"CLEOPATRA VII : la poderosa mujer del Nilo"

Cleopatra VII- (51-30 a.C.)

Ninguna otra reina de Egipto fascinó tanto a sus coetáneos y a la posteridad como la última representante del linaje de los ptolomeos, Cleopatra VII (51-30 a.C.). Las leyendas que surgieron en torno a su persona no sólo se deben a la coyuntura política de la época y a su borrascosa vida, sino también a las dramáticas circunstancias que rodearon su muerte. Cleopatra fue, sin duda, una mujer de inteligencia sobresaliente y vasta cultura. Dominaba varios idiomas tanto a nivel de conversación como de escritura. La falta de escrúpulos y las ansias de poder definen también el carácter de la reina. A pesar de que la literatura siempre ha ensalzado su belleza, las monedas que se conservan con su efigie sugieren una cierta exageración en este aspecto; un detalle insignificante, compensado con creces por su carisma personal y sus maneras encantadoras.

REFERENCIA DIDÁCTICA


Cleopatra VII nació en 70/69 a.C. . su padre Ptolomeo XII Neos Dionisio la designó sucesora junto con su hermano Ptolomeo XIII. Poco después de su llegada al poder (51 a.C.) se produjeron graves disputas entre ambos hermanos y Cleopatra huyó a Siria. La situación cambió cuando Julio Cesar llegó a Egipto con un pequeño contingente de tropas, en el decurso de la guerra civil romana (Julio del año 48) . Cesar se acuarteló en el palacio real de Alejandría y se proclamó árbitro de las reyertas por el trono entre la pareja de hermanos. El romano sucumbió a los encantos de Cleopatra desde su primer encuentro y se comprometió a ayudarla en sus propósitos políticos. Cesar salió victorioso de las contiendas que se produjeron poco después en Alejandría y en las que Ptolomeo XIII encontró la muerte.


Cleopatra VII asumió el gobierno absoluto de Egipto. En Junio del año 47 a.C., la reina dió a luz al hijo del romano Ptolomeo XV Cesarión. Cesar, entre tanto, había regresado a Roma y Cleopatra le siguió al año siguiente, para volver a Egipto inmediatamente después del asesinato de aquél (44 a.C.) . El afán de garantizar la pervivencia de la dinastía ptolemaica indujo a Cleopatra a mantener una nueva relación amorosa con el hombre más poderoso de Oriente en aquella época : El general Marco Antonio.
La suntuosa vida que llevaba la pareja y su veneración divina acompañaron su sueño de un gran imperio helenístico-egipcio. El clima político entre Roma y Egipto empeoró notablemente a partir del año 33 a.C., ya que los romanos empezaron a cansarse de la autonomía de Marco Antonio. Octavio, el heredero legítimo de Cesar, fue el inductor de la sombra de este resentimiento, dado que veía peligrar sus propias aspiraciones. Octavio consiguió, incluso, declarar a Cleopatra enemiga del Imperio.
La guerra abierta comenzó en la primavera de 31 a.C. y concluyó para Marco Antonio y  Cleopatra con una estrepitosa derrota en la batalla naval de Actium, el 2 de septiembre de ese mismo año. Ambos salvaron la vida, pero no pudieron hacer nada frente al ejército victorioso de Octavio, el futuro emperador Augusto. Marco Antonio optó por suicidarse en circunstancias dramáticas después de la entrada triunfal de Octavio en Alejandría (1 de Agosto de 30 a.C.).
La última reina ptolemaica siguió su ejemplo pocos días después al dejarse morder por una serpiente venenosa, y tras reconocer que ninguna de sus estrategias femeninas había tenido éxito con el triunfador romano.
Cleopatra no quiso darle a Octavio la satisfacción de verla marchar como cautiva ante la plebe durante su entrada triunfal en la ciudad de Roma.

REFERENCIA DIDÁCTICA

LA POLÍTICA EXTERIOR DE CLEOPATRA VII FILÓPATOR

REFERENCIA DIDÁCTICA

CLEOPATRA: MITO, LEYENDA E HISTORIA

Cesarión, el hijo de Julio César

 

Ptolemeo XV Philopator Philometor Caesar, más conocido como Caesarion (el pequeño César)
En griego: Πτολεμαίος ΙΕ' Φιλοπάτωρ Φιλομήτωρ Καίσαρ, Καισαρίων (Junio 23, 47 aC – Agosto, 30 aC)

Fue el último rey de la Dinastía Ptolemaica de Egipto, y reinó, junto a su madre Cleopatra VII, desde Septiembre del 44aC al 30a, fecha en que fue asesinado por César Augusto.

Era el hijo mayor de Cleopatra y se considera altamente probable que fuese hijo de Julio César, del cual recibió su nombre. En ese caso, fue el único hijo biológico del Divino Julio.

