OASIS DE EGIPTO

 

OASIS DE SIWAH

 

Siwa o Siwah es una ciudad en el oeste de Egipto, localizado cerca de un oasis homónimo, entre la Depresión de Qattara y el Mar de Arena egipcio, en el Desierto de Libia, aproximadamente a 50 km al este de la frontera con Libia, y a 560 km de El Cairo.

Situación: Latitud: 29º 12' N, longitud: 25º 29' E, altitud: -13 m.

De unos 80 km de longitud y 20 km de anchura, es una de las regiones más aisladas de Egipto, con cerca de 23.000 habitantes, la mayoría hablantes de una lengua bereber o tamazight propia, llamada siwi o tasiwit. Es el enclave berberófono más oriental del mundo, muy alejado de las principales áreas lingüísticas bereberes, que se encuentran en el Magreb. La actividad principal es la agricultura, donde prima el cultivo de dátiles y aceitunas.

Cercle rouge 50%.svg

Mapa de Egipto: Siwa.

                                                                  Historia

Aunque se sabe que en el Oasis de Siwa hubo asentamientos en el X milenio a. C., las primeras evidencias de contactos con el Antiguo Egipto son durante la Dinastía XXVI de Egipto, cuando se dató una necrópolis. El antiguo nombre egipcio de Siwa era Sekht-am "tierra de palmeras".

Los pobladores griegos de Cirene establecieron contacto con el oasis al mismo tiempo que los egipcios (siglo VII a. C.), y el templo del oráculo de Amón (Zeus Amón) ya era famoso en la época de Heródoto. El oráculo le confirmó a Alejandro Magno que era un ser divino y el legítimo faraón de Egipto durante una visita anterior al comienzo de su campaña de conquista en Persia en el año 331 a. C.

 

 

 

 

Una leyenda, transmitida por el historiador griego Heródoto, narra que el rey Cambises II de Persia (524 a. C.) envió un ejército de 50.000 soldados para atacar a la población del oasis, pero desapareció en medio de las arenas del desierto.

REFERENCIA DIDÁCTICA

 

 

Los romanos usaron posteriormente al Oasis como un lugar para alojar a los desterrados. Bajo su gobierno las profecías del oráculo cayeron en desprestigio. La evidencia sobre la existencia del cristianismo en Siwa es dudosa y aunque en 708 los habitantes del Oasis resistieron el asedio de un ejército islámico, probablemente no se convirtieron hasta el siglo XII. Un documento del año 1203 menciona a siete familias viviendo en el Oasis, con sólo cuarenta personas, pero luego la población creció hasta 600 habitantes.

La primera visita de un europeo, desde tiempos de los romanos, fue la de William George Browne, quien visitó el lugar en 1792 para contemplar el antiguo templo del oráculo. El Oasis fue anexionado oficialmente a Egipto por Mehmet Alí, en 1819, pero su dominio fue relativo, pues hubo numerosas revueltas.

Siwa fue el lugar de algunas batallas durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. El Long Range Desert Group del Ejército Británico tuvo una base en este oasis, pero las unidades de Rommel del Afrika Korps tomaron posesión de este lugar en tres ocasiones.

 

 

                                                                                     Lugares de interés histórico

    Ruinas de la ciudadela de Shali.

                                                                     Cultura y costumbres

Los habitantes de Siwa son conocidos por sus artesanías como platería ornamental, coloridos vestidos de bodas, cerámicas y canastas hechas con sus emblemáticas palmeras.

El Manuscrito de Siwa, custodiado por una de las principales familias del lugar, recoge sus costumbres, algunas tan singulares como las de matrimonios entre hombres, comentadas por el viajero alemán Steindorff. Los antiguos terratenientes de Siwa se esposaban con sus jornaleros, llamados zagala, y no recuperaban su libertad hasta cumplir los cuarenta años; entonces podían casarse con mujeres. El rey Fuad, que visitó el lugar en 1928, prohibió los matrimonios homosexuales, aunque posiblemente durante algunas décadas continuaron celebrándose. Algunos exegetas musulmanes citan este caso como ejemplo de una larga tradición de tolerancia hacia la homosexualidad en las culturas islámicas, a pesar de la represión existente en la actualidad, por influencia de los movimientos integristas e islamistas de nuevo cuño:

A quien nos haya seguido hasta ahora, no le sorprenderá descubrir la existencia de matrimonios entre homosexuales en el mundo islámico, hasta bien entrado el siglo XX. [...] En concreto, la celebración de matrimonios entre homosexuales musulmanes está documentada en el oasis de Siwa, situado en el desierto de Libia, en la actualidad en territorio egipcio. Es improbable que se trate de un caso aislado.

