles y computadoras para generar imágenes de las estructuras subterráneas. Se necesitarían muchas décadas de excavación para descubrir las estructuras que permanecen en Qantir si esto fuera posible.

El-Khata'na

En el delta del noreste hay varios sitios arqueológicos agrupados muy juntos en un área centrada alrededor de la aldea de el-Khata'na, que está a 6 km al norte de la ciudad de Faqus. Dos de los más importantes de estos sitios, Avaris en Tell el-Da'ba y Pi-ramesse en Qantir, se describen en páginas separadas.

Tell el-Qirqafa

Tell el-Qirqafa, en el extremo sur de esta zona, que parece haber sido un sitio importante durante el Imperio Medio. Se han encontrado restos de la puerta de entrada de granito de una capilla  con columnas construida en algún momento entre los reinados de Amenemhat I y Sesostris III de la dinastía XII. Recientes investigaciones del lugar muestran que estaba probablemente en uso por lo menos desde el Imperio Medio hasta el nuevo Reino, con la evidencia de los primeros colonos asiáticos o minoicos.

Ezbet el-Rushdi Saghira

Ezbet Rushdi está un poco más al norte de Tell el-Daba, en la orilla norte del "lago" o zona inundada del sitio. El Rey Amenemhat I de la dinastía XII optó por construir un pueblo aquí, posiblemente, en el sitio de un asentamiento anterior o centro de culto. El sitio fue investigado durante la década de 1950 por un arqueólogo y fueron encontrados restos de un pequeño templo de adobe egipcio . La planta del templo sugiere elementos estándar de una estructura del Imperio Medio de este tipo, incluyendo un patio abierto, corte con pilares y tres santuarios, con parte de la construcción, tales como columnas y puertas construidas en piedra. El templo parece haber sido expandido por Sesostris III, en una segunda fase de construcción. Durante la década de 1990 el sitio fue re-excavado por el Dr. Manfred Bietak como director del Instituto Austriaco de El Cairo.

 Abu el-Shafi'a

Al norte de Qantir en una aldea conocida como Tell Abu el-Shafi'a está la base de una estatua colosal de Ramsés II sentado. El área alrededor de Qantir ha estado recientemente en las noticias después de los resultados de un estudio geofísico de tamaño considerable que casi con toda seguridad han revelado la ciudad perdida de Piramesse (Per-Ramsés), construido por Ramsés II, durante la dinastía XIX como su capital meridional. Esta vasta e importante ciudad,  enterrada debajo de la aldea agrícola moderna de Qantir, fue bien documentada en los textos antiguos, pero su ubicación no se sospecha hasta la década de 1920, cuando algunos azulejos decorados con los nombres de la dinastía de los reyes tempranos de la dinastía XIX fueron descubiertos en la zona. La base de la estatua de Ramsés II en Tell Abu el-Shafi'a podría estar relacionada con su capital, o tal vez indican el lugar de otro templo.

Tell el-Fara'un

Tell el-Fara'un es el sitio de un gran montículo en el delta del noreste, conocido por los antiguos egipcios como Imet y que una vez fue la capital del Nomo 19 Bajo Egipto (antes de que la capital fuera trasladada a Tanis). Otros nombres modernos para el sitio incluyen Envía Nabasha y Tell Bedawi y está situado cerca de la aldea de el-Huseiniya, a medio camino entre Qantir y San el-Agar (Tanis). Los contornos de un gran recinto aún se pueden ver, que una vez contuvieron un templo de adobe dedicado a la diosa Wadjet, probablemente construido durante el Período Ramessida. El recinto se cree que originalmente contenía al menos dos templos, uno más pequeño hacia el norte-este del recinto que ha sido datada en el último período por los depósitos de la fundación de nomenclatura del rey Ahmose II (Amasis) de la Dinastía XXVI. Hoy en día hay unos restos de estructuras para ser vistas, aunque también se encontraron monumentos re-utilizados desde el Imperio Medio, pero pueden haber sido traídas de otro templo en la zona.

Al sur-oeste del recinto del templo se encuentran los restos de una ciudad greco-romana y más al este de esta, un cementerio, que data en su mayoría a la Baja Época. El cementerio fue excavado por Petrie, que descubrió una serie de tumbas de adobe abovedadas, algunas de las cuales contenían muchos objetos interesantes. Entre los hallazgos más grandes Petrie encontró durante sus excavaciones un sarcófago de granito gris con la inscripción del nombre de un sacerdote y príncipe real del Período Tardío, restos de una estatua sedente colosal de Ramsés II, un altar de granito del Reino Medio y restos de dos  estatuas del Imperio Medio talladas en arenisca roja.

 

Tell el-Daba (Avaris)

REFERENCIA DIDÁCTICA

Actualmente se cree que es el sitio de la capital de los hicsos Avaris, Tell el-Daba fue ocupado desde el Imperio Medio hasta el Imperio Nuevo, y es uno de los mas importantes sitios de la zona norte-oriental del delta. El lugar de asentamiento, que cubre un área de dos kilómetros cuadrados ha sido objeto de excavaciones desde 1966 y ha demostrado ser un sitio muy complejo, con varios niveles de ocupación que datan primero y segundo Períodos Intermedios.

Nuestro conocimiento moderno del sitio comenzó a mediados de la década de 1960 cuando el Dr. Manfred Bietak del Instituto Austriaco de El Cairo comenzó a excavarlo, encontrando evidencia de una ocupación extensiva por una población egipcia no-intrusiva  que le llevó a identificar los objetos culturales que encontró como casi idénticos a los artefactos de la Edad del Bronce Medio de Siria-Palestina. Esto a su vez condujo a la creencia de que Tell el-Daba era el lugar perdido de los pueblos asiáticos hicsos de los textos egipcios. Las excavaciones han sido continuados por el Instituto de Egiptología en la Universidad de Viena.

La ciudad de los hicsos fue construida sobre una ciudad del Imperio Medio. Las estatuas de la reina Neferusobek, el último gobernante de la dinastía XII y un poco conocido Rey Hetepibra  de la dinastía XIII se han encontrado allí. Durante la dinastía XIII el poder real se debilitó como resultado de reinados muy cortos y los extranjeros asiáticos comenzaron a infiltrarse en la zona y asentarse al este del Delta. Avaris se convirtió en un importante centro para el comercio y los objetos importados encontrados en Tell el-Daba subrayan el hecho de que hubo contacto entre Egipto y los países del Mar Egeo, así como Canaán en este momento. Excavaciones del Dr. Bietak sugieren que Avaris pudo haber sido colonizada por los dos pueblos asiáticos y Egeos que fueron asignados a áreas rectangulares de tierra en un patrón influido por la anterior ciudad del Imperio Medio y la estratigrafía profunda y prácticamente virgen ha permitido a los arqueólogos  observar los cambios en las pautas de asentamiento lo largo de varias generaciones de la comunidad de la Edad del Bronce.

Durante la década de 1990 las excavaciones realizadas por el equipo austríaco concentrado en un área en el extremo oeste del sitio, conocido como Ezbet Helmi donde se encontró una gran estructura palaciega que data del período de los hicsos. Los antiguos jardines revelaron muchos fragmentos de pinturas murales minoicas, similares en estilo a las que se encuentran en el palacio de Knossos en Creta. Se ha sugerido que estas pinturas con un fondo pintado de rojo distintivo pueden incluso ser anteriores a las de Creta y Thera y posiblemente han influido en algunas de las tumbas de la dinastía XVIII con pinturas que parecen incluir temas minoicos como el motivo 'volar al galope' de caballos y toros. El Dr. Bietak descubrió muchos trozos de piedra pómez, y sugirió que provienen de la explosión volcánica en la isla de Thera.

Los arqueólogos también han discernido varios cementerios pertenecientes al Segundo Periodo Intermedio y durante las recientes excavaciones en Tell el-Daba, se han descubierto entierros que datan de finales de la dinastía XIII hasta el final del período de los hicsos . Uno de los hallazgos más notables es una tumba de adobe  abovedada hacia el oeste del recinto principal del templo, que al parecer pertenecía a un guerrero. Fue enterrado con sus armas, una espada bien conservada de cobre (la más antigua de su tipo que se encuentra en Egipto) y la daga, así como otros bienes de tumbas y ofrendas. En la entrada de la tumba se encontró el esqueleto de su caballo y al lado de la pared nororiental del cuerpo de un joven - se cree que ha sido un siervo, tal vez un sacrificio, que fue enterrado en el momento de la sepultura de su amo. Un número de otros  entierros  de caballos han sido recientemente descubiertos.

