"LUXOR"

Lúxor (الأقصر al-Uqsur) es una población egipcia edificada sobre las ruinas de la ciudad de Tebas, la que fue capital del Imperio Nuevo del Antiguo Egipto, y capital del IV nomo del Alto Egipto. Está situada en la ribera oriental del río Nilo, unos 200 km al norte de la primera catarata (Asuán). Su población es de 451.318 habitantes (2006).

Está situada en el valle del Nilo, a orillas del cual se encuentra Luxor; a unos centenares de metros más allá del río desaparece toda la vegetación y se extiende el desierto, a ambos lados. La ribera occidental posee relieve muy escarpado. El clima es cálido y seco, y la temperatura suele superar los 40º en verano.

El templo de Luxor, fue realizado durante el Imperio Nuevo. Estaba unido al templo de Karnak mediante una avenida (dromos) flanqueada por esfinges. Fue construido por dos faraones fundamentalmente, Amenhotep III (construyó la zona interior) y Ramsés II, que finalizó el templo. También otros faraones contribuyeron al embellecimiento del recinto con decoraciones, construcciones menores, bajorrelieves y otros cambios, como Ajenatón, Tutankamón, Horemheb, Nectanebo I y Alejandro Magno.

Bazar de Al-Uqsur (Luxor).

Bazar de Al-Uqsur (Luxor).

 

Economía

La economía de Luxor, como la de muchas ciudades egipcias, está fuertemente ligada al turismo, aunque muchos de sus habitantes se dedican a la agricultura.

Luxor, el centro turístico egipcio más conocido y frecuentado, surgió junto con la vecina Karnak, en el yacimiento arqueológico de la antigua Tebas, en proximidad a la inmensa necrópolis del Valle de los Reyes. Los beneficios turísticos son uno de los pilares de la economía egipcia, pero el Estado se ve obligado, por otra parte hacer frente a los ingentes gastos de conservación.

Luxor posee un aeropuerto internacional.

Transportes

Un puente recientemente construido, a unos kilómetros del centro de Luxor, permite la fácil comunicación entre ambas orillas, ya que tradicionalmente el río se cruzaba mediante balsas.

Un servicio de trenes opera dos veces al día, uno por la mañana y otro a la noche que pueden tomarse en la estación situada a una milla del templo de Luxor.

 

TREN LUXOR-ASUÁN


Templo de Luxor, puerta de entrada: estatuas sedentes de Ramsés II.

El templo, constaba de dromos, dos grandes obeliscos, situados a cada lado de la puerta de entrada (uno fue trasladado y erigido en la Plaza de la Concordia de París en 1833), y dos grandes estatuas sedentes, ante los pilonos, del monarca Ramsés II.

Dispone de un gran patio, columnata procesional, atrio, sala hipóstila, salas de Mut, Jonsu, y Amón-Min, cámara del nacimiento, sala de ofrendas, vestíbulo, santuario de la barca y varios santuarios.

REFERENCIA DIDÁCTICA

En la zona noreste del primer patio se construyó siglos atrás una pequeña mezquita, que presta sus servicios en la actualidad, perpetuándose el carácter religioso del lugar