                                         

Una misión arqueológica del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto descubrió, en agosto de 2007, huellas humanas fosilizadas que se datan en más de un millón de años de antigüedad. Zahi Hawass informó que para determinar la fecha se están analizando muestras de plantas fosilizadas del mismo estrato.

 

 

OASIS DE AL-FAYUM

 

El Fayum o El Fayún (en idioma árabe Al-Fayyum: الفيوم tierras pantanosas), es una de las veintisiete gobernaciones de Egipto (provincia), situada hacia el sur del delta del Nilo. Su capital es la ciudad llamada Medinet el-Fayum (Medinat al-Fayyum), situada 130 kilómetros al sudoeste de El Cairo.

El nombre moderno de Fayum proviene del idioma copto efiom o peiom que significaba el lago o el mar, que a su vez proviene de nombre p3ym, del Antiguo Egipto, con el mismo significado, en referencia al Lago Birket Qarun, un lago que ocupa una parte de la cuenca del antiguo lago Moeris.

 

  El Canal de José

El Fayum es uno de los sitios más hermosos para visitar en Egipto, debido a que está  lleno demonumentos históricos y demás componentes que nos acercan la historia de una cultura tan vasta como la egipcia. Ubicado en el sur del delta del río Nilo, actualmente es una de las zonas más prósperas para las actividades rurales, ya que su suelo es muy fértil y se han modernizado los métodos de riego y abono a través de la desviación del curso de un pequeño tramo del Canal de San José

Dicho canal tiene sus orígenes en la época de los faraones, ya que fueron ellos los encargados de “construirlo” mediante el desvío de uno de los sectores de la corriente del Nilo. Actualmente el San José corre paralelo al mítico río, y mantiene su cauce fluido desde el siglo XII, cuando fue restaurado por el sultán Saladito.

En cuanto a sitios turísticos, lo mejor de la gobernación de El Fayum son sus monumentos históricos. Allí podremos visitar muchísimas ruinas, tales como las de las ciudades antiguas de Karanis y Tebtunis, la Mezquita de Qaitbey, o el Monasterio de San Gabriel. Estos últimos dos sitios son los lugares de oración y rezo para las comunidades musulmanas y cristianas que habitan en la región, respectivamente.

Otro de los puntos por el cual El Fayum es muy reconocido es por sus retratos, que fueron hallados por Pietro della Valle en 1615, luego de explorar el cementerio del lugar, donde se hallaron más de mil de estos objetos, que hasta el día de la fecha se mantienen intactos y cada uno posee un valor incalculable.

El Fayum es un inmenso oasis del desierto de Egipto, que se extiende por debajo del nivel del mar dentro de una enorme depresión del desierto Líbico y que comprende un oasis casi circular. Se encuentra a unos treinta kilómetros al oeste del Nilo. Con una extensión de 1.270 km², el Fayum es una región diferente del valle del Nilo y demás oasis del desierto: sus campos son abonados e irrigados gracias a un canal que proviene del Nilo, el Bahr Yussef "Canal de José", que discurre durante cientos de kilómetros casi paralelo al río, por una depresión del desierto situada al este del valle, hasta el lago Fayum (Moeris en griego), una gran superficie de agua dulce en la antigüedad, pero actualmente de agua salada y dimensiones más reducidas. El canal, originariamente un proyecto de irrigación de los faraones tebanos, fue restaurado por Saladino, el sultán de Egipto en el siglo XII.

Gracias al Bahr Yussef, a partir de la dinastía XII, el Fayum se transformó en una rica región agrícola. La superficie del lago Birket Qarun es de cerca de 200 km². Diferente de un oasis típico, cuya fertilidad depende solo del agua obtenida a partir de sus manantiales, la tierra cultivada en el Fayum está constituida por limo del Nilo aportado por el Bahr Yussef.

Al sudoeste del Fayum, y de la provincia, está la depresión de Gharak. Uadi Rayan es otra depresión, totalmente estéril, de 725 km², situada al oeste de Gharak. Toda la región está bajo el nivel del mar, y excepto la entrada al canal, está rodeada por las colinas libias. La parte más baja de la provincia, el extremo noroeste, está ocupada por el lago Birket Qarun que está 43 metros más bajo que el nivel del mar Mediterráneo.