Durante muchos años la ciudad de Avaris se había perdido, ya que yacía enterrada bajo la tierra cultivada del Delta oriental. Una famosa inscripción conmemorativa del rey tebano Kamosis (Wadjkheperre) al final de la dinastía XVII, da cuenta de su campaña contra los hicsos del Rey Ipepi y el derribo de las murallas de Avaris. Ahora sabemos que Avaris fue defendido por un gran muro con contrafuertes, sobre los 8m de ancho que encerraba una ciudadela fortificada enorme con jardines y viñedos. Kamosis había amenazado con beber el vino de la viña del Ipepi y talar sus árboles en el mensaje de burla de su inscripción y los arqueólogos han confirmado que la ciudadela fue abandonada de hecho al final del Período de los hicsos.

La fortaleza de los hicsos fue abandonada, pero parece haber sido posteriormente modificada y reconstruida para la re-ocupación durante la Dinastía XVIII temprana. Evidencias de ocupación del sitio durante Nuevo Reino  se ven también en la actividad de construcción por Horemheb y los reyes ramésidas. La residencia del Delta de Ramsés II fue en Pi-Ramsés (ahora se sabe que está un poco más al norte, en Qantir), pero la zona de asentamiento se extendió a través de Tell el-Daba y un gran templo, probablemente dedicado al dios Seth fue construido en el centro de la zona.

Hoy en día hay muy poco en pie que aún esté por verse en Tell el-Daba. El montículo natural está parcialmente rodeado por un gran lago como consecuencia de las inundaciones del río Nilo, pero en las últimas dos décadas, la excavación sistemática está comenzando lentamente a revelar muchos de los cimientos de los edificios antiguos - casas, palacios, tumbas y templos de los pueblos que una vez florecieron en la zona.

Noticias producidas en mayo de 2009, de nuevos e interesantes descubrimientos en Tell el-Daba excavado por el Dr. Manfred Bietak y el Dr. Irene Forstner-Mueller. La Universidad de Viena ha descubierto más de 10.000 metros cuadrados de un gran complejo del palacio, ahora se cree que datan de la última era de los hicsos. Esta estructura no es egipcia en su plan, sino más bien como los palacios que se encuentran en Siria. Durante sus excavaciones, un fragmento de una tablilla cuneiforme, aparentemente una carta real, se encuentra desde finales del período babilónico, lo que lo convertiría en el más antiguo texto cuneiforme encontrado en Egipto hasta ahora. Otra novedad, es el esqueleto de un caballo hembra encontrado enterrado en el interior del complejo del palacio, de nuevo haciendo de este el entierro más temprano de caballos conocido en Egipto. Estos son descubrimientos importantes de la capital de los hicsos y dan testimonio de la amplia interacción de los hicsos con otras sociedades y sus relaciones diplomáticas

Tell el-Muqdam

El sitio este de Delta de Tell el-Muqdam era sagrado para el dios león Mahes (Mihos), un hijo de Bastet, además de las deidades Shu y Tefnut que fueron venerados en la forma de dos leones sentados espalda con espalda. El gran asentamiento consta de varios montículos, una vez que la antigua ciudad de Taremu se convirtió en la capital regional de la 11 ª nomo del Bajo Egipto durante el periodo ptolemaico. En tiempos de los griegos la ciudad era conocida como Leontopolis cuando el nombre de su principal deidad era Mysis.

El Templo de Mahes está situado en la zona este del lugar, pero la eliminación a gran escala y la reutilización de los bloques ha hecho los restos difíciles de datar con precisión. Sobreviven estelas y estatuas que indican que ya existía un templo en Taremu durante la dinastía XVIII. Se han encontrado otros monumentos anteriores que han sido usurpados por los reyes posteriores y una estatua de la dinastía XIV  del Rey Nehesy usurpado por Merenptah se cree que se originó aquí. Nehesy, un funcionario durante el período de los hicsos que asumió estatus real por un corto período en Avaris, también se nombra en fragmentos con inscripciones encontradas en Tell el-Muqdam, dando sus epítetos de «Amado de Seth, Señor de Avaris" y "Hijo Mayor del Rey ».

Otros objetos, incluyendo varias estatuas de bronce de los leones, se cree que proceden de Tell el-Muqdam.

Hay evidencia de que Tell el-Muqdam puede haber sido la base de poder de algunos de los reyes del tercer período intermedio y el sitio se cree que ha incorporado un cementerio real de la época. Sin embargo, algunos egiptólogos han argumentado que la capital estaba en Khemenu (Hermópolis Magna) y sólo una tumba, la de la reina Kama (ma), la madre del rey Osorkon III de la dinastía XXIII , hasta ahora se ha situado en el lugar en el oeste de las ruinas principales. Osorkon III (Usermaatra Setepenamun) se cree que hubo heredado el trono de Leontopolis de Shoshenq IV.

Otro montículo cercano a Mit Ya'ish también ha producido objetos de los mismos períodos, entre ellos una estela de Osorkon III, así como artefactos  Ptoloemaicos.

Tell el-Maskhuta

El gran montículo de ruinas de Tell el-Maskhuta en el Delta oriental era el sitio de la ciudad y capital del octavo nomo del Bajo Egipto durante el último período, cuando era conocido como Tjeku. Ya que efué excavado por Edouard Naville en 1883, el sitio fue identificado por muchos estudiosos con la ciudad de Pitón que se ha mencionado en la historia bíblica del Éxodo, pero las excavaciones más recientes de la Universidad de Toronto, durante la década de 1970 han estado en desacuerdo con esta teoría.

Naville encontró que el sitio pudo consistir en un gran recinto de adobe, que contenía los restos en ruinas de un templo de Atum y algunas otras estructuras de adobe. El nombre antiguo de la ciudad, Per-Temu (Cámara de Atum) puede derivar del nombre de este templo y fue sobre esta base lingüística que se asoció con el Pitón de la Biblia.

Una estatua de granito rojo del "Gran inspector del Palacio ', Ankh-khered-Nefer, fue encontrado en Tell el-Maskhuta. La estatua fue encargada para el templo por el propio khered-Ankh-Nefer. Estatuas como ésta animaban a los visitantes a recitar ofreciendo oraciones, lo que le garantizaba el sustento eterno. Los laterales están incisos con dos tríadas de dioses: Re-Horalhty, Shu y Tefnut; y Amón-Ra, Mut y Khonsu. La parte de atrás tiene títulos de los propietarios y de los cartuchos de Osorkon II. La estatua se encuentra ahora en el Museo Británico. También en el Museo Británico y de Tell el-Makhuta, está una figura de granito de un halcón que fue inscrita para Ramsés II y de acuerdo a la inscripción se pretende representar la divinidad solar Re-Horakhty.

La importancia fluctuante de la ciudad puede haber sido debida a su posición en el Wadi Tumilat donde un canal a través del wadi dio acceso a los buques que navegaban desde el Nilo hasta el Mar Rojo durante el Período Tardío. Las recientes excavaciones del sitio han descubierto pruebas de un nivel de ocupación de los hicsos por debajo de la ciudad más tarde fundada por Nekao II (Wehemibre) de la Dinastía XXVI.

Tell el-Maskhuta es el segundo de los dos sitios de Delta que han sido lo suficientemente excavados  como para ser identificados positivamente como centros de ocupación de los hicsos (el otro es Avaris en Tell el-Daba), aunque un número de otros sitios en la región oriental del delta ahora han producido evidencia arqueológica de la cultura de los hicsos. La Influencia cananea a dominado la cultura material de estas personas, pero a menudo se mezcla con las tradiciones egipcias, tanto en la arquitectura como en las costumbres funerarias. Seis fases de la ocupación del sitio por los hicsos  se han determinado en su mayoría por la cerámica encontrada durante las excavaciones. Gran parte de la alfarería y la cerámica egipcia no están influenciadas por las técnicas de Canaán, con un estilo decorativo característico de embarcaciones con fondos planos y profunda decoración. Se han encontrado en el lugar tinajas de piedra de doble asa, tanto importadas como de imitación cananea, dos de las cuales fueron utilizadas para entierros infantiles. Tumbas hicsas  se han encontrado en Tell el-Maskhuta, con evidencia de trincheras que datan del mismo período.

