"DENDERA"



Templo de Hator

Templo de Hathor, Dendera.

El Templo de Dendera, dedicado a la diosa Hathor, es el edificio principal de un conjunto de construcciones situadas dentro de un recinto amurallado. Está localizado a unos 2,5 km al sudeste de Dendera, Egipto. Es uno de los complejos egipcios mejor conservados, sobre todo su templo principal, gracias a que permaneció sepultado por arena y lodo hasta que lo desenterró el francés Auguste Mariette a mediados del siglo XIX. La zona pertenecía al sexto nomo del Alto Egipto, al sur de Abidos.

DETALLE DE LOS RELIEVES DEL TEMPLO DE HATOR

REFERENCIA DIDÁCTICA

Descripción

Parte del muro que rodeaba el complejo del Templo de Dendera.

La totalidad del complejo cubre alrededor de 40.000 metros cuadrados y está rodeado por un fornido muro de ladrillos de ocho a diez metros de altura. Dendera fue lugar de capillas y santuarios desde los comienzos de la historia del Antiguo Egipto. Al parecer el faraón Pepy I construyó en este lugar y existe evidencia de un templo de la dinastía XVIII (alrededor del 1500 a. C. Pero la más antigua construcción existente en la actualidad es el Mammisi levantado por Nectanebo I, el último de los faraones nativos (381-364 a. C.).

El complejo consta de:

Sanatorio de Dendera

 

Plano del templo

La construcción que más resalta dentro del complejo es el templo principal, llamado Templo de Hathor. El templo ha sido modificado en el mismo lugar desde los tiempos del Imperio Medio, y continuando hasta la época del Emperador romano Trajano. La estructura existente fue construida no después del Período helenístico de Egipto. El templo, dedicado a la diosa Hathor, es uno de los mejor preservados de todo Egipto. En los tiempos romanos fueron realizas posteriores ampliaciones.

                                                                                          

Las representaciones de Cleopatra VII presentes en los muros del templo son buenos ejemplos del arte del Egipto helenístico. Uno de ellos representa a Cleopatra y a su hijo, Cesarión, ubicado en la parte trasera del exterior del templo.

Cleopatra y a su hijo, Cesarión

Zodíaco de Dendera

La escultura del Zodíaco de Dendera es un relieve ampliamente conocido que fue encontrado en un templo greco-romano. Contiene imágenes de Tauro y Libra. Se hizo un bosquejo de él durante la Campaña Napoleónica en Egipto y en 1820 fue desmontado y actualmente se encuentra en el Museo del Louvre. Los egiptólogos lo datan del primer siglo antes de Cristo.

Necrópolis y criptas

La necrópolis de Dendera está compuesta por una serie de mastabas y data del Periodo Arcaico, desde el Imperio Antiguo hasta el Primer periodo intermedio de Egipto. La necrópolis se extiende desde el borde oriental de la colina occidental hasta la llanura norte. Las tumbas subterráneas del Templo de Hathor tienen un total de 12 cámaras. Algunos relieves están datados en las postrimerías del reinado de Ptolomeo XII. Las criptas fueron usadas como almacenamiento de vasijas y de iconografías divinas. Una apertura en la "Sala de las Llamas" lleva hasta una angosta cámara con representaciones en los muros de los objetos que se mantenían ahí. En la segunda cámara, un relieve representa a Fios de la VI dinastía.

Lámparas de Dendera

Las «Lámparas de Dendera» es el nombre dado en medios pseudocientíficos a varios relieves ubicados en el Templo de Hathor en Dendera, localizado en Egipto, por su aspecto parecido.

Los egiptólogos afirman que los relieves son una representación del dios egipcio Hor sematauy «Horus unificador de las Dos Tierras» Harsomtus en griego, que adopta diversas formas, y una de ellas es la de serpiente emergiendo de un loto.

Turismo

El Templo de Dendera es uno de los lugares del Antiguo Egipto más accesibles para los turistas. Es posible visitar prácticamente cada parte del complejo, desde las tumbas y al menos una cripta oculta, hasta el tejado. La posibilidad de subir al tejado y la calidad de lo conservado en el mismo, hacen del Templo de Hathor único en sus características.

TEMPLO DE MAMMISI (NACIMIENTO)

 

                                                                                                                               Mammisi

Es un término que en copto significa " lugar de nacimiento". Este término arquitectónico fue ideado por Jean-François Champollion en el siglo XIX, con el objetivo de dar un nombre a las casas de nacimiento divino, Per-Mes. Estos tipos de edificaciones estan relacionados con los los templos egipcios.


El más antiguo de los mammisi es el de Nectabeo I, dinastía XXX en el templo de Dendera.

Habitualmente eran edificios perípteros, que se situaban perpendiculares al eje del gran templo al cual estaban vinculados, como el de Dendera o Edfu, o junto al templo, como el templo de Debod y el de File. Los pórticos que formaban el naos estaban constituidos por columnas de capiteles compuestos, unidas entre ellas por intercolumnios historiados: muros decorados con bajorrelieves donde se representaba al soberano haciendo sacrificios y ofrendas a los dioses.

Disponía de varias salas que estaban consagradas a las distintas etapas del nacimiento divino. Se encontraban, en general, representaciones de las diosas destinadas a acompañar el parto celestial, o también, como garantes de la fertilidad: Tueris, Heket, Rattauy y las Siete Hathor que presidían el nacimiento y eran especialmente veneradas; también se encontraban Bes y Jnum, así como Osiris, dioses de fertilidad y prosperidad.

Era costumbre dedicar el templo a una tríada de dioses, padre-madre-hijo, ya que el mammisi era una versión arquitectónica del mito del nacimiento divino y su eterna repetición: matrimonio, nacimiento, crianza y entronización del sucesor. Por este motivo al final del Periodo Tardío estos edificios vienen a confirmar el restablecimiento del poder real que cada dinastía se dedicará a atestiguar en el corazón de los grandes santuarios del país, incluidos los emperadores romanos, utilizándolos como lugar de culto al renacimiento de la monarquía.

PUERTA DE DOMICIANO