REFERENCIA DIDÁCTICA

El templo de Luxor construido por dos de los monarcas más relevantes del Imperio Nuevo, se extiende a lo largo de la orilla oriental del Nilo. El templo posterior con su patio y la gran columnata de entrada se proyectó durante el reinado de Amenofis III . Más tarde, Ramses II (XIX dinastía) mandó ampliar el complejo en dirección norte con otro patio y un gran pilono, de tal manera que la longitud total del edificio sobrepasa los 250 m. La ampliación ramesida se realizó con una ligera desviación respecto al eje original, seguramente para poder incluir en el área un santuario-estación más antiguo del periodo tutmósida . Durante mucho tiempo el templo de Luxor se consideró el harén del dios imperial Amón-Ra. sin embargo, recientes investigaciones han puesto de manifiesto que se trataba de algo mucho más complejo, con dos aspectos fundamentales. Todos los años se celebraba una procesión, con motivo de la festividad de Opet, durante la cual las barcas de los dioses con las imágenes de culto de la triada tebana (Formada por Amón, Mut y Jons) se trasladaban desde Karnak hasta Luxor. Cuando la barca del dios imperial llegaba al santuario central comenzaban en las estancias laterales los ritos secretos de la renovación del mundo. La repetición cíclica del proceso de creación, protagonizado por Amón revela la función primordial del santuario conocido también con el nombre de la "morada de la primera vez". El templo de Luxor era relevante asimismo para el culto monárquico, ya que constituía el escenario monumental de la deificación del soberano. El núcleo del ritual que se realizaba en presencia del rey ,o en su lugar de una estatua de culto concreta, consistía en la unión con su ka divino. El faraón gobernante alcanzaba así su condición de ser divino, que le permitía actuar como "imagen de Amón" . En este contexto se enmarcan los relieves hallados en dos salas situadas al este del santuario de la barca, en los que se representan numerosas escenas independientes dedicadas al origen divino del monarca (Leyenda del nacimiento).

 

´

"TEMPLO DE KARNAK"

El templo de Karnak, en el Antiguo Egipto especialmente durante el Imperio Nuevo, fue el más influyente centro religioso. El templo principal estaba dedicado al culto del dios Amón, pero como en otros templos egipcios también se veneraba a otras divinidades.

REFERENCIA DIDÁCTICA

REFERENCIA DIDÁCTICA

Este complejo, es el centro religioso conocido más antiguo del mundo. Es un enorme museo a cielo abierto que muestra importantes restos de la cultura del antiguo Egipto. Es el segundo lugar más visitado de Egipto, después de las pirámides de Guiza. Está considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto con otros restos de la antigua Tebas.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Karnak, que en la actualidad acoge diariamente a miles de visitantes atraidos por su espectacular arquitectura, fué durante siglos el centro religioso del país. El complejo sagrado está formado por tres recintos independientes, rodeado cada uno de ellos por una muralla de adobe, hecha con barro del Nilo. En el centro se alza el grandioso templo de Amón, que ocupa una superficie de 123 Hectáreas . Al norte y justo al lado se extiende el recinto de Montu, antigua divinidad local de Tebas, cuyas dimensiones son sensiblemente menores. El otro santuario adyacente , el de la diosa Mut, se erigió al sur del templo de Amón.y está unida a él a través de una avenida de esfinges. El sistema de vías procesionales  de la orilla oriental de Tebas se extiende a lo largo de varios kilómetros y estaba flanqueado por cerca de 1.300 esfinges . Los restos arqueológicos de Karnak , con una historia que abarca más de 2.000 años, comprenden desde los albores del Imperio Medio hasta el periodo grecorromano . Con todo, la grandiosidad del complejo depende en buena medida de las ingentes obras de los soberanos del Imperio Nuevo. Casi todos los faraones de este periodo dejaron alguna huella en el santuario imperial de Amón, en honor de su padre divino Amón-Ra, el "rey de los dioses"

Octavo pilono (XVIII dinastía, hacia 1.470 a. C.) . El eje lateral sur del templo de Amón se perfiló durante el reinado de Sesostris I pero se conservan muy pocos restos arqueológicos de las construcciones adyacentes.

Coloso frente al segundo pilono XIX dinastía, hacia 1.250 a. C. El mgran patio que se extiende detrás del primer pilono (pared sur con restos de la rampa de construcción en ladrillo) alberga varios edificios de épocas muy diversas.