La importancia de la ciudad se redujo ligeramente después de la hora de Nekao II (Wehemibre) pero todavía fue ocupada hasta el período romano después de ser revivida por Ptolomeo II Filadelfo, con la reapertura del canal y el establecimiento de un culto funerario para su esposa, Arsínoe II. Existe el sitio de una ciudad romana llamada Heropolis, hacia el noreste del recinto, cerca del canal.

Tell el-Retaba

REFERENCIA DIDÁCTICA

A una distancia de 14 kilometros al oeste de Tell el-Maskhuta  fue construida una fortaleza durante el Período Ramessida para vigilar el ingreso al Wadi Tumilat. Esta fortificación militar incluyó también un templo de Atón, un dios que era adorado en la región oriental del delta desde los tiempos ramésidas.

Tell Basta (Bubastis)

REFERENCIA DIDÁCTICA

Tell Basta es el nombre moderno para el sitio llamado en la antigüedad Per-Bastet (el "dominio de Bastet '), como el hogar del culto a la diosa-gato Bastet, una hija del dios-sol que tomó en el papel de una madre-diosa protectora y se asociaba con la fertilidad. Los griegos llamaban a esta ciudad del este del Delta, Bubastis. Fue visitada en el siglo 5 aC por el historiador griego Herodoto, quien la describió poseiendo un hermoso templo en la tierra baja en el centro de la ciudad y rodeado de canales arbolados, dándole la apariencia de estar en una isla. Un camino pavimentado de piedra conducía de un Templo de Hermes a una enorme puerta de entrada tallada que dominaba la entrada al templo de Bastet y en el interior había un santuario que contiene una estatua de la diosa. Herodoto hizo un relato vívido de la fiesta anual de la diosa Bastet, cuando se estima que 700.000 peregrinos egipcios visitaron el lugar. Muchos detalles de la descripción de Heródoto fueron confirmados por la investigación de Edouard Naville del templo de Bastet para el Fondo de Exploración de Egipto durante 1887-9.

A pesar de que había sido ocupada ya en la Dinastía IV hasta el final de la época romana, la ciudad alcanzó su prominencia durante el Tercer Periodo Intermedio y en el período tardío fue la capital del 18 ª nomo del Bajo Egipto.

De los primeros restos, se han encontrado bloques reutilizados con los nombres de los reyes de la dinastía IV - Keops y Kefrén aparentemente comenzaron templos de culto aquí. Tell Basta cubre un área grande, dividida en dos por una carretera, con los sitios de los templos del ka de Teti y Pepi I de la dinastía VI, situados en el lado occidental, pero sólo unos pocos de los restos dispersos de columnas marcan las estructuras que han desaparecido casi por completo. Un cementerio del viejo reino ha sido descubierto cerca de la orilla norte del sitio, así como una tumba Protodinástica, o incluso de antes.

La capilla Heb-Sed (jubileo) construida por Amenemhat III (Dinastía XII) muestra que Tell Basta estaba en uso durante el Imperio Medio y un palacio de adobe que se encuentró en el extremo nororiental del sitio en 1962, se cree que pertenece a este rey y está en proceso de restauración. El palacio cuenta con una serie de salas, cámaras y columnas y placas representan a Bastet y también se encontraron allí, estatuas de Amenemhat III y sus ministros. Una gran superficie de graneros de adobe greco-romanos se ha descubierto recientemente cerca del sitio del palacio.

El templo de Bastet en la parte sur-oriental de la carretera a través de Tell Basta es considerado como la estructura más importante en el sitio. Construido en granito rojo, algunos de los bloques que se encuentran en la estructura indican que probablemente fue construido sobre cimientos del Imperio Antiguo y puede haber tenido adiciones por Ramsés II, pero el templo está ahora muy dañado y un plan exacto nunca se ha producido con éxito. Un tesoro de objetos de oro y plata y joyas fue descubierta por obreros locales cerca del sitio del templo en 1906, las primeras piezas datan del período Ramessida. Algunos de estos tesoros fueron llevados ilegalmente de Egipto y posteriormente fueron adquiridos por Berlín y el Museo Metropolitano de Nueva York. Un segundo tesoro similar se encontró el mismo año, a pocos metros de la sede del primer hallazgo y se encuentra ahora en el Museo de El Cairo.

Per-Bastet, en la ruta de Memphis a Sinaí y Asia, era un lugar estratégicamente importante desde los primeros tiempos, pero alcanzó su punto máximo durante el Tercer Período Intermedio. La capital del Delta había sido (y posiblemente aún estaba) en Tanis, donde muchos de los reyes de la época eran enterrados, pero los gobernantes libios de la dinastía XXII parecen haber elegido Bubastis como su residencia del Delta, fortaleciendo sus lazos egipcios construyendo nuevas estructuras religiosas en torno al sitio del templo de Bastet. Osorkon I (Sekhemkheperre) puede haber comenzado por la decoración de las paredes existentes con nuevos relieves y fue probablemente el gobernante que construyó un pequeño templo de Atum fuera de la estructura principal. Osorkon II (Usermaatra) construyó un nuevo tribunal y hall de entrada y construyó una pasarela de granito masivo con relieves de muy alta calidad para conmemorar su festival sed en su 22 º año. Una sala de fiestas y sala hipóstila fue construido por Osorkon III (Usermaatra) quien también construyó un templo de Maahes (Myhos), el hijo con cabeza de león de Bastet. Otro de sus hijos fue llamado Horekhenu, que fue probablemente también venerado en la zona. La historia de este período sigue siendo incierta, y a veces es imposible resolver la sucesión confusa de reyes, porque a menudo elegían nombres y epítetos similares. Más tarde, un nuevo santuario fue incorporado en el templo de Nectanebo II (dinastía XXX) y otro templo fue construido por los romanos.

En 1997,  se encuentra una estatua de piedra caliza  en la cercana ciudad de  Zagazig, a unos 300 metros del templo del ka de Pepy y representa a una mujer con sus tres hijos, sentados en una silla con las piernas de león y flanqueados por los babuinos. Se cree que la estatua puede datar del Imperio Nuevo o posiblemente más tarde.

Hay muchos sitios en los cementerios alrededor de Tell Basta. Recientes excavaciones al norte del Templo de Bastet han revelado importantes enterramientos que datan del Imperio Nuevo, incluyendo la tumba de Iuti, un visir de la XIX Dinastía y tumbas de dos virreyes de Kush, un padre y su hijo llamado Hori, que data de las dinastías XIX y XX . Bastet era originalmente una diosa con cabeza de león, que comenzó a ser representada como una mujer con cabeza de gato amigable durante el Tercer Período Intermedio. Cementerios extensos con animales comenzaron a aparecer durante este tiempo al norte del lugar, sobre todo para el entierro de millones de gatos momificados que se asociaron con el culto local. El cementerio de gatos consiste en una serie de tumbas de adobe abovedadas situadas a unos 200 metros al norte de las ruinas del templo.

Bubastis una vez pudo haber sido el lugar donde miles de peregrinos vinieron a cantar y bailar la fiesta de Bastet, pero hoy en día se parece poco más que a una zona abandonada en el borde de la mancha urbana de la ciudad de Zagazig. La antigua ciudad, que una vez jugó un papel importante en la historia de Egipto se encuentra ahora en peligro de ser destruida como un sitio arqueológico - con viviendas modernas que ahora cubren cerca de dos tercios de la zona. Piedras inscritas dispersas y fragmentos de columnas indican que este es un sitio arqueológico que se encuentra todavía en excavación por un equipo egipcio.

Recientes excavaciones en Tell Basta han revelado muchos hallazgos importantes. Arqueólogos egipcios y alemanes han estado trabajando en el lugar durante más de una década y en 1992 un alijo de pequeñas estatuillas de oro y algo de loza fue descubierto en dos cuencos durante el despacho de la columnata del templo de Ramsés II. En 1996 un equipo de SCA haciendo trabajos de limpieza encontró una piedra caliza previamente desconocida que data del Imperio Antiguo, y se sugiere que puede haber otros monumentos de este periodo en Tell Basta que aún no se ha descubierto.