 Historia


     

Retratos fúnebres de época romana hallado en El Fayum.

El Fayum era en la antigüedad el XXI nomo del Alto Egipto, denominado Atef Pehu «Sicomoro del Norte». Su capital fue llamada Shedet o Per-Sobek «Casa de Sobek», cambiando su nombre en la época ptolemaica a Cocodrilópolis y, posteriormente, a Arsínoe.

El verdadero lago era conocido durante el Imperio Antiguo como Sh «lago», o sh-rsy «lago del sur». El Fayum recibió particular atención de varios soberanos de la dinastía XII que fueron los promotores de amplios trabajos de canalización y mejora de la región que se convirtió en un centro agrícola de primera importancia en Egipto desde el Imperio Medio. El lago de El Fayum, gracias a estos trabajos de canalización, era una cuenca de reserva reguladora de las crecidas del Nilo. En el transcurso de milenios sufrieron un abandono progresivo las instalaciones y los terrenos cultivables situados sobre las amplias márgenes de la cuenca interna. La principal divinidad egipcia venerada en la región fue el dios Sobek.

REFERENCIA DIDÁCTICA

 

                                                                     Importancia económica

La región, una de las más fértiles de Egipto, produce algodón, lino, cáñamo, arroz, caña de azúcar, rosas, naranjas, melocotones, granadas, higos, uvas y aceitunas. Entre las actividades económicamente importantes están la cría de ovejas y de aves de corral, la pesca y la fabricación de la mayoría de las rosas de Attar producidas en Egipto.

                                                                              Localidades

La principal comunidad de esta región es la ciudad de Fayum (población aproximada, 167.100 habitantes), el centro mercantil de muchos de los productos agrícolas que se producen.

                                                                              Arqueología

El emplazamiento de la antigua ciudad de Cocodrilópolis (Arsínoe), de importancia arqueológica, está muy cerca de esta ciudad

 

 

 

OASIS DE BAHARIYA

 

El oasis de Bahariya, habitado desde épocas predinásticas, fue un importante centro agrícola durante la época faraónica, siendo famoso por su vino ya en el Imperio Medio. Durante la dinastía XXVI el oasis floreció como un importante centro agrícola y de comercio. Al final del período griego, tal vez cuando griegos y romanos lucharon por el control de los oasis, los sistemas de riego se redujeron, comenzando el declive económico. En el cuarto siglo, ante la ausencia de tropas romanas, las incursiones de tribus violentas en la región provocaron una disminución de población en varias zonas de los oasis, que fueron anegados por la arena.

Esta necrópolis fue establecida en el periodo de dominación greco-romana sobre el territorio egipcio. Los hallazgos realizados hasta ahora, permiten concluir que estaba destinado a personajes de las clases medias y altas de la sociedad.
Fue descubierto por casualidad el 17 de abril 2001. Hasta el momento han sido escavadas cuatro tumbas y en ellas se encontraron 105 momias conservadas por las arenas del desierto; muchas de estas momias presentan unas masaras de oro, que han dado nombre al valle. Profusamente decoradas con motivos religiosos, las momias han permitido a los investigadores conocer mejor el periodo en el que fueron sepultadas, pues hasta el momento de su descubrimiento, no había demasiados detalles. El día de hoy, los arqueólogos continúan con los trabajos de exploración del valle y a través de diferentes métodos de exploración han llegado a la conclusión de que puede haber más de 10,000 momias en el terreno que ocupa la antigua necrópolis.

 

OASIS DE FARAFRA

 

l oasis de Farafra, es el más pequeño de Egipto. Se encuentra dentro del Desierto Occidental de Egipto a medio camino entre Dakhla y Bahariya. Con una población aproximada de 5000 personas, la estructura del oasis es la de una gran extensión triangular con la capital, en la que vive el conjunto de la población en el centro. La mayoría de los habitantes son beduinos.

 

Pertenece al grupo de oasis del Nuevo Valle, conocido como Ta-hit o la tierra de la vaca (asociado a la deidad Hathor, debido a que el oasis proporcionaba comida en pleno desierto). Este oasis es conocido ya en el Egipto de los faraones, y es nombrado en muchas inscripciones del templo de Karnak o Luxor. En el templo de Luxor, se cita al oasis como origen de muchos de los minerales que lo ornan, y en el templo de Karnak se relata la ocupación de Farafra por las tropas libias durante el reinado de Merenptah (hijo de Ramses II) durante la XIX dinastía. En el templo de Edfu, se le denomina el tercero de los Siete Oasis de Egipto, en Ta-hit, al noroeste de Kenemet (Dakhla).