REFERENCIA DIDÁCTICA

El lago sagrado de Karnak es el mayor de los que hay en los templos de Egipto, (120 x 77 m) . Se extiende en paralelo al lado sur de la sección posterior del templo, frente a los obeliscos de Tutmosis I y Hatshepsut. El lago se construyó durante el reinado de Tutmosis III y se amplió en la XXV dinastía. En la antiguedad este enorme estanque se abastecía de agua a través de una cañería procedente del Nilo, pero hoy se alimenta de las aguas subterráneas. Numerosas escaleras descienden hasta el nivel de las aguas que servían para los ritos de purificación de los sacerdotes y como reserva acuífera para el culto. En el estanque se celebraban también travesías rituales en barca.

La sala hipóstila de Karnak, la mayor de la historia de la arquitectura egipcia, se proyectó junto con el segundo pilono (Horembeb) para el espacio situado entre dicha puerta y el tercer pilono (Amenofis III) y se concluyó durante el reinado de los primeros ramésidas, Seti I y su hijo Ramsés II. Esta sala gigantesca ocupa una superficie de más de 5.400 metros cuadrados y está sostenida por 134 columnas papiriformes.

 

Escarabajo sagrado del templo de Karnak

"Valle de los Reyes"

Cámara funeraria de Tutmosis III- la duodécima hora de la noche- El Amduat

REFERENCIA DIDÁCTICA

El Valle de los Reyes era el lugar, durante el Imperio Nuevo, donde se enterraba a los faraones, en hipogeos. Aquí se sepultaron los reyes de las dinastías XVIII, XIX y XX, así como algunas reinas, príncipes, nobles e incluso animales.
 

REFERENCIA DIDÁCTICA

REFERENCIA DIDÁCTICA

"MUSEO AL AIRE LIBRE DE KARNAK"

A través de la puerta norte del primer patio, se accede al Museo al aire libre de Karnak, que fue inaugurado en 1987 en la esquina noroeste de la gran muralla de la XXX dinastía. Este museo expone importantes elementos pertenecientes a la historia arquitectónica del templo de Amón, algunos de ellos reconstruidos. Cabe destacar los famosos santuarios de la barca de Sesostris I y de Hatshepsut, así como la capilla de calcita de Amenofis I y, como atracción más reciente, una pared entera del templo de la época de Tutmosis IV.

REFERENCIA DIDÁCTICA

REFERENCIA DIDÁCTICA

Barca sagrada de Amón-Ra en la"Capilla Roja" de Hatshepsut

"Capilla de alabastro" de Amenofis I

Pared del templo de Tutmosis IV- XVIII dinastía

"Valle de las Reinas"

En el Valle de las Reinas fueron enterradas reinas y princesas de las dinastías XIX y XX, aunque también se han encontrado algunas de épocas anteriores. Se encuentra situado al sudoeste del Valle de los Reyes, frente a Luxor, en la ribera occidental del Nilo, y es un lugar más pequeño y con un tipo de roca de peor calidad que la del Valle de los Reyes. Recibió el nombre egipcio Ta Set Neferu "el lugar de la belleza", y en árabe es el actual Biban el-Harim.

REFERENCIA DIDÁCTICA

REFERENCIA DIDÁCTICA

"Los Colosos de Memnón"

Los colosos de Memnón son dos gigantescas estatuas de piedra del faraón Amenhotep III situadas al oeste de la ciudad egipcia de Luxor, cerca de Medinet Habu.

Los Colosos de Memnón son dos estatuas gemelas que representan a Amenhotep III en posición sedente. Están talladas en bloques de cuarcita, traída especialmente desde Guiza y las canteras de Gebel el-Silsila, al norte de Asuán, incluso las bases de piedra; estas estatuas tienen una altura total de dieciocho metros.

REFERENCIA DIDÁCTICA

"EL RAMESSEUM"

XIX dinastía, hacia 1260 a.C.

Vista aérea: se ven los restos de los pilonos, las columnas de patios y santuarios, y los edificios secundarios.

El Ramesseum es el nombre dado al templo funerario ordenado erigir por Ramsés II, y situado en la necrópolis de Tebas, en la ribera occidental del río Nilo, frente a la ciudad de Luxor, junto al pequeño templo dedicado a su madre Tuya.