Más recientemente, durante las temporadas 2002 y 2003, un equipo de la Universidad de Potsdam, dirigida por Christian Tietze descubrió una estatua colosal inscrita en el templo de Bastet, esculpida en granito rosa y que data del reinado de Ramsés II. Se cree que han formado parte de un gran templo de la época y también se han encontrado columnas. Es muy similar a la estatua de Meritamón en Akhmim, con los nombres de Ramsés II inscritos en el pilar trasero. Meritamón era la hija y consorte real de Ramsés II. La estatua, de alrededor de 11m de altura, ha sido restaurada y erigida en el sitio de Bubastis. También hay un jardín de esculturas, cerca de la entrada del sitio que muestra objetos y estatuas restaurados encontrados durante las excavaciones en Bubastis. El Tell Basta-misión de la Universidad de Potsdam comenzará su temporada 2008 marzo bajo la dirección de la Dra. Eva Lange, enfocando su trabajo en los restos de las antiguas zonas residenciales alrededor de los santuarios.

Noticias de otro hallazgo importante fueron anunciadas en abril de 2004, con el descubrimiento de un fragmento de una estela de piedra que data del 238 antes de Cristo, descubierta durante las excavaciones por un equipo germano-egipcio en una de las zonas del templo en Bubastis. La piedra registra un decreto real en el nombre de Tolomeo III y menciona una reforma en el calendario egipcio. Es notable, ya que está inscrita en griego antiguo, jeroglíficos y escritura demótica, de una manera similar a la famosa piedra de Rosetta que se encontró en 1799 que llevó a la mayor brevedad el desciframiento de los jeroglíficos egipcios. Más recientemente, en 2008, los arqueólogos egipcios en Tell Basta descubrieron una gran cabeza de granito rojo de Ramsés II profundamente enterrada en una zanja al sur del templo principal, que informa Zahi Hawass como la más bella estatua encontrada en el sitio.

Se espera que Tell Basta continuará revelando sus tesoros. El templo está siendo reconstruido y un nuevo centro de visitantes y museo se están construyendo en el lugar con la intención de hacer más accesible Bubastis a los turistas.

 

Saft el-Hinna

A pocos kilómetros al sur-este de Bubastis, en un pueblo llamado Saft el-Hinna, está el sitio de la antigua ciudad de Per-Sopdu (Per-Soped), que una vez  fué la capital de la 20 ª Nomo del Bajo Egipto . La ciudad era el centro de culto principal del dios halcón Sopdu durante la dinastía XXII. Conocida como una personificación de la frontera oriental de Egipto y representado, ya sea como un halcón en cuclillas o de un hombre con barba que llevaba un tocado con dos plumas de halcón, Sopdu también era adorado en Serabit el-Khadim en la península de Sinaí como el guardián de las rutas del desierto oriental.

Restos de muros de cerramiento del templo construido de ladrillo en el lugar fueron investigados por Edouard Naville en 1885. Aparte de varios bloques de basalto sin inscripciones, los primeros hallazgos fechados son algunos fragmentos de estatuas de Ramsés II.

 

 Atrib

REFERENCIA DIDÁCTICA

 Atrib es el nombre moderno para el sitio de la ciudad del  Delta llamada  Atribis por los griegos. Su nombre antiguo era Hwt-hery-ib y una vez fue la capital de décimo nomo egipcio. Los textos antiguos indican que la ocupación del lugar se remonta a principios del Imperio Antiguo, aunque no quedan restos de esa época, o cualquier inscripción anterior a la dinastía XII. De hecho, hoy pocos restos sobrevivientes se mantienen en todo a Atribis, ya que se han reducido en gran medida por culpa de los agricultores locales por  la utilización de grandes cantidades de sebakh (fertilizantes a partir de antiguos ladrillos de barro) de la zona.

Atrib nunca ha sido plenamente investigado. Sus monumentos fueron probablemente dispersos en la zona y sólo unos pocos restos han sido localizados. Los textos sugieren que hubo templos dedicados al dios Horus Khenty-Khety que a veces fue representado como un hombre con cabeza de halcón o un cocodrilo y era la deidad más importante de la zona. Los textos también indican que había un templo construido por Amenhotep III durante la dinastía XVIII, aunque no queda nada en el lugar. Una estatua de un león, hoy en el Museo Británico (similar a un par de leones de Soleb inscritas con el cartucho de Amenhotep III) puede haber procedido de Tell Atrib, pero esta fue usurpada por Ramsés II, por lo que su ubicación original es incierta.  Atrib es conocida por haber sido la ciudad natal del hijo de Amenhotep importante arquitecto de Hapu.

El templo más antiguo conocido en el lugar fue construido por Ahmose II (Khnemibre o Amasis) de la dinastía XXVI, que se sabe que  forjó muchos vínculos con otros países mediterráneos, especialmente Grecia. El templo está ahora demasiado arruinado para intentar una reconstrucción, pero los depósitos de la fundación se encuentran aquí y nombran al rey. En 1924 un gran alijo de plata de un tesoro que data del Período Tardío fue encontrado por los agricultores. Este constaba de unos 50 kg de plata en forma de lingotes y joyas (ahora en el Museo de El Cairo).

Existe una zona de asentamiento y el cementerio general de la época ptolemaica y romana en Tell Atrib y muchas tumbas han sido descubiertas por los agricultores locales. La tumba de la reina Takhut, esposa de Psamtek II, se encuentra en la parte norte del sitio, junto con otras tumbas del Período Tardío.

El sitio era una floreciente ciudad romana durante el siglo segundo dC y canales, villas y edificios industriales han sido descubiertos aquí, así como una casa de baños de Ptolomeo. Áreas de un templo dedicado al culto de Dionisos se han excavado recientemente, y un gran número de estatuas de Afrodita sugieren ya sea un contexto religioso o el taller de un escultor. Los talleres de cerámica han revelado vasijas decoradas en una combinación de diseños egipcios y griegos, así como objetos de fayenza.

Una expedición arqueológica polaca ha estado trabajando en Tell Atrib desde la Segunda Guerra Mundial. Durante los años 1980 y 1990, se excavaron partes de la ciudad de después de la faraónica y han sido localizados varios templos que datan del período grecorromano . El trabajo más reciente de la Misión-polaco egipcia para Atribis, dirigido por la Dra. Karol Mysliwiek ha participado en el rescate del antiguo sitio de la ciudad moderna en rápida expansión.

Tell el-Yahudiya

El sitio de Delta de Tell el-Yahudiya (Montículo de los Judios), probablemente debe su nombre a los restos de un templo y de la ciudad construida en el siglo segundo por un sacerdote judío llamado Onías, que recibió el permiso de Ptolomeo IV Filometor para construir un templo inspirado en el Templo de Salomón en Jerusalén. La ciudad fue construida para los exiliados judíos de Jerusalén y floreció durante 200 años antes de que el templo fuese cerrado por Vespasiano en el año 71.

El Templo y la ciudad de Onías era sin embargo sólo una pequeña parte de todo el sitio , que había sido llamado por los antiguos egipcios Nay-ta-cabaña y Leontopolis (City of Lions) por los griegos. El sitio data por lo menos desde el Imperio Medio, y parece haber sido ocupado hasta la época romana. Tell el-Yahudiya fue excavado por primera vez y publicado por Naville en 1890, Petrie en 1906 y posteriormente investigado por du Buisson para el Instituto Arqueológico Francés.

El principal foco de interés en el sitio se ha centrado en un recinto rectangular amurallado, que mide alrededor de 515m por 490m, que se ha fechado a finales del Imperio Medio o principios Segundo Período Intermedio. El propósito del enorme movimiento de tierras no está claro. No hay paralelismos egipcios para una estructura con esas paredes de tierra defensivas que fueron inclinadas y pegadas en la cara exterior y casi verticales en la cara interior. Por esta razón se pensó que el recinto para ser de diseño extranjero y, a menudo interpretada como una fortificación de los hicsos y conocido como el "Campamento de los hicsos. Las personas hicsas eran de origen asiático, y se sabía que se habían infiltrado gradualmente las regiones del delta durante finales del Imperio Medio, convirtiéndose en una fuerza muy poderosa en Egipto durante el Segundo Periodo Intermedio. Tell el-Yahudiya puede haber sido una de sus muchas fortalezas, aunque algunos egiptólogos consideran a la estructura como religiosa en vez de militar. Poco de las paredes del recinto han sobrevivido hasta hoy.

