"Las Pirámides de Meroe, Sudán"




No tienen el tamaño, ni la cantidad de turistas que las más célebres pirámides en Egipto. Pero el complejo arqueológico de las pirámides de Meroe, en el desierto de Nubia (norte de Sudán) son imponentes desde lejos, solitarias, y enmarcadas por las enormes dunas.

   

Se encuentran a 200 kilómetros de la capital de Sudán, y el complejo, preserva los restos de la capital de un antiguo reino, una de las primeras civilizaciones en el valle del Nilo: los nubios, también llamados Kush. Meroe, también remite al Reino Meroítico, una civilización que tuvo su apogeo entre los años 400 a. C. y los 300 d. C..

Las pirámides de Meroe se encuentran en la ribera de una amplia curva del Nilo, y en sus ruinas, se develan palacios, edificios de la corte, templos y los restos de la ciudad propiamente dicha, con murallas, templos más pequeños, santuarios y una necrópolis con mil tumbas. Aunque la pirámide más grande no llega a los 30 metros de altura, son más de 100, de ángulos acentuados, y aún, imponentes.

Sudán, según se dice, vive a la sombra de Egipto en cuanto a sus riquezas arqueológicas, aunque no deja de ser un paraíso para los arqueólogos, un territorio menos explorado y con muchos de sus secretos aún por develarse. Tanto como para que con reducidos equipos de arqueólogos, en cada exploración se descubran enormes palacios, o templos en sitios donde ni siquiera esperaban encontrar nada.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Meroe (en meroítico: Medewi o Bedewi) o más correctamente Reino Meroítico es el nombre de un reino que surgió en Nubia (también conocido como Kush o Cus en la Biblia) de 400 a. C. hasta 300 d. C. y lleva el nombre de su capital, la ciudad de Meroe; fue continuador del Reino de Napata.

El nombre actual Meroe o Meroë deriva del idioma meroítico: Medewi o Bedewi, teniendo actualmente su forma en idioma árabe como مرواه /Meruwah. Tal nombre le fue dado inicialmente a la capital, una antigua ciudad en la orilla derecha (oriental) del Nilo aproximadamente unos 6 km al noreste de la actual estación Kabushiya próxima a Shendi en Sudán. En las cercanías de las ruinas se encuentra el villorio de Wagraviyah.
                                                                    

Historia del reino de Meroe

Hacia 270 a. C., el rey Ergamenes destruyó Napata y se trasladó a Meroe, que pasó a ser la capital. Aparecen en estos años varios reyes rivales, probablemente gobernando en Napata: Ardyamani, Imen Barkal, Iriqe-Pidye-qo y Sabraqamani.

Queda el recuerdo entre los historiadores romanos de enfrentamientos y tratados entre Roma y Meroe. Hacia el año 25 a. C., el rey de Meroe, que ahora volvía a residir en Napata, intentó conquistar la Tebaida y ocupó Elefantina y Siena, pero fue rechazado por Petronius, que entró en Napata unos meses después de conquistar Dakka y Primis.

Entonces, la reina Candaces (Candacia, Kandako, moderna Cándida) o Amanirenas pidió un tratado de paz que le fue rechazado, y los romanos se llevaron miles de esclavos y botín. Finalmente la reina apeló por la paz a César Augusto, que se la concedió hacia el año 20 a. C., con lo que se estableció la frontera y el reino de Meroe (Nubia) quedó libre de tributo. Primis retornó a Meroe. Progresivamente durante estos últimos siglos del milenio, el culto a Amani (Amón), el dios egipcio principal entre los nubios, fue substituido por el dios local Apedemak.