 


 

Vida de Cesarión


Su madre le dió a luz tras su romance con César. Durante sus 2 primeros años de vida tanto él como su madre vivieron en Roma, como invitados de César. Regresaron a Egipto tras el asesinato de los idus de Marzo.

El 2 de septiembre de 44 adC, cuando tenía tres años, Cleopatra le nombra corregente de Egipto para que algún día suceda a César como emperador de Roma y Egipto, unificando los dos reinos, pues ya por entonces se le había coronado rey en corregencia con su propia madre.

Durante el tenso período que desembocó en el enfrentamiento bélico entre Marco Antonio (por entonces emparejado con Cleopatra) y Augusto, Cesarión recibió de parte de su padrastro diversos títulos y dominios sobre tierras del Imperio en Asia Menor. No sólo eso, Antonio proclamó a Cesarión Rey de Reyes, y , lo que fue su condena a muerte, también le señaló como el auténtico heredero de César. Augusto, que basaba su autoridad pública y legitimidad política en su condición de heredero y familiar de César, no podía aceptar dicha situación, y se lanzó decididamente en contra de Antonio.

Cuando Octavio invadió Egipto en el 30aC, Cleopatra VII envió a Cesarión, que por entonces tenía 17 años, al puerto de Berenice, en el Mar Rojo, con planes de escape hacia la India. Octavio capturó la capital alejandrina en Agosto del 30aC, fecha que señala la anexión definitiva de Egipto a la República. Por entonces, Marco Antonio y Cleopatra ya se habían suicidado. Los guardianes de Cesarión, atraidos con sobornos y falsas promesas, lo devolvieron a Alejandría, donde Augusto, en una pragmática decisión, típica de su talante y forma de actuar, juzgó que "había demasiados Césares" y ordenó su muerte. Esta tuvo lugar en una mazmorra de la ciudad, por estrangulamiento.

Octavio asumió entonces el control total de Egipto, hasta el punto de que en las cronologías egipcias aparece como el sucesor de Cesarión.

ESPOSOS Y AMANTES DE CLEOPATRA

EL PALACIO SUMERGIDO DE CLEOPATRA

CLEOPATRA

EL MUNDO DE CLEOPATRA

 

LA TUMBA DE CLEOPATRA Y MARCO ANTONIO

Desde 2005 Kathleen Martinez ha buscado indicios de la tumba de Cleopatra en las ruinas del templo de Osiris en Taposiris Magna.
 

 

El arqueólogo Zahi Hawass presentó objetos que indican que está próximo el hallazgo del lugar donde se encuentran los restos de la reina y de Marco Antonio

BURG EL-ARAB, EGIPTO.- El arqueólogo más importante de Egipto presentó el domingo 22 monedas, 10 momias, una cabeza de alabastro y el fragmento de una máscara con barbilla hendida como evidencias de que el descubrimiento de la tumba perdida de Marco Antonio y Cleopatra está cercano.

``Si esta tumba es hallada'', dijo Hawass, ``será una de los descubrimientos más importantes del siglo XXI, debido al amor de Cleopatra y de Marco Antonio y a raíz de la triste historia de sus muertes'', afirmó Zahi Hawass, director del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.

El arqueólogo mostró los tesoros arqueológicos a periodistas durante una gira por un templo de 2.000 años de antigüedad erigido en homenaje a la diosa Osiris, donde fueron hallados los artefactos, con la colaboración de un equipo procedente de República Dominicana.

El arqueólogo cree que el sitio, cerca del Mar Mediterráneo, contiene la tumba de los desdichados amantes.

Marco Antonio y Cleopatra desafiaron al emperador Augusto por el control del imperio romano hace más de 2.000 años. Su ejército fue desbandado y, en lugar de rendirse ante Augusto, los amantes se suicidaron. Marco Antonio cayó sobre su espada y Cleopatra se hizo picar por una víbora venenosa.

El historiador romano Plutarco dijo que el emperador de Roma permitió que enterraran juntos a los amantes, pero la tumba nunca fue encontrada.
Sin embargo, el espectacular anuncio de Hawass fue recibido con cierto escepticismo por los expertos, como ha ocurrido ya en ocasiones anteriores.

Hawass guió a periodistas a través del templo Toposiris Magna, a 50 kilómetros (30 millas) de Alejandría, la antigua capital marítima de Egipto.

Uno tras otro, mostró los frutos de tres años de excavación por parte de un equipo de la República Dominicana, entre ellos un fragmento de máscara que, según dijo Hawass, habría pertenecido a Marco Antonio.