Los restos de las estatuas colosales de Ramsés II han sido encontradas en el interior de la parte norte del recinto y se piensa que también puede haber construido un templo aquí. En el lado occidental de la muralla estuvo un templo de Ramsés III y, probablemente, un palacio, que estaba decorado con azulejos de loza que representan cartuchos, rosetas y flores, pájaros y cautivos extranjeros (muchos azulejos se encuentran ahora en El Cairo y otros Museos). La cerámica que data del Imperio Medio y el período de los hicsos,  está especialmente caracterizada por un tipo de jarrito llamado 'Tell el-Yahudiya Ware, que se fabrica a partir de polvo de ladrillo negro, a menudo decorado con un diseño blanco con incisiones en zig-zag. El estudio de la cerámica ha revelado centros de producción en Egipto y el Levante. Al este del recinto hay cementerios de varias fechas.

DELTA OCCIDENTAL

Abu Sir (Taposiris Magna)

 

REFERENCIA DIDÁCTICA

En la costa mediterránea del norte de la Delta, a unos 45 kilómetros al oeste de Alejandría está la ciudad de Abu Sir. Aquí se encuentra el sitio de Taposiris Magna, una ciudad importante durante el periodo ptolemaico. Uno de una serie de sitios greco-romanos en la costa norte, Taposiris Magna tenía un puerto con un malecón y muelles. Una torre cercana aún permanece in situ. Construida por Ptolomeo II Filadelfo como una réplica del tamaño de una décima parte del Faro de Alejandría, la torre era en realidad un monumento funerario.

Durante el período persa en Egipto, la ciudad, que posiblemente pudo haber sido habitada desde tiempos Predinástico, se convirtió en la capital del reino pequeño de Marea. Este nombre se deriva de la antigua Lake Mareotis que se extendía hacia el sur-este, en lo que fue en su momento, un terreno fértil, en una zona famosa por sus vinos. El lago se ha reducido de tamaño desde el siglo 19, debido a la recuperación de tierras.

 Hoy la mayor parte de los restos de Taposiris Magna, son de fecha a partir del período greco-romano. Las ruinas de adobe de la ciudad contienen restos de baños públicos, construidos por el emperador Justiniano, así como las prensas de aceite, otras estructuras internas y las viviendas, algunas decoradas con yeso y mosaicos. El monumento más importante de la ciudad era un templo cerrado dentro de las paredes de piedra caliza,de lados de 84m. Las paredes, aunque ahora en ruinas siguen en pie y son de unos 10 metros de alto en algunas partes, con entrantes. Una torre de piedra fue construida en el lado oriental, pero el templo parece estar inacabado y sin inscripciones y su fecha exacta todavía no está clara. Dedicado a Osiris e Isis, el templo fue destruido sobre todo cuando una iglesia cristiana fue construida en el patio durante la era bizantina.

El sitio fue utilizado como fortaleza durante la invasión árabe de Egipto, entonces, como una estación de cuarentena y parte de la ruta de las caravanas de la costa.

El sitio ha sido excavado por un equipo húngaro dirigido por Gyozo Voros entre 1998 y 2001. Hallazgos recientes incluyen monedas de oro y una pulsera de oro que data del período bizantino (siglo 4 dC). Un buen estado de conservación del busto de granito negro de la diosa Isis, representada en el estilo griego con una peluca de rizos también se ha encontrado en el área del templo. El sitio que previamente se había descuidado un poco está siendo sometido a la preservación del Consejo Supremo de Antigüedades.

En abril de 2009, un comunicado de prensa del Consejo Supremo de Antigüedades dijo que una investigación de radar del templo de Taposiris Magna, nombrado como un templo de Isis, ya se ha terminado y que muchas más excavaciónes se llevarán a cabo. El Dr. Zahi Hawass del SCA y el Dr. Kathleen Martínez, de la República Dominicana, están mirando la posibilidad de que la tumba de Cleopatra y Marco Antonio se pueda situar en este lugar. El Dr. Hawass afirma que una hermosa cabeza y monedas que representan a Cleopatra, así como muchos otros objetos interesantes han sido encontrados por la expedición. Otra novedad de la encuesta de radar es el descubrimiento de un cementerio antes desconocido fuera del recinto del templo.

Alejandría

REFERENCIA DIDÁCTICA

Moderna Alejandría, el principal puerto mediterráneo de Egipto y la segunda ciudad más grande del país, se encuentra en una estrecha franja de tierra entre la costa y una laguna conocida como Lago Mariut. Originalmente fundada por Alejandro Magno en el 332 aC, la ciudad se convirtió en un activo puerto y centro de la cultura griega durante el periodo ptolemaico, tiempo durante el cual se construyó el famoso Faro de Alejandría. Fue también durante este tiempo que se estableció la Gran Biblioteca de Alejandría para albergar lo que se convertiría en la mayor colección de manuscritos antiguos en el mundo clásico. Tristemente la biblioteca se quemó, junto con una colección irremplazable de papiros en el tercer siglo antes de Cristo.

Muchas de las estructuras en la parte norte de la nueva gran ciudad moderna de Alejandro ahora han desaparecido bajo las aguas del puerto occidental. Los principales edificios públicos de la época se vieron afectados por el hundimiento, haciendo que se hundieran en el mar y  se perdieran para los exploradores de hoy. En los primeros años del siglo 20, fué cuando se hicieron varios descubrimientos importantes en el norte y oeste de la actual línea de costa. Recientes excavaciones han sacado a la luz muchos de los monumentos más antiguos, gracias a los avances tecnológicos en la arqueología subacuática en la última década. Los equipos encabezados por Jean-Yves Empereur y Franck Goddio, así como el Consejo Supremo Egipcio de Antigüedades 'Departamento de Arqueología Subacuática ya han hecho muchos descubrimientos emocionantes, especialmente en el puerto oriental de Alejandría.

Durante la época de Alejandro, la ciudad se dividió en cinco zonas, incluyendo un barrio real llamado el 'Brocheon'. Existe evidencia de que la ciudad se había establecido cerca de un pueblo egipcio ya existente con un pequeño puerto llamado Raqote y fue probablemente en este donde los egipcios nativos vivían. Desde el momento de la muerte de Alejandro Magno en el 323 aC la ciudad floreció, convirtiéndose en la capital bajo los gobernantes Ptolomeos de Egipto hasta la muerte de Cleopatra VII, cuando el país fue absorbido por el Imperio Romano. El área alrededor del puerto oriental se hizo más importante durante los períodos ptolemaicos y romano  y son estos monumentos, que son los más destacados en la actualidad.

Recientemente se ha anunciado que el sueño del primer museo arqueológico submarino del mundo pronto se podrá realizar en el Puerto de Alexandria, con el fin de hacer que los monumentos de la bahía sean accesibles para todos. En la actualidad el museo planeado se encuentra todavía en la etapa de la financiación y la logística, pero felizmente, salidas de aguas residuales en la zona arqueológica del puerto ya se han cerrado en el flanco de bajada  para hacer que el agua turbia sea clara.

El Faro de la isla de  Pharos

REFERENCIA DIDÁCTICA

Uno de los monumentos más famosos de la antigua Alejandría fue el Faro de Alejandría, una obra maestra de arquitectura encargado por Ptolomeo I Soter  alrededor del 297 BC e inaugurado por su hijo Ptolomeo II Filadelfo quince años después. Probablemente, el faro más antiguo conocido, el de Alejandría, una de las siete maravillas del mundo antiguo, se puso de pie en una pequeña isla a 1,5 km de la costa en el puerto oriental y estaba conectada a la tierra por una calzada estrecha, el 'Heptastadion'. El faro se cree que se alzaba alrededor de 130m por encima del puerto, el aumento en tres niveles con una base cuadrada, un segundo nivel de planta octogonal y una torre redonda que sostenía la linterna. El faro funcionaba por un fuego encendido en la torre y brillaba en un enorme espejo de bronce pulido que reflejaba la luz lejos de la costa. Estrabón, que escribió en el siglo I dC, describió cómo la luz puede ser vista por los marineros a 50 kilometros de la costa. Fue mencionado por numerosos viajeros clásicos, árabes y europeos y siguió brillando sobre las rocas traicioneras del puerto de Alejandría durante más de quince siglos. El monumento se descuidó un poco después de la conquista árabe y por el siglo 10 se había deteriorado en gran medida debido a los terremotos y hundimientos. El faro finalmente se derrumbó durante un terremoto mortal en el siglo 14 después de que ya no era capaz de funcionar. En el espigón inmediatamente al norte del Fortin de Qait Bey, Jean-Yves Empereur y su equipo han descubierto lo que se cree que son los bloques caídos gigantescos de la torre de Pharos. Qait Bey, el nombre del sultán árabe que construyó la fortaleza en la década de 1470, marca la posición original del faro e incorporó muchos de los bloques originales en su construcción. El Fuerte de Qait Bey  todavía se puede ver hoy, después de muchas ampliaciones y reconstrucciones, y es la sede del Museo Naval. No quedan restos in situ del Faro de Alejandría, pero cercana a Abu Sir una estructura alta de 17m construido como un monumento funerario por Ptolomeo II Filadelfo, es al parecer una réplica de la torre de tres pisos del faro de Alejandría.