A pesar de esta larga historia, durante el esplendor del imperio egipcio, Farafra, no se conservan grandes construcciones de esta época, ni evidencia de la ocupación egipcia. Este hecho se relaciona con las muchas leyendas que envuelven el origen de Farafra como la que cuenta la desaparición de las tropas de Cambyses, facción del ejército persa que conquistó Egipto en el siglo VI a.C. Según Herodoto, Cambyses envió 50000 hombres desde Tebas a Siwa para destruir el oráculo de Amun. Los soldados caminaron siete días a la ciudad del oasis (seguramente Carga) y luego, via Dakhla a Farafra. El ejército nunca alcanzó Siwa. Según Herodoto el ejército fue sepultado por una violenta tormenta de arena, en pleno desierto blanco.

El acceso a Farafra es complicado, y se realiza a través del desierto blanco. Las caravanas recorrían ya esta ruta en la época del control romano, buscando la ruta hacia el Valle del Nilo. Ya que las rutas eran contínuas se construyó el Qsar el-Farafra, fortaleza que, construida sobre una meseta, controlaba el desierto. La estructura, construida de piedra y adobe, fue ampliada en la época medieval, llegando a contar con 125 habitaciones. En los años 50 su estructura se dañó a consecuncia de las lluvias torrenciales que asolaron la región, destruyendo la mayor parte de la construcción. En la actualidad tan solo algunas habitaciones se encuentran habitadas. Cerca del Qsar- el Farafra, se encuentra un viejo cementerio en el que se encuentran tumbas excavadas sobre la roca, aunque parcialmente enterradas en arena. En las cercanías aparecen también algunas tumbas cristianas.

En el entorno del oasis se encuentra también un cementerio romano, Ain Besai, sitio arqueológico de relevancia según el arqueólogo egipcio Ahmed Fakhry, que investiga la zona. El lugar conserva aún muchas de las estructuras de adobe originales en buen estado.

Además de las construcciones de adobe y roca, Farafra se compone de accidentes geológicos singulares como el Ain Hadra, una fuente que crea un lago, y que está rodeada por restos cerámicos de las caravanas romanas y bizantinas. También destaca Wadi Abu Hannis, una formación rocosa en la que aparece un desfiladero denominado Witaq Abu Tartur, en el que se encuentran la mayor aprte de las estructuras romanas.







 

 

OASIS DE DAKHLA

 

El Oasis de Dakhla se considera uno de los oasis más atractivos de Egipto. En el oasis existen más de 500 manantiales termales como los de Bir Tarfawi y Bir Al-Gebel, además de encantadoras viviendas de adobe y ruinas de la época medieval de las localidades de Al-Qasr y Balat.

Dakhla se organiza alrededor de la localidad principal, Mut, una ciudad que data de tiempos faraónicos. Aunque Mut ha evolucionado para pasar a ser un enclave turístico moderno, a día de hoy aún podrá ver restos del antiguo poblado.
Pasee por las callejuelas de la parte antigua con un guía, regatee con los comerciantes locales o coja una bicicleta y conozca la zona a su ritmo.

En Dakhla, también se podrá dar un buen capricho a todo lujo en Al Tarfa Luxury Lodge and Spa, un santuario del desierto dedicado al bienestar y la opulencia.

Los turistas visitan el oasis de Dakhlapara unas vacaciones de relax en el spa de Al Tarfa Lodge o paradisfrutar de un tratamiento en el desierto occidental. Las temperaturas veraniegas pueden llegar a alcanzar los 35-45 ºC.

 

OASIS DE KHARGA

                                                                                         Oasis de El Jariyá (El Kharga)

Cailliaud trazó rutas que siguieron otros viajeros como Bernardino Drovetti que visitaron el oasis grande o El-Quah-el-Kebyr encontrándose restos antiguos del oasis de El Jariyá habiendo en la parte meridional restos de un templo egipcio cuyo santuario está cubierto de una verdadera bóveda de arco; al oeste del edificio hay un templo romano de adobe transformado en iglesia por los cristianos coptos; más al norte hay otro templo egipcio cuyos muros están cubiertos de inscripciones egipcias, siendo la población unos dos mil habitantes en el siglo XIX, viéndose allí los restos de un templo egipcio y más de doscientos sepulcros romanos de ladrillo abovedados, recogiendo otros viajeros del siglo XIX diferentes inscripciones griegas, entre otras una del reinado de Galba.