El nombre fue acuñado por Jean-François Champollion, que visitó sus ruinas en 1829 y fue el primero en identificar los nombres y títulos de Ramsés en sus muros. Su nombre original era Casa del millón de años de Usermaatra Setepenra, que une la ciudad de Tebas con el reino de Amón.

Ocupa una superficie de diez hectáreas.

Tiene una estructura clásica: el templo funerario de Ramsés sigue los cánones de la arquitectura de templos del Imperio Nuevo, orientado de noroeste a sureste, con dos pilonos de 68 metros de anchura. En el primer pilono se registra su conquista, el octavo año de su reinado, de una ciudad llamada Shalem, en la que algunos creen ver a Jerusalén.

Plano del Ramesseum.

En el primer patio se encontraban los dos colosos sedentes del faraón Ramsés II, de los que sólo quedan fragmentos de la base y del torso de 17 metros de altura.

El palacio real está la izquierda de este patio, y las estatuas del rey al fondo.

Los restos del segundo patio incluyen la fachada interna del segundo pilono y una porción del pórtico de Osiris a la derecha. En los muros están grabados los bajorrelieves del Poema de Pentaur que describen la batalla de Qadesh, y un festival en honor a Min, dios de la fertilidad. Las dos estatuas del rey, una en granito rosado y la otra en granito negro, flanquean la puerta del templo.

 

REFERENCIA DIDÁCTICA

Treinta y nueve de las cuarenta y ocho columnas campaniformes con capiteles papiriformes todavía se mantienen en pie en la sala hipóstila, adornadas con escenas del rey ante varios dioses. El techo está pintado con estrellas de oro en un fondo azul, que permanece bien conservado, y los hijos e hijas de Ramsés aparecen en procesión en los muros de la izquierda. En el muro oriental están los bajorrelieves que narran el asalto a la fortaleza de Dapur. El santuario está compuesto por tres cuartos consecutivos, con ocho columnas, en uno de los cuales se guardaba la barca sagrada. Restos del primer cuarto, con el techo decorado con motivos astronómicos, y algunos restos del segundo cuarto son todo lo que se conserva.

Pilares osiríacos

Al norte y adyacente a la sala hipostila hay un templo más pequeño, dedicado a su madre, Tuya, donde se encontraba una estatua de la reina de 227 cm de altura, que fue llevada a Roma en tiempos de Calígula.

El complejo estaba rodeado por varios almacenes, graneros, talleres, y otros edificios auxiliares, algunos construidos posteriormente, incluso en época romana.

Un templo dedicado a Seti I, del cual sólo quedan los cimientos, estaba a la derecha de la sala hipóstila. Todo el conjunto estaba rodeado por un muro de adobe que comenzaba en el pilono suroriental.

Se han encontrado papiros y ostraca fechados en el Tercer periodo intermedio, siglo XI a. C. al VIII que indican que el templo tenía también una escuela importante, y que fue un centro económico, cultural y religioso.

Ramsés edificó este templo sobre una tumba del Imperio Medio, en la que se han encontrado muchos objetos relativos al culto funerario.

Conservación

Desgraciadamente, la piedra caliza, semejante a la de los templos Abu Simbel, que se usó para el Templo del millón de años no era la más adecuada para construir en Tebas, debido a la humedad por su situación junto al Nilo, cuyas inundaciones anuales fueron minando sus cimientos. La negligencia y la llegada de nuevas religiones también le afectaron: fue convertido en iglesia cristiana.

Dejando a un lado la escalada de tamaño, por la que cada nuevo faraón se esforzaba en aventajar a sus predecesores en el volumen y tamaño de sus obras, el Ramesseum pertenece en parte al mismo tipo que el de Medinet Habu, de Ramsés III, o al templo perdido de Amenhotep III que estaba situado tras los Colosos de Memnón, apenas a un kilómetro de distancia.