Necrópolis de Anfushi

REFERENCIA DIDÁCTICA

El pequeño cementerio de Anfushi se encuentra al oeste del puerto oriental de la península de Ras el-Tin. Cinco tumbas griegas excavadas en la roca  que datan de los siglos III y II antes de Cristo fueron descubiertas en la primera parte del siglo 20. Cada tumba consta de un patio abierto rodeado de cámaras que contienen uno o varios enterramientos. Lo más interesante es la Tumba I, que forma parte del grupo de la derecha, se accede por una escalera excavada en la roca pintada con escenas mitológicas. Las suites de entierro están elaboradamente decoradas con deidades egipcias (Osiris, Isis, Anubis y Horus), esfinges agazapadas y otros temas egipcios. La cámara funeraria de la tumba III en el grupo de la izquierda contiene un gran sarcófago de granito rosa de Asuán. Las tumbas Anfushi se caracterizan por su decoración de motivos geométricos en cuadrados, rombos y octógonos negros, blancos, azules y rojos.

El Serapeum y el 'Pilar de Pompeyo'

REFERENCIA DIDÁCTICA

En una colina en la parte más antigua de Alejandría, en el sur-oeste de la ciudad, se encuentran las ruinas del Serapeum, bordeado al norte por un gran cementerio musulmán. Poco queda hoy del centro de culto del dios Serapis, que se creó cuando el culto de Osiris se fusionó con el culto a Apis (y varios dioses griegos) durante el reinado de Ptolomeo I. El rey construyó un pequeño templo de Serapis, sólo para ser sustituido con un templo más tarde por Ptolomeo III y una placa de oro, ahora en el Museo Greco-Romano de Alejandría, conmemora su fundación en dos idiomas. Se pensaba que el recinto del templo contenía una tumba del sagrado Toro Apis y bóvedas de entierro para los chacales sagrados en galerías subterráneas. También pudo haber albergado una pequeña biblioteca. El complejo del templo, que fue destruido por los cristianos en el año 391 dC es ahora un parque arqueológico que contiene varias estatuas y esfinges faraónicas y clásicas que se encuentran en la zona. El monumento más famoso en el parque es el erróneamente denominado 'Pilar de Pompeyo ", una columna de granito rojo de 30m de altura, que fue erigida en el 298 dC en honor del emperador Diocleciano (visto en una inscripción en griego en la base). Fue nombrado 'Pilar de Pompeyo "cuando los viajeros durante la Edad Media erróneamente atribuidos al rival de Julio César, Pompeyo, que se piensa que fue enterrado aquí y ya se ha convertido en uno de los principales monumentos de Alejandría.

Kom el-Shuqafa

REFERENCIA DIDÁCTICA

Las catacumbas de Kom el-Shuqafa consisten en un laberinto de tumbas grecorromanas que datan de los primeros dos siglos de nuestra era. Este complejo laberinto de tumbas, descubiertas en 1900 en Abu Mansur Street, en la zona Karmouz, fueron cortadas en la roca bajo la ciudad moderna. El acceso por una escalera de caracol conduce a tres niveles de enterramientos que datan de diferentes periodos de la Antigüedad, aunque las tumbas originales pueden haber pertenecido a una sola familia rica de Alejandría. El eje central conduce a un vestíbulo con hornacinas y la Rotonda, un eje secundario con un techo abovedado. Una puerta a la izquierda pasa a la Triclinio, una gran sala de columnas con sofás de piedra que se utilizó para los banquetes funerarios. Al este de la Rotonda está una gran sala separada conocida como el 'Salón de Caracalla', que se dice que contiene los huesos de los jóvenes cristianos que fueron masacrados por el emperador en el año 215 dC (pero sin ninguna base histórica). Más allá de esta sala está una cámara sepulcral pintada con escenas de Isis y Neftis que protegen a la momia de Osiris en un sofá al estilo egipcio. Al norte de la Rotonda, una escalera conduce a un piso inferior, que contiene las tumbas más interesantes. Aquí hay muchas galerías de lóculos (donde se colocaron los fallecidos) y las paredes de la tumba principal están decoradas en una fusión de temas egipcios y greco-romanos, que datan de los emperadores Domiciano y Trajano. Símbolos egipcios, como el disco solar alado y uraeus se mezclan con elementos helenísticos. Flanqueando la entrada de la cámara funeraria se tallan los relieves de Anubis y Seth-Tifón bajo la apariencia de los legionarios romanos. Una vez más podemos ver la imagen del fallecido en un sofá funerario protegido por dioses egipcios en medio de la decoración de guirnaldas florales y cabezas de Medusa.

 Kom el-Dikka

REFERENCIA DIDÁCTICA

En un parque, en el centro de Alejandría, en el lado norte de Midan el-Gumhureya está un anfiteatro romano, el único ejemplo de este tipo de monumento existente en Egipto. El pequeño Odeón, que data originalmente del siglo segundo dC, era un teatro semicircular con techo, utilizado para la música y la poesía representadas en un escenario lleno de piezas de mosaico y contenía asientos para más de seiscientas personas en trece gradas de mármol blanco. El teatro fue remodelado más tarde, pero fué destruido durante un terremoto, probablemente en el siglo sexto o séptimo. Fue descubierto durante los trabajos de construcción moderna y excavado por un equipo de arqueólogos polacos durante la década de 1960. Excavaciones más recientes en el sitio de Kom el-Dikka, que significa "cerro de escombros ', han revelado muchos restos de la ciudad romana, incluyendo el centro de una casa de baños, cisternas, un gimnasio y calles de la zona residencial. Al este del Odeón, una gran villa que data del reinado de Adriano ha sido nombrada la 'Villa de los Pájaros ", debido a al magnífico piso de mosaico en la sala principal que representa a varias especies de aves. La Villa de los Pájaros es uno de los ejemplos mejor conservados de una gran residencia romana en Egipto.

Necrópolis de El-Shatbi

REFERENCIA DIDÁCTICA

Las Necrópolis el-Shatbi está cerca de la línea de costa de Alejandría, al este del puerto oriental en Calle de Port Said . Esta es la necrópolis más antigua de Alexandria, que datan del siglo III a. Aunque sin decoración, la arquitectura es de gran interés, la tumba principal se inspira en una casa griega. La entrada conduce a dos corredores, con salas que contienen entierros en loculi. Un patio abierto conduce a un vestíbulo y de la principal cámara funeraria que contiene más de dos sarcófagos en forma de camas. Parte de la tumba principal en el-Shatbi está ahora inundada. Muchos hallazgos importantes han sido descubiertos en la necrópolis, incluyendo hermosas estatuillas de terracota policromada de dos damas alejandrinas, ahora en el museo grecorromano.

 Necrópolis de Mustafa Kamal

REFERENCIA DIDÁCTICA

También forman parte de la necrópolis oriental, cuatro tumbas, que datan de los siglos III y II aC, que se pueden encontrar en Moasker Romani  en Rushdi. La tumba I es la más impresionante, y comprende varias cámaras con loculi dispuestas alrededor de un patio central abierto. Se accede por una escalera. En el centro del patio, un altar frente a la pared sur y detrás hay tres puertas que conducen a un gran vestíbulo transversal. El patio está decorado con columnas dóricas, pequeñas esfinges sobre plintos y por encima de la puerta central, un friso pintado que representa a damas y caballeros en una escena de libación. En la pared opuesta una cisterna para el agua se alimenta de un pozo en una cámara hacia el oeste.

