El sacerdocio del Antiguo Egipto estaba compuesto por un variado cuerpo sacerdotal que era responsable de asegurar el culto a las numerosas divinidades de la religión egipcia.

EL SACERDOCIO EN EL ANTIGUO EGIPTO

REFERENCIA DIDÁCTICA

Funciones

En el pensamiento egipcio, sus divinidades conformaban la Tierra estableciendo un orden armonioso y justo, Maat para que el milagro de la vida pudiese seguir llevándose a cabo todos los días. Sólo es el faraón, descendiente de los dioses, al que le corresponde la tarea de asegurar la sostenibilidad de esta armonía y luchar contra las fuerzas del mal que buscan romperla continuamente. Un faraón como único intermediario entre los dioses y los mortales. Pero, el mantenimiento de la armonía divina exige multitud de cultos diarios por toda la tierra de Egipto, ya que el faraón no puede por sí mismo, garantizar la ejecución material necesaria. Ese es el papel del sacerdote, ayudar, en nombre del faraón a cumplir con la celebración de los rituales diarios.

El faraón fue también uno de los primeros en preocuparse por el significado de sus sueños, por lo que le confiaba a un importante sacerdote lector, su interpretación, lo que le podía llevar a determinar la política del Estado.

REFERENCIA DIDÁCTICA

Jerarquía

En general, en el Antiguo Egipto no existió una estructura sacerdotal centralizada, pues cada divinidad poseía un grupo de hombres o mujeres dedicados a su culto. El faraón era el primero de los sacerdotes. Nombraba a los que debían dirigir los santuarios más importantes por la necesidad de controlar al poderoso clero, donde se sucedían las dinastías de sacerdotes, y los cargos sacerdotales, se heredaban de padres a hijos.

El sacerdote recién investido debía justificar sólidos conocimientos de teología, medicina y astronomía. En particular, los sacerdotes de Ra tenían una gran reputación de tener grandes conocimientos del cielo. Gracias a sus bibliotecas, los templos de los dioses lo eran también del conocimiento. Gestionaban los templos, asegurando la celebración del ritual diario y la administración de las tierras de los dioses. Como tales, los sacerdotes formaban en la sociedad egipcia una casta privilegiada, cuidadosamente jerarquizada, que cambiaba de unos santuarios a otros. Se han constatado más de 125 funciones diferentes, del bajo al alto clero.

Los colegios sacerdotales estaban bajo la autoridad de un sumo sacerdote que llevaba, más que un título, unepíteto específico:

  • Pontífice de Heliópolis, al que se le denominaba el Gran Vidente de Ra, que se remontaba a épocas muy lejanas.

  • Pontífice de Menfis o Primer Profeta del Templo de Ptah, denominado Jefe de los Artesanos o Gran Maestro del Arte.

  • Pontífice de Hermópolis Parva, denominado el Grande de los Cinco de la Casa de Thot.

  • Pontífice de Karnak, o El que abre las dos Puertas del Cielo.

  •  

El Sumo sacerdote de Ptah en Menfis era un sacerdote sem.

Los sacerdotes del alto clero asignados a un templo se organizaban en cuatro colegios que se turnaban cada mes al servicio de la divinidad. Entre ellos, había "especialistas":

  • Sacerdotes ritualistas (ḫr(y).w-ḥb.t), literalmente "Los que están bajo el ritual", encargados de leer las glorificaciones de las ceremonias funerarias.

  • Sacerdotes astrónomos, que determinaban el momento adecuado para comenzar las ceremonias.

  • Sacerdotes horóscopos, capaces de distinguir los días de fastos o nefastos del año.

  • Sacerdotes horólogos, que determinaban las horas de cada ceremonia por la observación del sol y las estrellas.

Algunos estaban considerados dotados de ciertos talentos sobrenaturales, jugando entonces un papel como exorcistas, magos o médicos en ciudades y pueblos.

Entre los sacerdotes del bajo clero se encuentran los sacerdotes-uab (wˁb), literalmente sacerdotes puros, porque su limpieza personal era un deber de su cargo. Por tanto, afeitarse su cabeza y depilarse era un sello distintivo de estos sacerdotes que acentúan así su búsqueda de la pureza. Eran los encargados del cuidado de los instrumentos del culto, realizaban purificaciones, vestían la estatua del dios y la portaban a la barca sagrada.

Los sacerdotes estaban asistidos por algunos ayudantes, como los purificadores, responsables de la preparación de los alimentos ofrecidos a la divinidad, pero también había músicos y cantores, que solían ser ciegos, dedicados a su distracción.

Cuando los sacerdotes no estaban de servicio, ocupaban áreas que el faraón les había confiado.

Las mujeres también servían en los templos siguiendo el mismo régimen rotatorio de los hombres. A menudo, estas mujeres eran esposas de los sacerdotes. Las mujeres podían ser cantoras (chemait), músicas (hesit) o bailarinas (jebait). Durante el Imperio Antiguo y el Nuevo Reino, muchas mujeres de clase acomodada sirvieron a la diosa Hathor. En el culto a Amón, la posición más importante que ocupaba la mujer era la de Divina Adoratriz. Las mujeres que ocuparon este puesto fueron hijas o hermanas del faraón reinant

REFERENCIA DIDÁCTICA

Las Sacerdotisas

REFERENCIA DIDÁCTICA

LA ESPIRITUALIDAD EN EL ANTIGUO EGIPTO