Hacia el año 250 de nuestra era, la cultura hizo un cambio radical al entrar en el valle del Nilo pueblos de otros lugares identificados como grupo X. Se dejarán de erigir pirámides y surgirán los entierros en túmulos que se aprecian en el reino nubio de Ballana, donde los reyes están enterrados con sus servidores, caballos, camellos y burros. Parece que estos invasores podrían ser el origen de las tribus Tobati que dominaron Nubia al comienzo de la era cristiana. Grupos nubios llamados blemios (predecesores de los actuales beja o begeyas), hicieron incursiones en territorio controlado por el imperio romano. Diocleciano los reconoció como federados (fœderatii) del Imperio. Sin embargo, ciudades como Prima, Foenicon, Ciris, Tafa y Talmis, al sur de Egipto, se rindieron a los atacantes.

En 298, Roma evacuó la zona fronteriza con Meroe (es decir, con la parte norte de Nubia). El reino nubio atacó unos años después al reino de Axum (en la actual Etiopía) y en el contraataque Meroe fue ocupada y el reino se hundió hacia el año 350, fraccionándose en Estados menores. Sin embargo, en el siglo V, la Tebaida estaba tan devastada que el emperador Marciano tuvo que firmar un desfavorable tratado de paz en 451 con un rey de Nubia, puede que con el del reino de Nobatia, principal reino sucesor de Meroe.

La ciudad de Meroe

La ciudad de Meroe existía desde, al menos, el año 750 a. C., y fue la capital secundaria del reino de Napata o Kush. Napata fue saqueada por Egipto en 590 a. C. y desde entonces la capital pasó a ser Meroe. Situada en la ribera de una amplia curva del Nilo, en Nubia, entre las montañas etíopes, fue destruida cerca del año 350 d. C.

La ciudad está compuesta de tres zonas:

  1. La denominada ciudad real rodeada de un muro, donde se encuentran el palacio y los edificios de la corte.

  2. El complejo de templos de Amani (Amón).

  3. La ciudad, donde reside la población.

De la ciudad se conservan restos de muralla y de un posible palacio real, algunos templos pequeños, el gran templo de Amón y santuarios. Los templos están dedicados a dioses egipcios y nubios.

Una necrópolis cerca de la ciudad contiene unas mil tumbas, casi todas de túmulos. Una más lejana, en Begarawiya, tiene tumbas reales:

Las pirámides son pequeñas (la más grande no llega a los 20 m de base). Fueron excavadas de 1909 a 1914, de 1920 a 1923 y de 1974 a 1976.

 

"GEBEL BARKAL"
 

 

Gebel Barkal o mejor: Ŷébel Barkal (Montaña Pura) es el nombre árabe del que fuera lugar sagrado del reino de Napata, situado en una pequeña montaña, no muy lejos al norte de la ciudad, en el mismo lado de río Nilo. El nombre antiguo no se conoce. Pertenece a Sudán, y está cerca de la ciudad de Karima.

 Templo de Mut, Gebel Barkal, Sudán.

Ruinas del templo de Amón en Gebel Barkal.

Gebel Barkal o Ŷébel Barkal («Montaña Pura») es el nombre árabe del que fuera lugar sagrado del reino de Napata, situado en una pequeña montaña, no muy lejos al norte de la ciudad, en el mismo lado del río Nilo. El nombre antiguo no se conoce. Pertenece a Sudán, y está cerca de la ciudad de Karima.

El Templo de Amón, a los pies de Gebel Barkal, Karima, Sudán. El río Nilo fluye pacíficamente a través del desierto de Nubia.

Pirámides en Gebel Barkal, grupo del sur.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Wadi Halfa

Wadi Halfa (en árabe: وادي حلفا) es una ciudad situada en el norteño estado sudanés de Norte, en la orilla del lago Nubia (la parte sudanesa del lago Nasser) formado por la presa de Asuán. Es el final de la línea de tren de Jartum y el punto donde las mercancías son transferidas del tren a barcos que bajan el curso del río Nilo. La población de la ciudad la conforman unas 15.000 personas (2005). En la zona se han descubiertos grandes yacimientos arqueológicos.

Wadi Halfa

 

El barco de Asuan a Wadi Halfa

Amanece en Wadi Halfa