Hay muchas otras atracciones para el visitante en Alejandría. Además de los muchos jardines, mezquitas, palacios, parques y por supuesto, las playas, se encuentra el Museo Greco-romano, donde se alojan muchos hallazgos de los principales monumentos de Alejandría. El museo está en el barrio griego, donde ricos alejandrinos griegos construyeron sus magníficas villas a la vuelta del siglo 19 , en calles con nombres de los gobernantes de todas las épocas de la historia egipcia.

Uno de los tesoros recientes de la ciudad es la nueva Biblioteca de Alejandría, inaugurada en 2002. Esta nueva biblioteca tiene como objetivo convertirse en un gran centro cultural, que va de alguna manera a reemplazar la antigua biblioteca de Alejandría destruida trágicamente hace unos 2000 años. La ayuda internacional ha ayudado a desarrollar el proyecto, una enorme estructura ultra-moderna que consta de once sectores bajo un techo de cristal y paneles de acero, tardó diez años en completarse. La Biblioteca contendrá ocho millones de libros en siete plantas, así como un nuevo museo de antigüedades que comprende más de mil artefactos, un gran centro de conferencias y un planetario. El sitio, al lado de la Universidad de la facultad de artes de Alejandría, se cree que está situado cerca del sitio de la biblioteca original.

El nuevo Museo Nacional de Alejandría fue inaugurado en agosto de 2003 para documentar la historia de la ciudad durante la época faraónica, romana, copta y épocas islámicas. El museo está ubicado en un antiguo palacio de estilo italiano exquisito construido en 1929 por Bassili Pasha, un prominente ciudadano de Alejandría. Después de ser propiedad del consulado americano durante 37 años, el palacio fue comprado por el Ministerio egipcio de Cultura, que han gastado más de 25 millones de libras egipcias en la restauración y conversión en museo. Las antigüedades de los períodos históricos se muestran en tres plantas y cuentan con más de 1.800 artefactos que incluyen varios artículos de las últimas excavaciones subacuáticas en la región. El edificio también incorporará un auditorio y un teatro al aire libre. El museo se encuentra en el antiguo edificio del Consulado Americano en Fouad Street.

 

 

Abukir (Canopus)

REFERENCIA DIDÁCTICA

La aldea moderna de Abukir está situada en el punto de la Bahía de Abukir occidental, en la costa mediterránea del este, a 19 kilometros de Alejandría. Los escritores antiguos griegos describen dos ciudades decadentes, Canopus y Herakleion, en la desembocadura de la rama Canopica ahora extinta del Nilo. Las ciudades, que comenzaron a declinar en fortuna después de la fundación de Alejandría en el año 331 antes de Cristo, fueron tragadas por el mar.

Una gran cantidad de textos antiguos documentan las ciudades. Herodoto, visitó Canopus durante el siglo 5 aC, mientras que Estrabón visitó siglos mas tarde Herakleion a principios del primer milenio , escribiron sobre ellas alrededor del mismo tiempo, y Séneca condenó las ciudades como decadentes y corruptas. La riqueza original de las ciudades parece haber derivado de la recaudación de los impuestos sobre las mercancías que entran en los puertos de la costa para ser enviadas río arriba. El famoso "Decreto de Canopus, que otorga que los sacerdotes se reunieron en Canopus en 238 aC en honor de Ptolomeo III (que se encontró en Tanis por Karl Lepsius) ofrece un texto trilingüe que ha sido de gran valor en el estudio de la lengua egipcia antigua, comparable a la Piedra Rosetta.

Los habitantes de Canopus se sabe que adoraron frascos con cabeza humana como la personificación de Osiris y fueron representados en algunas monedas romanas de la casa de moneda de Alejandría, una imagen que proporciona a los primeros egiptólogos un nombre para los frascos con cabeza humana utilizados para el entierro de las vísceras durante el proceso de momificación. Sin embargo, es un error pensar que los vasos 'canopes' encontrados en las tumbas tenían nada que ver con la ciudad de Canopus, pero el nombre se les ha pegado.

Durante muchos siglos hemos sabido de la existencia de Canopus y Herakleion y el área de Abukir ha sido visitada por muchos viajeros desde el siglo 18, que se derivarían de la costa en la esperanza de encontrar evidencia de las ciudades en ruinas. Ciudades sumergidas han capturado la imaginación de los viajeros de todas partes y Canopus no es una excepción, pero hasta hace poco no hemos tenido evidencia documentada del  catastrófico desastre que  pudo haber ocurrido para que provocara la desaparición repentina y total de estas ciudades, probablemente alrededor del siglo octavo. La especulación por los estudiosos ha sido variada, y han sido sugeridos terremotos, inundaciones, colapso de subsistencia y un aumento en los niveles del mar .

El espectacular descubrimiento de las ruinas casi intactas de Canopus y Herakleion fue anunciado en 1999, tras una expedición por un equipo de arqueólogos marinos franceses dirigidos por Franck Goddio. Desde entonces, con la ayuda de los métodos más modernos en tecnología submarina, el Instituto Europeo de Arqueología Subacuática en colaboración con el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto han hecho muchos descubrimientos emocionantes durante varias temporadas de buceo frente a la costa en la bahía de Abukir. La enorme importancia del lugar radica en su existencia antes de la fundación de Alejandría y en el hecho de que sus monumentos se han conservado en gran parte, a diferencia de las ruinas submarinas en la Bahia de Alejandría. Hay muchos años de trabajo por delante para los buceadores, los arqueólogos e historiadores que conforman el equipo internacional, que sin duda revelarán una gran cantidad de información sobre las relaciones económicas y culturales que existían entre Egipto y Grecia a finales del periodo faraónico.

Kom Gi'eif (Naukratis)

REFERENCIA DIDÁCTICA

A unos 80 kilómetros al sur este de Alejandría, junto a la autopista de El Cairo-Alejandría, están los pueblos de Kom Gi'eif, el-Nibeira y el-Niqrash, que cubren el yacimiento arqueológico en expansión de Naukratis. El establecimiento, fundado por lo menos ya en la dinastía XXVI, cuando se otorgaron a los colonos extranjeros un monopolio sobre el comercio con el Egeo, más tarde se convirtió en uno de los centros comerciales griegos más importantes, atendiendo las necesidades de sus diversas comunidades. Naukratis era el centro principal de las relaciones culturales entre Grecia y Egipto durante la última época faraónica hasta la fundación de la gran ciudad de Alejandría.

Petrie descubrió Naukratis al principio de su carrera y excavó partes de este sitio único en 1884-5, a continuación, seguido por A Gardner en 1899 y DG Hogarth durante los primeros años del siglo 20, cada uno hizo publicación de su trabajo. Más recientes estudios y excavaciones al sur del sitio se han llevado a cabo por los arqueólogos norteamericanos W Coulson y A Leonard durante la década de 1970 y principios de 1980. Cuando Petrie visitó por primera vez Naukratis, el área al sur del sitio en Kom Gi'eif, consistía en un gran montículo de medición de 400m por 800m,  en mal estado, pero ahora completamente aplastado y anegado. Al este de esta, una gran pared encierra el templo principal de la ciudad, pensado para ser dedicado a Amón y Thoth. El lugar también contenía una gran plataforma, de por lo menos 15 m de altura, que puede haber sido utilizada con fines militares o administrativos.

Herodoto, quien visitó Naukratis durante el siglo 5 aC, nos dice que el sitio fue "dado a los griegos por Ahmose II ', que gobernó desde la capital  Sais de la dinastía XXVI , a 16 kilometros al norte-este, a pesar de que un pequeño asentamiento de extranjeros probablemente habría existido en Naukratis antes de este tiempo. Las subvenciones de tierra fueron dadas a los comerciantes griegos que no deseaban vivir permanentemente en Egipto, y se les permitió establecer altares y santuarios a sus propios dioses. La cerámica que data de la era de Corinto es la cerámica griega antigua encontrada en el sitio y esto confirmaría lo que cuenta Herodoto, aunque milesios y otras comunidades griegas fueron las más influyentes durante el periodo Saita y Períodos persas. El comercio se regulaba por la legislación egipcia y estaba sujeto a los impuestos pagados a los reyes saítas y parecen haber consistido en artículos de lujo del Mediterráneo, como la plata y el aceite de oliva a cambio de maíz egipcio, lino y papiro.