El Joven Memnon (Ramsés II)

Excavaciones y estudios

Los orígenes de la egiptología se pueden remontar a la llegada a Egipto de Napoleón Bonaparte en el verano de 1798. Evidentemente era la invasión de una potencia imperialista, pero influido por las ideas de la Ilustración,  Napoleón llevó junto a sus tropas hombres de ciencia, que más tarde escribieron más de veinte tomos con la Descripción de Egipto.

REFERENCIA DIDÁCTICA

 DESCRIPTIÓN DE L'ÉGIPTE

Entre ellos iban dos ingenieros, Jean-Baptiste Prosper Jollois y Édouard de Villiers du Terrage a quienes se asignó el estudio del Ramesseum, y lo identificaron como la Tumba de Osimandias o Palacio de Memnon, sobre el que Diodoro de Sicilia había escrito en el siglo I, llamando Osimandias al rey por una mala transcripción de su nombre: User-Maat-Ra (Ramsés II).

El siguiente visitante fue el italiano Giovanni Belzoni, un feriante de profesión e ingeniero por vocación, convertido en coleccionista y vendedor de antigüedades. En 1815 llegó a El Cairo, en donde entró en tratos con el cónsul británico Henry Salt que le encargó recoger y trasladar del Ramesseum a Inglaterra uno de los bustos colosales de granito del llamado joven Memnon –en realidad se trataba de un gran fragmento de una estatua de Ramsés II. Gracias a sus conocimientos de hidraúlica, Belzoni conseguía que la estatua de siete toneladas llegase a Londres en 1818. La expectación que levantó su llegada al museo fue grande, hasta el punto de que Percy Bysshe Shelley le dedicó su poema Ozymandias. En 1829 Champollion visitó el lugar y tradujo sus jeroglíficos, con lo que se logró conocer la finalidad del edificio y la identidad de su constructor.

En 1858 se crea el Servicio de Antigüedades y desde 1967 el gobierno egipcio tiene un organismo creado por la egiptóloga Christiane Desroches Noblecourt, el Centro Franco-Egipcio para el estudio de los Templos de Karnak (CFEETK), que tiene la misión de conservar el conjunto arquitectónico de esta zona.

"MEDINET HABU"

Medinet Habu (nombre árabe), Dyamet (nombre egipcio), localidad situada en la orilla occidental del Nilo, frente a Tebas, la ciudad que fue durante siglos centro administrativo y económico de la región y uno de los primeros lugares asociado al dios Amón, en la región tebana.

Plano de Medinet Habu: Templo de Ramsés III.

 

 

Medinet Habu: Templo de Ramsés III. Torre de acceso al recinto.

                          

 

Templete de Thutmose III y Hatshepsut en Medinet Habu, dedicado a Amón

REFERENCIA DIDÁCTICA

Monumentos y restos arqueológicos

Templo de Amón

Thutmose III y Hatshepsut, gobernantes de la dinastía XVIII, levantaron un pequeño templo dedicado a Amón que sufrió muchas alteraciones y modificaciones a través de los años, durante las dinastías XX, XXI, XXV, XXVI, XXIX, XXX y el periodo greco-romano.

Templo funerario de Ramsés III

Ramsés III, faraón de la dinastía XX, eligió la zona para construir su gran templo funerario. Diseñado siguiendo los cánones clásicos, a semejanza del Ramesseum, tiene unos ciento cincuenta metros de longitud, y se encuentra bastante bien conservado. En el interior del recinto, al sur, están las capillas de Amenirdis I, Shepenupet II y Nitocris I, las cuales tenían el título de Divinas Adoratrices de Amón durante la dinastía XXV. El conjunto se hallaba protegido por un muro de adobes, disponiendo la entrada del recinto una singular torre.

Templos próximos

Amenhotep III, de la dinastía XVIII, ordenó erigir, al sur de Medinet Habu, un complejo funerario que llegó a ser el mayor y más espectacular de todo Egipto, con los colosos de Memnón presidiendo la entrada, aunque hoy quedan escasos vestigios del conjunto. Su palacio real se construyó en Malkata, más al sur.