Berenice I de Egipto

Reina de la Dinastía Ptolemaica
 
Berenice I.jpg
Berenice I en el "Promptuarii Iconum Insigniorum"
 
Información personal
Nacimiento c. 340 a.C.
 
Fallecimiento 279-268 a.C.
 
Familia
Casa real Dinastía Ptolemaica
Padre Magas
Madre Antígona
Consorte Filipo, un noble macedonio
Ptolomeo I Sóter
Descendencia Con Filipo:
Magas, Rey de Cirene
Antígona (después reina de Epiro)
Posiblemente Teoxena (después reina de Sicilia)
Con Ptolomeo I Sóter:
Ptolomeo II Filadelfo
Arsínoe II
Filotera
 

Berenice I (c. 340 a.C. - 279-268 a.C.) fue una aristócrata macedonia que contrajo matrimonio con Ptolomeo I Sóter, convirtiéndose en la primera reina de la Dinastía Ptolemaica de Egipto.

Origen

Berenice era hija de un oscuro noble local llamado Magas y de Antígona. Su abuelo materno fue un aristócrata llamado Casandro, hermano de Antípatro, y a través de su madre entabló relación con su familia.

Primer matrimonio

En el 325 a.C., Berenice se casó con un aristócrata local llamado Filipo. Es posible que Filipo ya hubiera estado casado antes, y hubiera tenido hijos. En este primer matrimonio, Berenice dio a Filipo una hija, Antígona, que se convertiría en una de las esposas del rey Pirro de Epiro, un hijo, Magas de Cirene, y posiblemente otra hija llamada Teoxena.

Magas dedicó una inscripción a sí mismo y a su padre, cuando él sirvió como sacerdote de Apolo. Filipo dio el nombre de Berenicis a una nueva ciudad fundada por él. Filipo murió pocos años después del matrimonio.

Matrimonio con Ptolomeo

Ptolomeo I y Berenice I.

 

Después de la muerte de su primer marido, Berenice viajó a Egipto como dama de compañía de la prima de su madre, Eurídice, esposa de Ptolomeo I.

Ptolomeo I había sido uno de los generales de Alejandro Magno, y a la muerte de este se convirtió en el fundador de la Dinastía Ptolemaica del Antiguo Egipto. Ptolomeo I se fijó en la prima de Eurídice, casándose con ella en el 317 a.C. Berenice dio a Ptolomeo una hija, Arsínoe II Filadelfo, un hijo, Ptolomeo II Filadelfo y otra hija llamada Filotera.

En unas Olimpiadas desconocidas, ella fue vencedora en unas carreras de carros. Ptolomeo II fue reconocido como heredero de su padre en preferencia a los hijos de Eurídice. En el Mar Rojo fue construido un puerto al que se llamó Berenice. Cuando ella murió, Ptolomeo II y después Ptolomeo IV Filopator decretaron honores divinos para ella (Teócrito, Idilios xv. y xvii.).