Hacia el extremo norte del sitio hay tres templos dedicados a Dioscuros, Apolo, Hera, construidos en estilo helenístico y cada uno dentro de su propio recinto sagrado, que se cree que se construyó a principios del siglo sexto antes de Cristo. Aquí Petrie encontró restos de columnas jónicas del Templo de Apolo y todavía quedan algunos restos existentes de los monumentos griegos, aunque ahora en malas condiciones. Al este de estos santuarios estaba un 'Hellenium' y un pequeño santuario de Afrodita se encuentran más al sur.

Varias embarcaciones han sido recuperadas de alrededor de los santuarios, inscrita con dedicatorias a deidades griegas de la ciudad. Algunos de ellos fueron donados por personajes conocidos de la historia, incluyendo un fragmento de una taza incisa con el nombre del mismo Herodoto. El centro del sitio contenía la ciudad principal, con muchas casas construidas durante el periodo ptolemaico. Fue en esta zona donde Petrie encontró un taller de loza que  habría producido dos tipos de objetos egipcios y griegos, entre ellos numerosos escarabajos y acristalamientos que datan de tan atrás como el reinado de Psamético I. Muchas monedas griegas de plata y bronce han sido encontradas durante la excavación del sitio, las únicas monedas conocidas desde el Egipto faraónico, aunque probablemente no circularon en general en ese momento ya que la mayoría de ellas parecían estar en perfecto estado.

El hallazgo más significativo de Naukratis es la estela de la dinastía XXX de Nectanebo I, uno de los últimos faraones realmente egipcios . Las tallas perfectamente conservadas de la estela de Naukratis (ahora en el Museo Egipcio de El Cairo) anuncian un decreto del rey de que un impuesto de una décima parte de todos los bienes de Naukratis se abonará en su tesorería para beneficio del templo de Neith en Sais. La ciudad de Naukratis ha demostrado ser la fuente mejor documentada que tenemos de las relaciones entre Grecia y Egipto a finales del periodo faraónico.

Kom el-Hisn

Kom el-Hisn está en el borde del cultivo del delta hacia el oeste de la ciudad de Tanta y unos 12 km al sur de Kom Gi'eif (Naukaratis). Aquí un gran montículo cubre una ciudad antigua, probablemente llamado Imu (Yamu), que a partir del Imperio Nuevo fue en adelante capital del tercera Nomo del Bajo Egipto, conocido como el 'Nomo libio'. La ciudad de Imu se menciona en numerosos textos antiguos, y  sustituye una capital anterior y muy importante de la provincia en la región llamada Hwt-Ihyt, cuya ubicación aún no ha sido descubierta, pero se sabe que se remontan a la dinastía I.

El sitio fue visitado por Petrie en 1884 y examinado por F Llewellyn Griffith en 1885. Los monumentos más tarde fueron descritos por Georges Daressy y excavados durante la década de 1940 por los arqueólogos egipcios, A Hamada, M el-Amir y S Farid. Cuando Griffith visitó Kom el-Hisn gran parte del montículo estaba intacto, con paredes de adobe visibles del recinto, 115m por 64m, y la base de una torre, pero el sitio ya se ha reducido por los agricultores que extraen sebakhin para fertilizantes y han quedado en parte bajo el cultivo. Un equipo canadiense inspeccionó el sitio en 1980.

La ciudad de Imu fue ocupada por lo menos desde el Imperio Antiguo y mencionada en los textos desde la dinastía V, aunque poco queda de este período. La parte principal del montículo está ahora dominado por los restos en ruinas de un templo establecido por Sesostris I de la dinastía XII y dedicada a la diosa Sekhmet dual-Hathor. Tanto Sekhmet y Hathor celebran los títulos de 'Señora de Imu' y ellos se combinan y se veneran como una deidad en esta área con frecuencia. El templo parece haber estado en uso durante un largo período. Construido en el Imperio Medio, fue renovado por Ramsés II en la dinastía XIX y se extendió por Sesonquis III durante la dinastía XXII.

Griffith encontró cuatro estatuas en Kom el-Hisn, dos de las cuales aún permanecen en el lugar. Representan a Ramsés II Usermaatra Setepenre sentado con una diosa, presumiblemente Hathor, y ambos están inscritos en la espalda con los títulos de referencia a Sekhmet o Hathor como "Señora de Imu '. Otra estatua fue trasladada al Museo de El Cairo a principios del siglo 20, mientras que una quinta, y muy degradada estatua de Ramsés II también se encuentra cerca del edificio de descanso. Una estatua de Amenemhat III Nimaatre de la dinastía XII también se encontró en el sitio.

Gran parte del recinto del templo descrito por Griffith ahora ha desaparecido, dejando sólo un esquema y un par de bloques restantes. Sin embargo, el cementerio cercano, al sur-oeste del recinto del templo, cerca de la aldea moderna, contiene cientos de tumbas que datan en su mayoría del primer periodo intermedio al Nuevo Reino. La más impresionante tumba pertenecía a Khesuwer, un sacerdote del Imperio Medio del templo de Sekhmet-Hathor. Las paredes estaban inscritas con sus títulos que incluyen "Supervisor de los Profetas" y "Jefe del Harem", que probablemente se refiere a la supervisión de las sacerdotisas. La tumba de piedra de Khensuwer es una de las pocas grandes tumbas no reales que sobreviven en el Delta y fue construida a partir de bloques de piedra caliza, probablemente estaba originalmente rodeada por muros de adobe. Muchos otros entierros han sido datados por los sellos y escarabajos pertenecientes al Nuevo Reino. Al norte del sitio está un área que contiene muchos huesos de ganado, posiblemente un cementerio de ganado asociado con el templo.

Merimda Beni Salama

Merimda Beni Salama es un importante lugar de asentamiento predinástico en el margen occidental del delta, unos 60 kilómetros al noroeste de El Cairo.

Repartidas en una terraza baja por encima de la llanura de inundación moderna, el sitio grande proporciona la evidencia más temprana de asentamientos en la región del Valle del Nilo o Delta y ha dado su nombre a la fase 'Merimda' de la cultura predinástica egipcia Inferior. Los primeros habitantes del lugar eran pueblos agricultores que combinaban la caza y la pesca con la cría de animales y el cultivo de productos como la cebada, el trigo y el lino, y habrían vivido en chozas sencillas construidas de postes cubiertos de juncos. Más tarde se construyeron casas ovaladas con paredes cubiertas de barro en el que un hogar y una losa de piedra para moler el grano eran las características principales.

Durante su excavación por H Junker 1928-1939 y otro equipo alemán en la década de 1980  se ha descubierto que el sitio constaba de cinco niveles, que muestran tres fases de ocupación que datan del c5000 - C4100 BC, que es más o menos equivalente a la cultura Badariana y Amratiana ( Naqada I) y fases Predinásticas en el Alto Egipto. El primer nivel se caracteriza por una amplia gama de cerámica no templada  y sin pulir, en ocasiones decorados con un diseño en espiga. El Nivel II, conocido como Medio Merimda, reveló estructuras más complejas de la madera y la cestería, la cerámica de templado de paja, y muchos entierros. Tenían herramientas de piedra que fueron insertadas en mangos de madera y también hicieron uso del hueso y del marfil. El plazo o cultura "Classica Merimda 'se refiere al período de Nivel III de la ocupación, cuando el asentamiento consistía en una gran aldea de chozas de barro y espacios de trabajo en grupos organizados de los edificios que se imponían en las calles. El alto nivel de organización en los pueblos se indica con numerosos silos o graneros subterráneos, alineados con el grano de cestería y se utilizaban para almacenar, probablemente asociados a las viviendas individuales. La sugerencia es que para las fases posteriores, la población estuvo conformada por grupos familiares económicamente independientes en una vida de pueblo formalizado.

Entre las casas están muchas tumbas - fosas ovales poco profundas en las que el difunto fue enterrado en una estera de caña y mirando hacia el este, pero con muy poca evidencia de ajuar funerario. La mayoría de los entierros que se encuentran entre las casas del asentamiento contenían los cuerpos de los niños o adolescentes, mientras que se cree que la población adulta tuvieron que haber sido enterrados en cementerios aún no descubiertos en otros lugares.