El arqueólogo admitió que ``no estaba seguro en un 100%'' y bromeó diciendo que la máscara podría haber representado a Richard Burton, el actor que interpretó a Marco Antonio en el filme de 1963 ``Cleopatra'', donde también actuó Elizabeth Taylor.

Kathleen Martínez, la arqueóloga dominicana que ha estado excavando el sitio durante los últimos tres años, dijo que eligió el templo tras estudiar durante 12 años la vida de Cleopatra.

``Creo que era el de Taposiris Magna, pues era el templo más sagrado de esa época'', dijo Martínez.

En los predios del templo, el equipo encabezado por Martínez también encontró monedas con el nombre y el rostro de Cleopatra.

 


 

 

Templo de Taposiris Magna

La noticia del posible hallazgo de la tumba de Marco Antonio y Cleopatra bajo el templo de Taposiris Magna en las proximidades de Alejandría tiene estos días en vilo a la mayor parte de la comunidad arqueológica internacional. Si bien es cierto que quien ha dado la información – el ínclito Zahi Hawass, alias Indiana Jones, el mediático director del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto-, es ya conocido por algún que otro sonado patinazo arqueológico, ni que decir tiene que, caso de confirmarse, sería sin duda uno de los hallazgos más importantes del siglo XXI. Conviene no obstante tener cautela en tanto no haya resultados reveladores.

Como prueba de la buena marcha de las investigaciones Hawass ha presentado a los medios otros descubrimientos que se han hecho en el lugar: 22 monedas de bronce con el nombre de Cleopatra, una estatuilla de la faraona y una máscara de alabastro con una barbilla similar a la de Marco Antonio (en la imagen). Se apunta la existencia de varias cámaras bajo el templo,y es aquí donde se cree que puede estar la tumba. Está previsto que en otoño un grupo de arqueólogos egipcios y dominicanos inicien los trabajos en las tres cámaras que se cree que hay bajo el templo, a una profundidad de unos 20 metros.

Pero, ¿de qué fuentes disponemos para pensar que pueda existir en verdad esta tumba y que tan célebres personajes no hayan tenido otro final? Aquí hay que señalar que el clavo al que se agarran Hawass y compañía es el testimonio del historiador griego Plutarco, quien en la biografía de Antonio de su obra Vidas Paralelas relata las extrañas circunstancias que rodearon la muerte de los amantes. Por supuesto, el episodio más dramático y a la postre más conocido es la narración de la muerte de Cleopatra, sobre la que Plutarco señala por cierto varias versiones, pero ahora interesa ver qué nos dice sobre su enterramiento.

PLUTARCO NOS DICE :

Eran muchos los reyes y generales que pedían el dar sepultura a Antonio; pero César no quiso privar a Cleopatra de su cadáver; así es que ella le sepultó regia y magníficamente por sus propias manos, habiéndosele permitido tomar al efecto cuanto quiso.[…]

De los amigos de César, era uno el joven Cornelio Dolabela, el cual se había agradado de Cleopatra, y entonces, por hacerle este obsequio, condescendiendo con sus ruegos, le participó reservadamente que César se disponía a marchar por tierra por la Siria, y a ella y sus hijos tenía determinado enviarlos a Roma de allí a tres días. Recibido este aviso, lo primero que hizo fue pedir a César que le permitiera celebrar las exequias de Antonio, y habiéndoselo otorgado, marchó al sepulcro…

Después del banquete, teniendo Cleopatra escrita y sellada una esquela, la mandó a César, y dando orden de que todos se retiraran, a excepción de las dos mujeres, cerró las puertas. Abrió César el billete, y viendo que lo que contenía eran quejas y ruegos para que se le diese sepultura con Antonio, al punto comprendió lo que estaba sucediendo; y aunque desde luego quiso marchar él mismo a darle socorro, se contentó por entonces con enviar a toda prisa quien se informara; pero el daño había sido muy pronto, pues por más que corrieron, se hallaron con que los de la guardia nada habían sentido, y abriendo las puertas, vieron ya a Cleopatra muerta en un lecho de oro, regiamente adornada. […]

César, aunque muy disgustado con la muerte de Cleopatra, no pudo menos de admirar su grandeza de alma, y mandó que su cuerpo fuera enterrado magnífica y ostentosamente con el del Antonio. Hízose también, un honroso entierro a las esclavas por disposición del mismo César. Murió Cleopatra a los treinta y nueve años de edad, de los cuales había reinado veintidós, y había imperado al lado de Antonio mas de catorce. De Antonio dicen unos que vivió cincuenta y seis años, y otros que cincuenta y tres. Sus estatuas fueron derribadas: pero las de Cleopatra se conservaron en su lugar, por haber dado Arquibio, su amigo, mil talentos a César, a fin de que no tuvieran igual suerte que las de Antonio.

x